SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La vida de dieta en dieta

Por Eleazar Lara-Pantin, MD, MSc.* -
La vida de dieta en dieta

Las dietas sucesivas tienen dos elementos principales que las caracterizan. Uno es restringir marcadamente las calorías. El otro es eliminar los micronutrientes que son indispensables para la salud y la vida. Esto sucede cuando se eliminan alimentos de la dieta debido a las calorías que aportan, sin considerar que son un vehículo fundamental de micronutrientes indispensables.

No es lógico esperar que el organismo funcione bien sin tener los micronutrientes necesarios; de hecho, quienes se dedican a restringir las calorías terminan con problemas propios de la desnutrición sin lograr perder el exceso de peso que les agobia. Por eso, es muy importante comenzar por analizar las verdaderas causas del problema que afecta a cada persona con sobrepeso, para actuar sobre ellas y alcanzar la figura corporal que desea sin hacerle daño al cuerpo.

¿Hacer dieta o comer bien?

El aumento de los depósitos de grasa que caracteriza a la obesidad es consecuencia del consumo de un volumen de alimentos superior al que nuestro cuerpo necesita. Esta necesidad varía de persona a persona. Las cantidades de alimento que requiere un individuo muy activo son diferentes a las que debe ingerir una persona de hábitos sedentarios, lo cual puede explicar, de una manera sencilla, por qué cantidades similares de comida engordan a unos y a otros no.

Lo primero que debe hacer una persona insatisfecha con su peso es analizar y evaluar su estilo de vida, con el propósito de equilibrar lo que come con lo que gasta (tipo de trabajo o ejercicios, entre otros). Si está claro que hay un problema de consumo alimentario superior a lo que realmente necesita, debe ajustar su alimentación a sus necesidades.

Si es notoria su actitud sedentaria, debe aumentar sus niveles de actividad física, no sólo para rebajar de peso, sino también para prevenir las enfermedades crónicas, que representan hoy las principal causa de muerte en el mundo desarrollado.

Para adecuar la alimentación a las necesidades, en la mayoría de los casos basta con controlar los excesos, no eliminando totalmente esos alimentos que sabemos que estamos comiendo de más porque nos gustan, sino disminuyendo el tamaño de sus raciones y la frecuencia de su consumo.

La verdad es que una persona con sobrepeso tiene que hacer cambios permanentes en su esquema alimentario y no hacer una “dieta para rebajar”. Abandonar la dieta restringida para regresar a lo que antes hacía le llevará progresivamente hacia un peso superior al que tenía cuando comenzó “aquella primera dieta”.

Es necesario recordar una verdad nutricional que nunca ha perdido vigencia: lo importante es comer de todo sin abusar de nada.

*Especialista en Nutrición. Vicepresidente de Desarrollo de Productos de DrTango, Inc.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?