SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cuando él no ayuda

Por MiDieta™ -
Cuando él no ayuda

Si de dietas se trata, la vida en pareja no siempre favorece a la mujer. Un estudio confirmó que no sólo consumen más  grasas  sino que la ingesta de calorías suele crecer si aumentan las discusiones hogareñas. A esto se suma que la nueva vida implica un verdadero choque de costumbres gastronómicas en las que él no suele ceder demasiado terreno.

Al principio -explican expertos de la Universidad de Newcastle, los autores del trabajo- la pareja trata de complacerse a través de la comida, se esfuerza por coincidir a la hora de cena, acuerdan probar alimentos “nuevos”.

Según la investigación, en esta primera etapa los hombres incorporan alimentos más saludables, verduras, frutas, muchos productos ajenos a sus heladeras de solteros. A las mujeres, sin embargo, les ocurre lo contrario: tienden a ganar peso e incrementar el consumo de alimentos con alto contenido de grasa y azúcar. Sin embargo, se mantiene un equilibro.

Pero este escenario paradisíaco va cambiando a medida que pasan los meses y lo que sigue puede ser una batalla campal. “Que quiero mi sofrito en todo”, “Que por qué no hiciste pollo en salsa con papas”, estas frases son señales de que él se está convirtiendo en el enemigo número uno de tu dieta.

 Y el problema estalla cuando encima se le ocurre hacer un comentario sobre tu barriga y tú le echas la culpa a tener que cocinar fritangas todo el tiempo para satisfacer su apetito voraz.

 Este es un buen momento para que tengas en cuenta los siguientes consejos con el objetivo de seguir adelante con tu dieta, más allá de él:

  • Cambia los “sides” fuertes como el arroz, el puré o los frijoles, por ensalada. Ten siempre a mano una ración de lechuga, tomate, cebolla o el vegetal que te guste para acompañar carnes o pescados.
  • No pongas la fuente en la mesa. Sirve las porciones en la cocina, así evitarás la tentación de repetir.
  • Prepárate un pollo magro, a la sal o al horno, y raciónalo durante la semana, en caso que debas sacarlo de la heladera para “escapar” de un pollo en salsa o de un potaje hipercalórico.
  • No dudes en echar tu porción de carne al horno mientras fríes la de él en la sartén. Te llevará sólo un poco más de tiempo de cocción, sin agregar demasiado trabajo.
  • Aunque él insista, deja el vino para el fin de semana, acompaña tus comidas con sodas dietéticas o jugos naturales.
  • Ten siempre frutas o helados de yogur para el postre, así no te tentarás con la torta de chocolate.
  • Recuerda que tú, como la mayoría de las mujeres, tienen un as en la manga: eres la que hace las compras de alimentos para el hogar. Eso significa que tienes el poder de decisión sobre los alimentos que consumirá la familia.

 Con estos tips, superarás airosa la embestida del comilón, que no quiere resignar sazón por nada del mundo.

Y también te serán de utilidad frente a otra realidad que estudiaron los científicos de Newcastle: las mujeres son más proclives que los hombres a consumir alimentos ricos en grasas y azúcares cuando se enfrentan a situaciones de tensión emocional en su relación de pareja.

Con el paso de los años, el informe también destaca que tanto las mujeres como los hombres comienzan a ganar peso por igual. Los expertos sugieren que puede ocurrir por los cambios en las pautas de alimentación o por una tendencia a dedicarle menos tiempo al ejercicio físico.

Para complementar esta estrategia, nuevos  productos de venta libre pueden ayudarte en tu carrera personal hacia tu talla ideal.

Amelia Lake, autora principal del informe, explica que las parejas que se mudan juntas deberían aprovechar el período inicial, de "luna de miel", e inmediatamente posterior, para hacer cambios positivos en su dieta y estilo de vida, trabajando juntos para lograr ese fin, y apoyándose mutuamente.

Las que llevan más tiempo deberían tener en cuenta que nunca es demasiado tarde para hacer cambios, por supuesto, aunando esfuerzos.

Como sea, más allá de los reproches que él pueda hacerte al principio, a la larga te lo agradecerá porque tus buenos hábitos contagiarán de salud el hogar.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?