SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cuando no toleras la lactosa

Por Ana C. López, Licenciada en Nutrición, Equipo de MiDieta™ -
Cuando no toleras la lactosa

Contrario a lo que muchos piensan, no siempre es necesario eliminar por completo los  productos lácteos  cuando se tiene intolerancia a la lactosa.

Las personas que presentan este trastorno no pueden digerir adecuadamente la lactosa, que es el azúcar presente en la leche y sus derivados, debido a que su intestino no produce suficiente lactasa, la enzima encargada de la digestión de la lactosa.  Los síntomas característicos son: flatulencia, distensión abdominal e incluso diarrea.

Las siguientes recomendaciones te pueden ayudar a reducir los molestos síntomas de la intolerancia a la lactosa:

  • Detecta cuál es la cantidad de lactosa que tu cuerpo te permite consumir. El grado de intolerancia a la lactosa varía entre una persona y otra, lo cual hace que algunos puedan tolerar una mayor cantidad de leche o productos lácteos que otros.
  • Cuando comas leche o sus derivados, es mejor que lo hagas en pequeñas cantidades a lo largo del día y no en grandes cantidades durante un solo tiempo de comida. Cuando se eliminan completamente los lácteos, usualmente empeora la intolerancia a lactosa, mientras que aumentar poco a poco la cantidad que se come de ellos puede ayudar a mejorar la condición. Además, recuerda que estos alimentos son la principal fuente de  calcio en nuestra alimentación, por lo que no comerlos puede representar un mayor riesgo de presentar osteoporosis en un futuro.
  • Combina la leche y sus derivados con otros alimentos en lugar de comerlos con el estómago vacío. Esto hará que la digestión se realice lentamente y, por lo tanto, dará más tiempo para que la lactasa pueda realizar su función.
  • Cuando se trate de quesos, prefiere los duros, como el suizo, parmesano, colby y el cheddar, pues tienen una menor cantidad de lactosa.
  • Utiliza productos sin lactosa, como la leche libre de lactosa, la leche de soya y el queso cottage.
  • Elige productos lácteos fermentados, pues éstos no sólo tienen una menor cantidad de lactosa, sino que pueden incluso ayudar a mejorar los niveles de lactasa a nivel intestinal. El principal producto en esta categoría es el  yogur.
  • Para evitar momentos de incomodidad cuando vayas a comer  fuera de casa, puedes llevar contigo una pastillita de lactasa para tomar antes de comer.

A pesar de que estas recomendaciones pueden ser útiles para la mayoría de personas, es importante que cuentes con la asesoría de tu médico, en especial para monitorear los síntomas y determinar la gravedad de tu problema. La asesoría de una dietista también es fundamental para que te asegures de tener una alimentación saludable y que llene tus requerimientos de todos los nutrientes esenciales.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?