SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La “píldora del día después” no funciona en mujeres obesas

Por Gabriela Garcia -
La “píldora del día después” no funciona en mujeres obesas

Un grupo de investigadores de la Universidad de Edinburgo, en Escocia, evaluó la efectividad de los anticonceptivos de emergencia, y demostró que no siempre funcionan. 

En pruebas realizadas en 2011, se comparó la eficacia de las drogas habitualmente utilizadas para estos casos: el acetato de ulipristal (UPA por sus siglas en inglés) y el levonorgestrel. Y según se observó, el riesgo de que el medicamento no cumpla su función es tres veces mayor en mujeres obesas. Y más alto aún si éstas han tomado levonorgestrel en lugar de UPA. 

De estos resultados surge la necesidad de que en casos de obesidad, o a partir de un índice de masa corporal (IMC) superior a 25, los médicos sugieran métodos de anticoncepción más seguros, como los dispositivos intrauterinos o las pastillas anticonceptivas. De todos modos, todas las mujeres deberían utilizar anticonceptivos efectivos inmediatamente después de haber recurrido a los de emergencia.

A raíz de este hallazgo, Norlevo una “píldora del día después” fabricada en Francia, ha decidido cambiar su envase para agregar esta advertencia. Se trata de la versión europea de Plan B One-Step, ya que tiene la misma fórmula. A partir de ahora, incluirá la leyenda de que no es efectiva para mujeres de más de 176 libras (80 kg), y que pierde efectividad a medida que la mujer sobrepasa las 165 libras (75 kg).

La compañía fabricante del medicamento, HRA Pharma, aclaró que esta imposibilidad de que actúe en mujeres obesas no se podría suplir con dosis más altas de levonorgestrel, su ingrediente activo. Por eso las mujeres con estas características deben consultar con su médico por otras opciones de anticoncepción. 

Según voceros de la compañía, cuando notaron que había un impacto en la eficacia del producto relacionado con el peso, consideraron ético reportarlo y darle transparencia al asunto. Tanto Norlevo como Plan B son más efectivas si se toman dentro de un máximo de 3 a 5 días después del acto sexual sin protección. De todos modos, si la mujer ya está embarazada, no detiene el proceso de gestación, ni afecta la salud del feto. 

La FDA aprobó la venta libre de levonorgestrel para mujeres a partir de los 17 años, pero en menores requiere prescripción médica. La otra droga utilizada en estos casos, el acetato de ulipristal, siempre requiere de receta médica, sin importar la edad.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?