SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Dieta: Una jornada nocturna saludable

Por Equipo de MiDieta™ -
Dieta: Una jornada nocturna saludable

¿Tienes un horario inusual de trabajo? Puede ser muy difícil seguir un plan de alimentación saludable cuando trabajas durante la noche y tienes que descansar en el día. Encuentra aquí algunos consejos que te ayudarán a mejorar tu estilo de vida.

Las jornadas de trabajo nocturnas pueden alterar tu estilo de vida, interrumpiendo tu patrón de sueño, actividades sociales, hábitos de alimentación y actividad física. Varios estudios han demostrado que estos cambios de hábitos podrían aumentar la presión arterial, el colesterol, el azúcar y el ácido úrico en la sangre, los cuales son factores importantes de riesgo para sufrir enfermedad coronaria. Se ha encontrado en estudios que las personas que  duermen menos, tienen mayor tendencia a sobrepeso. Además, los horarios desordenados de comidas pueden provocar irritación en el estómago y provocarte gastritis. Encuentra aquí algunos consejos que te ayudarán a integrar hábitos saludables dentro de tu rutina:

  • Adapta los tiempos de comida a tu horario. Tómate un tiempo para establecer el horario de cada comida de acuerdo a tu rutina. Haz la cena antes de la media noche y come una refacción rica en fibray proteína durante la madrugada. Antes de ir a dormir en la mañana, asegúrate de comer un desayuno ligero. Evita quedar muy lleno(a) para que puedas dormir mejor.
  • Evita las comidas ricas en grasa y azúcar. Éstas retardan tu digestión y te hacen sentir adormitado(a) y cansado(a), además de irritar tu estómago y provocar gastritis. Además, aléjate de alimentos irritantes que pueden causarte reflujo como las bebidas carbonatadas, chocolate, chile picante, comidas ricas en grasa y condimentos.
  • Toma suficiente agua. Mantenerte hidratado te ayudará a conservar una buena digestión.
  • Evita la cafeína, las bebidas carbonatadas y el alcohol. Éstas no sólo irritan tu estómago, sino que también alteran tu digestión y tu patrón de sueño.
  • Toma un desayuno completo y ligero. Incluye lácteos bajos en grasa, cereales integrales y fruta. Un consumo adecuado de fibra mejorará tu digestión y te ayudará a evitar fluctuaciones del azúcar en la sangre y a mantener los niveles en un nivel adecuado.
  • Durante el día, asegúrate de incluir suficientes vegetales y frutas.
  • Cuando te vayas a dormir, prepara un ambiente adecuado y agradable. Cierra las cortinas para que la habitación esté oscura y fresca. Baja el volumen de tu teléfono para evitar interrupciones.
  • El ejercicio diario te mantendrá saludable y te ayudará a disminuir el estrés.  Al mantenerte en forma, mejorarás la capacidad que tu cuerpo tiene para mantenerse alerta. Haz por lo menos 45 minutos de ejercicio cardiovasculardespués de tu descanso.

Si piensas que tu horario de trabajo hace que sea imposible seguir un estilo de vida saludable, piénsalo dos veces. Sólo necesitas una buena organización en tu plan de alimentación y ejercicios, además de un buen descanso, para tener éxito.

Literatura revisada:

Gangwisch, J., Malaspina, D., et al. Inadecuate Sleep as a Risk Factor for Obesity: Analyses of the NHANES I. 2005. SLEEP. Vol. 28, No. 10, pp. 1289 -1296. Revisado en agosto 2009 desde:  http://www.journalsleep.org

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?