SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Cómo preparar el pescado que pescaste?

Por Carola Sixto, Editora DrTango, Inc. -
¿Cómo preparar el pescado que pescaste?

Frente al lago, con la mirada perdida, nada como un día de pesca para olvidarse de los problemas. En contacto con la naturaleza y el aire puro, lo único que importa es relajarse y pasarla bien. Y por supuesto, pescar algo, no vaya a ser que uno vuelva a casa con las manos vacías.

Paso a paso La guía elaborada por la Agencia de Protección Ambiental (EPA, su sigla en inglés) advierte que si bien el pescado es un alimento fundamental de la dieta, ya que no tiene grasa, posee pocas calorías y muchas proteínas, algunos pescados de los lagos, ríos, océanos o estuarios podrían contener químicos que son nocivos para la salud.
El pescado que se encuentra en aguas contaminadas puede causar defectos de nacimiento, daños al hígado, cáncer y otros problemas serios.
Los químicos contaminantes provienen de fábricas y plantas residuales, que la mayoría de las veces, están a la vista; pero otras veces, hay otros factores que contaminan el agua, que no pueden detectarse fácilmente, como derrames químicos o desagües de la calle y el campo.
Para reducir los riesgos de comer pescado contaminado, la Agencia de Protección Ambiental comparte los siguientes consejos:
•  Antes de pescar, contacta al Departamento de Salud de la Agencia Ambiental de tu ciudad: Ellos te darán las advertencias necesarias del área donde piensas ir a pescar. También puedes preguntar en los locales de deportes o los negocios que venden anzuelos.
•  Si el pescado va a ser comida por una mujer embarazada, extrema las precauciones: Algunos contaminantes químicos como el mercurio y los policlorodifenilos pueden producir importantes riesgos en las mujeres embarazadas o que están amamantando. También, los niños pequeños.
•  Elige determinados tipos y tamaños de pescado para comer: Los pescados más jóvenes contienen menos contaminantes que los más viejos y grandes. Los pescados para freír se alimentan de insectos y son menos propensos a acumular contaminantes.

  • Si pescaste pescado de juego o gamefish, como trucha de lago, salmón, lucioperca americana y róbalo, come los más pequeños y jóvenes (dentro de los límites legales).
  • Elige pescados para freír como perca azul, perca y trucha de Arroyo. Contienen menos contaminantes. 
  • Escoge menos pescados grasosos, como la trucha de lago, o pescados que se alimenten del fondo del lago y los arroyos, como el bagre o la carpa. Estos peces tienen más posibilidades de contener altos niveles de agentes contaminantes.

•  Limpia y cocina el pescado apropiadamente:Esto reducirá los niveles de algunos contaminantes químicos. Remueve la piel, grasa, cabeza, hígado, vísceras, riñones y los órganos internos (que es donde se acumulan principalmente los contaminantes), antes de cocinar el pescado.
•  Mantén lo que pescaste en hielo:Al igual que con la carne, para prevenir las bacterias y los virus, es importante mantener el pescado fresco en hielo y fuera del alcance del sol.
•  Cocínalo correctamente:La forma en que cocines el pescado te ayudará a reducir la contaminación. Puedes cocinarlo en la parrilla, horno o a la plancha. Evita freírlo solo o a la manteca, ya que al freírlo se sellarán los contaminantes que podría tener el pescado. Si prefieres hacerlo ahumado, primero córtalo en filetes y sácale la piel.

Más información: www.epa.gov/ost/fishadvice

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?