SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Guerra del azúcar: culpan a los fabricantes de bebidas

Por Gabriela Garcia -
Guerra del azúcar: culpan a los fabricantes de bebidas


Un estudio coordinado por Quanhe Yang, PhD de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC), determinó que el consumo excesivo de azúcar duplica el riesgo de muerte por causas cardíacas. La afirmación surge tras evaluar el alto nivel de endulzantes presentes en bebidas y comidas procesadas. 

Los hallazgos fueron publicados en el Journal de la Asociación Médica Americana (JAMA) y determina que las personas cuyo consumo de azúcar representa un cuarto o más de las calorías diarias permitidas, tienen el doble de riesgo de morir por causas cardíacas que quienes consumen solo un 7 %.

Según la experta, estos resultados son preocupantes, y aunque no se sabe exactamente cómo afecta el azúcar al corazón, aumenta la presión sanguínea y los niveles de triglicéridos y colesterol “malo”. 

Para la mayoría de los adultos, las bebidas son la principal fuente de azúcar. Sin embargo, no hay una guía unificada que especifique las cantidades recomendadas: el Instituto de Medicina sugiere un equivalente en azúcar menor al 25 % de las calorías totales diarias, mientras que la Organización Mundial de la Salud recomienda menos de 150 calorías diarias en hombres y menos de 100 en mujeres. La ingesta calórica diaria, según el Departamento de Agricultura, es de 2,200 a 2,800 y de 1,800 a 2,200 respectivamente para hombres y mujeres medianamente activos.

El 37 % de las azúcares de la dieta se consumen en las bebidas endulzadas, postres, jugos de fruta y dulces. De todos modos, el consumo diario de azúcar se ha reducido en los últimos años, y bajó del 16,8 % entre 1999 y 2004 al 14,9 % entre 2005 y 2010. 

En respuesta a la publicación de este informe, la industria de las bebidas salió al cruce para defender sus productos. Y recuerda que según los CDC, el consumo de azúcar agregado ha bajado entre las personas adultas, en parte porque muchas compañías han innovado para ofrecer bebidas bajas en azúcar, o directamente sin ella. 

Por otra parte, en el estudio en cuestión, no se ha podido demostrar que las enfermedades cardiovasculares sean provacadas por el consumo de bebidas azucaradas en particular. Y utilizaron datos del 2006, y desde ese entonces el consumo de azúcar en el país ha disminuido considerablemente. 

Según el Instituto Nacional del Corazón, Pulmones y Sangre de los Institutos Nacionales de la Salud, el mayor riesgo de enfermedad cardiaca está dado por la alta presión sanguínea, colesterol elevado, diabetes, sobrepeso, tabaquismo, sedentarismo y estrés. Y no vincula el consumo de azúcar como factor de riesgo para el corazón.

Como último punto de su defensa, la cámara fabricante de gaseosas comenta que hay dos estados con altos impuestos a las bebidas azucaradas, y sin embargo, figuran entre los 10 con más alta tasa de obesidad en todo el país.

La batalla está planteada, y sin duda, con términos nada dulces. 

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?