Editar mi perfil

Cerrar

Bananas para el dolor de cabeza

Por Gabriela Garcia -
Crédito: Grosby

La inglesa Lisa Poyner asegura que las bananas la ayudaron a aliviar las migrañas que sufrió durante más de 20 años. La mujer, de 38 años, notó que el dolor se disparaba cuando sentía hambre, y comenzó a comer una banana en ese momento en busca de alivio. Y así fue, cada vez que comía banana, el dolor de cabeza desaparecía. Según expertos, esto es posible porque las frutas ayudan a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre.

Lisa intentó reducir el dolor con diferentes medicamentos, pero hasta ahora nada fue tan milagroso como una banana cada dos horas. En ocasiones se levanta en medio de la noche para comer, y no es porque estas frutas le gusten especialmente, sino porque es lo único que la ayuda a tener una vida normal. ¡Todo sea para evitar la migraña!

La mujer, que vive en la localidad inglesa de Worthing, en West Sussex, nunca sale de su casa sin unas cuantas bananas, y sus empleadores en el supermercado donde trabaja como cajera le permiten tener un “descanso bananero” cada dos horas para evitar que sufra un ataque. 

Esta afección la acompañó toda su vida, pero empeoró tras el nacimiento de sus hijos Isaac y Austin, y comenzó a sentir terror de que le agarrara uno de los ataques mientras estaba sola con sus hijos.

Un vocero de Migraine Trust, entidad inglesa sin fines de lucro que investiga e informa sobre la afección, explica que las migrañas complejas presentan síntomas como disturbios en la visión, en los que se pueden llegar a ver destellos o estrellas, flashes de luz, hormigueos y sensación de pinches en las extremidades, debilidad en un lado del cuerpo y hasta problemas en el lenguaje.

Los Institutos Nacionales de la Salud de EEUU explican que algunas personas tienen síntomas de advertencia, llamados aura, antes de que comience el verdadero dolor de cabeza. 

Los factores que pueden disparar una migraña son: saltear comidas, ver luces brillantes, percibir olores o sonidos fuertes, los cambios hormonales durante el ciclo menstrual, elevado nivel de estrés o ansiedad, cambios climáticos, consumo de alcohol, consumo de mucha cafeína o abstinencia de ella y cambios en la rutina. 

Si bien la migraña no tiene cura, se puede aliviar con medicación, tratamientos para el dolor, métodos alternativos (acupuntura, meditación) y cambios en el estilo de vida. 

Algunos consejos de los expertos de Migraine Trust son: levantarse y acostarse a la misma hora, no saltear comidas, hacer actividad física regularmente, limitar la ingesta de alcohol y café, aprender técnicas para reducir el estrés. 

A su vez, investigaciones recientes demostraron que la aplicación de toxina botulínica ayuda a prevenir dolores de cabeza en adultos que sufren de migrañas crónicas, y se ha autorizado su aplicación con fines terapéuticos.

En EEUU, más de 37 millones de personas sufren de migraña. Casi 5 millones tienen al menos un ataque al mes, y 11 millones sufren migrañas moderadas y severas. En el mundo, se pierden 25 millones de días de trabajo o de estudio a causa de la migraña, y un tercio de quienes la padecen dicen sufrir discriminación en el trabajo por esta condición.

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo