Editar mi perfil

EE.UU.: preocupa la seguridad alimentaria

Por Por Amanda Gardner, Reportero de Healthday -

Topps, que se promovía como el fabricante líder de hamburguesas congeladas, se declaró en bancarrota después de retirar del mercado 22 millones de libras (casi 10 millones de kilos) de carne de res debido a la contaminación por E. coli.

  • Sam's Club retiró de todo el país 840.000 libras (unos 381,000 kilos) de una marca de hamburguesas de res por considerarla responsable de cuatro casos de intoxicación por E. coli.
  • ConAgra Foods pidió a las tiendas que retiraran de sus anaqueles sus populares pasteles de pollo y pavo después de que fueran relacionados con al menos 139 casos de salmonella en 39 estados.
  • Se reportaron 145 casos de intoxicación alimentaria en los Estados Unidos.

¿Una coincidencia? o ¿el problema de la seguridad alimentaria en Estados Unidos es mucho más grande y preocupante?

Los expertos afirman que estos eventos se deben a la combinación de una mayor atención pública y fallos significativos en el sistema de seguridad alimentaria del país, tanto en la producción como en la supervisión.

"Todo esto no es más que una indicación de problemas en el sistema", dijo Michael Hansen, científico principal de Consumers Union. "El nivel de concienciación es mayor, porque los medios le están haciendo caso. Los datos (de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) muestran un incremento en los casos de intoxicación alimentaria. Y, en un ambiente de mayor atención, el gobierno actúa más".

Estos problemas son tan sólo los últimos de una larga línea de acontecimientos desafortunados. Por ejemplo, ConAgra, fabricante de los cuestionables pasteles, también elaboró la mantequilla de cacahuate contaminada con salmonella que enfermó a 625 personas en 47 estados a principios de año.

¿Qué se ha hecho mal?

Por un lado, es probable que debido al ambiente actual de mayor sensibilidad para los asuntos de seguridad alimentaria, tanto los consumidores como los pacientes relacionen los hechos con más frecuencia.

"Creo que con la atención de los medios en los últimos años, las personas tienen más cuidado cuando visitan a su médico para establecer una conexión entre algunos eventos, sobre todo si experimentan un tipo de trastorno gastrointestinal, y los médicos son más diligentes en hacer tal conexión", afirmó el Dr. Philip Tierno, director de microbiología e inmunología clínica en el Centro Médico de la Universidad de Nueva York.

Sin embargo, una parte del problema también radica en la producción alimenticia y el sistema de distribución.

Cualquier hamburguesa de res contiene carne de varios animales distintos. "Un animal contaminado puede estropear un gran cantidad de carne de res molida", señaló la Dra. Helene Andrews-Polymenis, profesora asistente de patogénesis molecular y microbiana del Colegio de medicina del Centro de ciencias de la salud Texas A&M.

Y no es tan sencillo determinar qué animales están realmente enfermos, porque los que portan gérmenes potencialmente dañinos en sus intestinos no muestran ningún tipo de síntoma, dijo Andrews-Polymenis.

"Los animales obviamente enfermos son rechazados en el matadero, pero estos animales no están enfermos", apuntó. "Tenemos que encontrar mejores formas de averiguar qué es lo que ocurre. Un modo sería a través de pruebas microbianas básicas sobre reses muertas. Mientras más dinero público se invierta en la investigación y en los problemas de seguridad alimentaria, tendremos menos inconvenientes de este tipo".

Hansen agregó que los suministros de carne utilizados para las hamburguesas a menudo son usados de un día para el otro. Si no se conservan bajo condiciones estrictas, son la receta perfecta para el desarrollo de bacterias.

También está el gran problema de la industrialización y centralización del sistema alimenticio del país.

"(En 2006) Natural Selection Foods retiró del mercado sus productos de espinaca. ¿Para cuántas marcas distintas empacaban las espinacas? Docenas y docenas", dijo Hansen. "Cuando se empiezan a concentrar las cosas, un problema pequeño puede convertirse en uno enorme".

La globalización de la producción alimenticia también constituye una parte del problema. "Estamos recibiendo productos de todas partes del mundo con más frecuencia que nunca antes", dijo Tierno, autor de The Secret Life of Germs(La vida secreta de los gérmenes) y Protect Yourself Against Bioterrorism(Protéjase contra el bioterrorismo). "La enfermedad diarreica que tuvo lugar la semana pasada en el tercer mundo podría tocar a su puerta mañana".

Si estas tendencias se combinan con fallos en la regulación, los problemas se magnifican. Expertos como Hansen declaran que no se hacen suficientes inspecciones en las plantas alimenticias en general. Y esto se debe a que no hay suficientes inspectores del gobierno para que hagan ese trabajo.

De hecho, las inspecciones inadecuadas son tan sólo uno de los innumerables problemas que afectan el sistema de seguridad alimentaria del gobierno, señalaron los expertos.

Otro problema es la falta de una autoridad de retirada obligatoria. Todos los productos son retirados de manera voluntaria por la compañía. "Que el gobierno no tenga autoridad para ordenar el retiro de productos del mercado es absurdo", destacó Hansen.

Algunos han propuesto la creación de una especie de "árbitro" alimenticio centralizado que controle todos los problemas de seguridad alimentaria, en lugar del sistema actual fragmentado, que está dividido desigualmente, y muchos dicen que indiscriminadamente, entre la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) y el Departamento de Agricultura.

"Han estado hablando de llevar esta posición a nivel del gabinete", apuntó Tierno.

Es obvio que gran parte de la carga de la solución recae en las grandes empresas y el gobierno, pero hay cosas que los consumidores pueden hacer.

"Pueden cocinar sus alimentos a altas temperaturas si desean acabar con las bacterias", dijo Hansen.

También, deben tener cuidado de que no se produzcan contaminaciones cruzadas a través de superficies. Si se trocea el pollo en una tabla de cortar, hay que limpiar la tabla y el cuchillo antes de usarlos para preparar la ensalada o verduras.

"La gente puede concentrar sus esfuerzos a nivel local tales como acudir a los mercados de productores o unirse a la práctica de la agricultura apoyada por la comunidad", recomendó Hansen.

Más información

Visite los U.S. Centers for Disease Control and Prevention para más información sobre la seguridad alimentaria.

Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTES: Michael Hansen, Ph.D., senior scientist, Consumers Union, Washington, D.C.; Helene Andrews-Polymenis, D.V.M., Ph.D., assistant professor of microbial and molecular pathogenesis, Texas A&M Health Science Center College of Medicine, Temple; Philip Tierno, M.D., Ph.D., director, clinical microbiology and immunology, New York University Medical Center, New York City © Derechos de autor 2007, ScoutNews, LLC

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo