SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

En las zonas rurales no sólo las vacas son gordas

Por MIDieta -
En las zonas rurales no sólo las vacas son gordas


Una investigación realizada por Christie Befort, Ph.D. y profesora de medicina preventiva y salud pública de la Universidad del Centro Médico de Kansas demostró que los habitantes de zonas rurales de los Estados Unidos tienen mayores probabilidades de ser obesos que quienes residen en zonas urbanas. Esto se puede atribuir a dos razones relevantes: la dieta característica y el aislamiento. 

Los investigadores analizaron información brindada por el Centro Nacional de Estadísticas de la Salud, donde se evaluó la altura y el peso de esa población; éste es el primer estudio al respecto que se realiza en más de tres décadas. Según explica la experta, hasta ahora sólo se contaba con estudios basados en datos proporcionados personalmente por los individuos involucrados en la investigación, pero éstos en general subestiman la prevalencia de la obesidad. 

El estudio, que fue publicado en el Journal de Salud Rural, permitió determinar que la dieta de las zonas rurales de EU es mucho más alta en grasas. También demostró que hay mayor cantidad de obesos entre los jóvenes - de entre 20 y 39 años - que viven en esas zonas, en comparación con los de zonas urbanas. 

Esto no sucede entre los grupos de más edad, y la profesora explicó que se podría atribuir en parte al aumento de la mecanización de tareas que antes requerían un mayor esfuerzo físico. Cada vez hace falta menos gente para producir la misma cantidad de alimentos. “Hoy la actividad física tiene que ser compensada con dieta y tecnología y esto requiere de un cambio cultural, ya que las áreas rurales no tienen la cultura de la actividad física en el tiempo libre”, opina. 

"Hay una dieta cultural definida en las zonas rurales de América, llena de productos deliciosos y hechos en casa, que incluyen mucha carne y postres”, describe Befort. También informó que la población tiene que desplazarse cuado necesita acceder a centros de cuidado de la salud o que cuenten con actividades relacionadas con un mejor estilo de vida. A modo de ejemplo, citó que es muy difícil que la gente pueda ir a un gimnasio cuando vive en una zona donde sencillamente… no hay.

Al momento de hacer este estudio, se analizaron factores que podrían afectar a la obesidad como el tipo de dieta, actividad fisica, edad, raza, género y nivel de educación. Y si bien residir en áreas rurales no se suele tomar como una “categoría” relacionada con problemas de la salud a raíz de la obesidad, este estudio podría determinar que el lugar de residencia puede tener un rol fundamental en lo que respecta a la obesidad.

Un informe del Servicio de Investigación Económica del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos revela que la distancia entre las zonas rurales y los centros urbanos crea una barrera que frena el desarrollo. Hay un limitado acceso a la información, la innovación, el comercio, los servicios y las finanzas que son las que mueven hoy la economía. 

Este aislamiento es paradójico, ya que en las zonas rurales hay poco acceso a la comida saludable…aunque la que se consume en la nación provenga de esos lugares. Las comunidades rurales no cuentan con sitios donde aprovisionarse, y los comercios no prosperan ya que es muy difícil su sostén económico. 

Alan Morgan, director del organismo Asociaciones Nacionales para la Salud Rural opina que no se puede ignorar el nexo entre pobreza y obesidad, y el impacto desproporcionado que tiene en la “América rural”. Por eso considera que si se quieren reducir los costos de cuidados de la salud y mejorar la salud de la nación, es necesario considerar la obesidad de las zonas rurales como un tema primordial a solucionar. 

Afortunadamente ya hay políticas federales que están empezando a considerar las conexiones entre el acceso de las poblaciones rurales a la comida y la salud. En febrero de 2010 el presidente Obama anunció el plan “Iniciativa para el Financiamiento de Alimentos Saludables” que busca asistir a comunidades rurales que atraviesan por dificultades en el acceso a la comida.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?