Editar mi perfil

Combatiendo a la celulitis

Por MiDieta™ -


Se trata de la temida “piel de naranja” enfrentada a la deseada “piel de durazno”. La celulitis puede modificar el aspecto, especialmente de las piernas, pero también de otras partes del cuerpo, lesionándolo tanto como a nuestra autoestima.

La celulitis, también denominada dermatopaniculosis, es grasa que se acumula en cavidades que están por debajo de la piel, lo que da el aspecto exterior de una piel poceada. Habitualmente son las piernas y los glúteos las víctimas principales de la celulitis, pero también puede manifestarse alrededor de las caderas.

Son muchos los factores que pueden influir en la aparición de la celulitis. Entre ellos están una mala dieta, algunos cambios hormonales, también un metabolismo lento y hasta cierta predisposición genética, según indica un informe de la Clínica Mayo. Desafortunadamente, como se la ve como un problema estético más que uno médico, muchas veces no se la trata correctamente, explica la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos (ASPS, por sus siglas en inglés).

Un estudio de esta entidad realizado en 2006 comprobó que el peso está relacionado con la mayor presencia de celulitis. “Aproximadamente el 85 por ciento de las mujeres están afectadas por la celulitis”, explicó John Kitzmiller, miembro de la ASPS y coautor del trabajo. “La celulitis no es una afección específica de las personas con sobrepeso, pero el exceso de peso puede empeorar la condición. Hallamos que la pérdida de peso en pacientes que tenían sobrepeso mejoró la aparición de celulitis, pero para unos pocos, se mantuvo”, agregó.

Este trabajo examinó a 29 mujeres a las que se les supervisó en programas de pérdida de peso que “incluyeron comidas bajas en grasas, dietas líquidas, medicación, cirugía bariátrica. Diecisiete pacientes mostraron mejorías, mientras que 9 empeoraron. El promedio de libras perdidas fue de 30,5.

Para prevenir la aparición de celulitis, especialmente si se tienen antecedentes familiares, es ideal mantener constancia en una dieta rica en frutas, verduras y fibra; tomar mucho líquido, enfatizando el consumo de agua ya que la hidratación sin aporte de calorías es fundamental; no fumar (está comprobado que el tabaquismo promueve la aparición de celulitis) y, en general, mantener una dieta saludable, con mucho ejercicio físico que mantiene a la piel más tersa y fuerte para luchar contra el embate de las grasas.

 

Fuentes: Clínica Mayo; American Society of Plastic Surgenos (ASPS).

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo