SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Halloween: una mujer quiso entregar cartas a los niños en lugar de dulces

Por Gabriela Garcia -
Halloween: una mujer quiso entregar cartas a los niños en lugar de dulces

En estas épocas de Halloween, los nutricionistas, médicos y dentistas están especialmente aterrorizados. Y no es sin duda por la imagen de los fantasmas y monstruos sino por el daño inevitable que ocasiona el consumo indiscriminado de azúcar y dulces. 

Una madre de Fargo, en Dakota del Norte, decidiò hacer “justicia por mano propia”. Para ello, llamó a un programa de radio para anunciar que todo niño con sobrepeso que pasara por su casa no recibiría dulces…sino una carta para sus padres. 

Según relata un directivo de la radio local Y94.com, una mujer, que dijo llamarse Cheryl pero que no quiso dar su apellido, llamó al programa The Y94 Morning Playhouse para contar sus intenciones. Su propósito era enviar un mensaje a los padres de esos niños con sobrepeso exagerado. “Creo que mandar a sus hijos a buscar dulces porque todos los niños lo hacen, es una decisión irresponsable”, opinó. 

Al rato, la página de Facebook del programa exhibía el texto de la carta que les habría llegado por mail. Partes de la misma enuncian: “Su hijo, en mi opinión, es moderadamente obeso y no debe estar consumiendo azúcar y dulces en esta época de Halloween, tal como hacen los demás niños. Mi intención es que como padre, usted controle la cantidad de dulces que se consumen en Halloween, y que no permita que sus hijos tengan hábitos poco saludables”. 

La misteriosa Cheryl, que no tiene estudios de medicina, según reveló al periodista del programa, quiere evitar que los niños consuman “calorías ridículas” que luego los hagan sentir miserables o acosados en la escuela. También quiere ayudar a mejorar la salud de su comunidad, ya que el consumo indiscriminado de azúcares puede provocar enfermedades como cáncer y diabetes.

• Los cuidados de la salud en los niños

Es probable que los destinatarios de la carta, si es que alguna vez llegaron a leerla, la hayan recibido con desagrado, tal vez por la intromisión de esta madre anónima, que al parecer tuvo buenas intenciones pero poco tacto, ya que no midió el posible impacto de su conducta. 

Según Katie Gordon, profesora de psicología clínica de la Universidad de North Dakota, este mensaje podría afectar emocionalmente al niño en lugar de ayudarlo. En el caso de un menor vulnerable, puede llegar a disparar mayores problemas. Por otra parte, la experta sugiere que un niño puede tener sobrepeso y sin embargo, comer sano y hacer ejercicio. Por eso este tipo de “ayuda” puede ser poco efectiva, y está muy lejos de ser una solución.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?