SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Los casinos harían enriquecerse y...¡adelgazar!

Por -
Los casinos harían enriquecerse y...¡adelgazar!


Un estudio realizado por la Escuela de Salud Pública John Hopkins Bloomberg, en Baltimore,  analizó el caso de los indios americanos de California, que lograron disminuir la tasa de obesidad con los ingresos que obtuvieron de los casinos que construyeron en sus tierras. 

Los investigadores demostraron la importancia de generar recursos en ciertas comunidades, como eslabón fundamental para reducir la pobreza y tamibén los riesgos para la salud sus habitantes. 

Según explica el doctor Neal Halfon, del Centro para Niños, Familias y Comunidades más Sanas, de la Universidad de California, “si tuviéramos una especie de gran jeringa para inyectar dinero en una comunidad, veríamos cómo cambia la situación”. En el caso de California, bajó la tasa de obesidad. 

El doctor Halfon no estuvo involucrado en el estudio, pero opinó sobre el mismo en un artículo publicado en el Journal de la Asociación Médica Americana. En él explica que un entorno poco seguro y estresante produce grandes pérdidas de potencial humano, en especial entre los más pequeños. Y si bien está claro que la solución no es poner un casino en cada vecindario, quedó demostrado que un aumento en el ingreso familiar puede eliminar presiones, y ayuda a que la familia dedique más recursos a la crianza de sus hijos. 

Según la líder del estudio Jessica C. Jones-Smith, en el trabajo se observó que los niños indígenas de EE.UU. tienen altas tasas de obesidad, y se estima que un 48 por ciento de ellos son obesos o tienen sobrepeso, y son una vez y media más propensos que otros jóvenes a tener sobrepeso. Junto con su equipo, analizó datos del último censo de EE.UU. y los programas de actividad física, para poder medir el impacto que produce el flujo de fondos en los más jóvenes de la comunidad. 

Examinaron las alturas y pesos de los niños y tuvieron en cuenta la cantidad de casinos que se construyeron y ampliaron en las tierras de los indios entre 2001 y 2012. De ahí surgió que se agregó un promedio de 13 máquinas tragamonedas por residente, que representa un aumento de $7,000 dólares en la renta anual per cápita. Las leyes federales exigen que las ganancias de los casinos vuelvan a sus comunidades o se destinen a la caridad.

En el caso de California, el dinero se utilizó para construir más centros recreativos y campos de juego, que ayudan a que los niños hagan más actividad física. Y también permitió que los padres compraran alimentos más saludables y con menos calorías para que sus hijos se alimenten mejor. 

Este cambio permitió bajar la obesidad en un 2,5 % según informó Jones-Smith. La experta también remarcó que en el estudio no buscaron determinar si los casinos son un ejemplo para lograr un mayor desarrollo económico, sino solo aislar el impacto que tuvieron en la salud infantil de la población de indios de California. 

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?