SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

La Dieta del Divorcio

Por MiDieta -
La Dieta del Divorcio


Sylvia era la típica mujer de cuarenta y pico abandonada. No sólo por su esposo, que después de 20 largos y felices años de matrimonio, decidió armar la maleta e irse. Sino abandonada por ella misma. 

Durante los primeros años de casada aumentó de peso y jamás pudo bajarlos. Probó casi todas las dietas de moda, pero entre las tareas de la casa, más las de su trabajo, luego de unos años se dio por vencida y ya no lo volvió a intentar.

Pero la vida te da sorpresas, y después de divorciarse Sylvia se convirtió en otra persona. Literalmente. Después de unas semanas de llorar por los rincones, se dijo: ¡esto no me va a derrotar! Y con la energía de una guerrera, se puso una vez más a dieta pero esta vez, la cumplió a rajatabla y comenzó a hacer ejercicio. Perdió casi 60 libras (casi 23 kilos), que se le notan más que a nadie, ya que es una persona de baja estatura. 

La dieta del divorcio

No es la primera y única persona en el mundo que pierde peso luego de un divorcio. Por eso, muchos le han puesto nombre a este fenómeno: “la dieta del divorcio”. Así lo explica Rosemary Frank, experta en divorcios y abogada de Sylvia. “La pérdida de peso después de la separación es el resultado del impacto que produce el divorcio en muchas personas. El divorcio es una muerte. Es la segunda pena más grande que alguien puede tener, después de la pérdida de un hijo”. 

Con una larga experiencia en asesoramiento en divorcios, Frank explica la “dieta del divorcio” en pocas palabras: “No comen y al mismo tiempo hacen mucha actividad física en forma vigorosa para ir liberándose de a poco de la ira y la frustración que ellos sienten debido a la separación”. 

Lo cierto es que en Internet se habla de la dieta del divorcio como si fuera una de las dietas de moda. Incluso, ya hay libros publicados con “la dieta del divorcio”, que no es ni más ni menos que un plan para ponerse en forma en 30 días. El objetivo detrás de todo esto es volver al mercado “transformado”, de modo que no sea tan duro volver a tener una cita. Quién dice que en esta segunda –o tercera o cuarta- vuelta, tengamos una mejor pesca. 

Consejos para recuperarse después de un divorcio

Según la Dra. Susan Pease Gadoua explica en un artículo publicado por Psychology Today, “el tiempo que se demora una persona en recuperarse de un divorcio depende de una cantidad de factores, que incluyen cuánto tiempo de casados llevaban, el tipo de relación, si el divorcio a uno le tomó de sorpresa, entre otros".

Mientras tanto, durante el tiempo que lleve recuperarse, nada mejor que adoptar hábitos sanos para sentirse y verse cada día mejor:

  • Vive en forma saludable. Si tu matrimonio se había transformado en algo tóxico, opta por tener una vida saludable, en todos los sentidos. Cuando vayas al mercado, compra frutas y verduras en lugar de snacks o postres. 
  • Aprende a vivir contigo mismo. Muchos divorciados creen que no vale la pena cocinar para uno solo y por eso, pasan por el restaurante de comida rápida más cercano y se compran una hamburguesa extra grande (para no quedarse con hambre)
  • Tómate tu tiempo para recuperarte. No te presiones para volver a ser la persona alegre que eras antes del divorcio. Acepta tu situación y ten paciencia hasta que la herida esté cicatrizada. 
  • Haz ejercicio en tu tiempo libre. En lugar de tirarte en la cama a llorar o en el sofa a ver televisión, sal a caminar o a andar en bicicleta. La actividad física tiene un potente efecto para prevenir la depresión y además te ayudará a mantenerte en forma. 
  • No dejes de comer. Muchas mujeres, al no tener que cocinar más para sus esposos, directamente optan por pasar las comidas de largo. Por el contrario, muchos hombres, al no tener quién les cocina, prefieren “apagar” el hambre bebiendo o comiendo comida rápida. Tener una alimentación saludable te ayudará a recuperar tu figura y a prevenir enfermedades. 
  • ¡Mantente en movimiento! Si tu vecina siempre te invitaba a salir a caminar con ella y siempre le decías que no podías porque tenías que prepararle la cena a tu esposo, ¡es hora de que aceptes la invitación! Puedes dejar organizada la cena desde antes si lo deseas. Al hacer ejercicio te sentirás con más energía además de que te ayudará a tener una vida social más activa. 

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?