SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

1 de cada 4 niños con IMC normal podría ser obeso

Por -
1 de cada 4 niños con IMC normal podría ser obeso
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Usar el índice de masa corporal (IMC) como parámetro puede omitir a un 25 % de niños que se considerarían obesos, a juzgar por su alta concentración de grasa corporal. Esto es peligroso porque los padres no se encargan de su dieta pensando que tienen un peso adecuado, y podrían desarrollar enfermedades en el futuro.

Para diagnosticar la obesidad en los niños, los médicos suelen utilizar el índice de masa corporal (IMC). Este indicador surge de la relación entre el peso y la altura pero podría omitir a un 25 % de niños cuyo IMC está dentro de los parámetros normales, pero sin embargo tienen excesiva grasa corporal y deberían ser considerados obesos. Un estudio de la Clínica Mayo aparecido recientemente en la publicación Obesidad Infantil indica que en el futuro, la omisión puede representar un grave problema para la salud de estos niños. 

El doctor Francisco López Jiménez, director de cardiología preventiva en la Clínica Mayo de Rochester, Minnesota, explica que si se aplica el IMC para descubrir qué niños son obesos, la medida funciona correctamente cuando se tiene un alto IMC. Pero los niños con IMC normal y mucha grasa corporal estarían en una situación de riesgo, ya que sus padres se sienten tranquilos creyendo que no necesitan ocuparse de que sus hijos bajen de peso. 

Durante el meta análisis de la investigación, los científicos utilizaron 37 estudios que evaluaron a 53,521 pacientes de entre 4 y 18 años. Es la primera revisión sistemática realizada para evaluar el rendimiento diagnóstico del IMC en relación al exceso de grasa corporal. Este sistema de diagnóstico se comparó con otras técnicas utilizadas para calcular la obesidad, como medir el grosor de los pliegues cutáneos y realizar una absorciometría con rayos X de energía dual, que permite observar la composición corporal y el contenido adiposo.

La doctora Asma Javed, autora principal del estudio y especialista en endocrinología pediátrica del Centro Pediátrico de la Clínica Mayo explica que la obesidad infantil puede aumentar el riesgo de contraer diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares. Por eso esta investigación plantea que es probable que se omita a una gran cantidad de niños que en el futuro corren el riesgo de padecer estos males. “Esperamos que los resultados sirvan para iluminar a médicos, padres de familia, funcionarios de la salud pública y diseñadores de políticas”, expresó la experta.

Los hallazgos del doctor López Jiménez, quien hizo muchas investigaciones en adultos, demostraron que existe la llamada “obesidad con peso normal”, que se da cuando un adulto tiene un IMC normal, acompañado de un alto porcentaje de grasa corporal. En estos casos la persona no toma recaudos para variar su peso y puede llegar a padecer prediabetes, síndrome metabólico y hasta muerte por causas cardiovasculares.

Estas evidencias demostraron que aún hacen falta más investigaciones en niños, para determinar si es posible tener a la vez un IMC normal con una alta concentración de grasa corporal. Esto permitirá reconocer el problema y sugerir el uso de otras técnicas de composición corporal - como medir la cadera y la cintura - para poder detectar la obesidad en las primeras etapas de la vida.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?