SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

El trabajo engorda

Por Carola Sixto -
El trabajo engorda


El sedentarismo está íntimamente relacionado a los avances tecnológicos: en 1900, el 80% de los trabajos demandaba tareas físicas, mientras que el 20% eran trabajos “cerebrales”. Por el contrario, según explica el informe “Obesidad: hechos, cifras y directivas”, del Centro de Estadísticos de Salud de Virginia del Norte (en inglés,West Virginia Health Statistic Center), para el 2020 se estima que el 80% de los empleos serán “cerebrales”, mientras que sólo el 20% serán “manuales”.

El Centro de Control de Enfermedades de los Estados Unidos sugiere a los adultos que llevan una vida sedentaria realizar al menos 30 minutos de actividad física moderada por día.  Para cumplir con este objetivo y, además, bajar de peso, algunas opciones son:

Ve caminando al trabajo

Caminar enérgicamente durante 30 minutos o en tres caminatas de 10 minutos cada una, es la alternativa más accesible para todos. Sobre todo, si el objetivo es realizar una actividad que pueda perdurar en el tiempo. Si vas al trabajo en auto, estaciónalo lejos de tu oficina. Si vas en ómnibus o tren, desciende una o dos paradas antes y camina. También, evita usar el elevador y utiliza las escaleras.

Lleva tu propia comida

En lugar de comprar un sándwich o una hamburguesa, comienza a llevarte tu propia comida. Además de ahorrar dinero, comerás alimentos más sanos y libres de grasas.

Olvídate de los snacks

A media mañana o tarde, es prácticamente imposible no sentir deseos de comer un snack.  Los deliciosos chips de queso, por ejemplo, aportan 160 calorías, cada vez que te sirves.  En su lugar, cuando tengas apetito entre horas, puedes comer:

  • Nueces:  aunque no son reducidos en calorías y grasa, te mantendrán satisfecho por un largo rato, mientras te aportan fibras.
  • Manzana:  es el alimento indicado para reemplazar los snacks.
  • Snacks naturales con queso:  lleva en un envase plástico un poco de queso cottage junto con algunos palitos de zanahoria, apio, tomates cherry, brócoli, coliflor o calabacín. Tendrás un snack liviano y balanceado.
  • Yogur y frutas: los yogures descremados con frutas o granola, son ideales para saciar el apetito.
  • Galletas crackers con queso: puedes comer 4 o 5 crackers con una feta de queso cortado.
  • Salsa de edamame con galletas crackers: la soja es un vegetal que proporciona muchas proteínas. Si lo combinas con galletas con mucha fibra, lograrás un tentempié muy nutritivo.

No comas en tu escritorio

Si pones un paquete de galletas en tu escritorio, comprobarás que te lo terminarás sin darte cuenta, mientras envías mensajes electrónicos, realizas llamados telefónicos u ordenas papeles. En todo caso, si estás hambriento, tómate unos minutos y cómete un snack reducido en calorías.

Haz ejercicio en tu trabajo

Los intercomunicadores, el correo electrónico y los mensajes de texto son indiscutiblemente cómodos. Puedes comunicarte con quien quieras, sin moverte de tu lugar de trabajo. ¡Ese es el problema si lo que quieres es no engordar! Deja de lado la tecnología y cada vez que tengas que decirle algo a algún compañero, ¡díselo en persona! Ganarás en salud y también…en eficiencia.

En el horario de almuerzo, no te quedes en el trabajo

El horario del almuerzo es ideal para hacer ejercicio. Después de comer la comida que te llevas de tu casa, ¡ponte un calzado cómodo y sal a caminar por los alrededores! Te servirá no sólo para quemar calorías sino también para liberar el estrés.

Fuentes:

Snacking smart at work, publicado en HealthCastle.com

Obesity: facts, figures, guidelines, publicado por West Virginia Health Statistic Center

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?