SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Bajaron 11 libras en 4 días ¿cómo hicieron?

Por -
Bajaron 11 libras en 4 días ¿cómo hicieron?
CRÉDITO: THINKSTOCK

Un grupo de hombres participó en un estudio donde consumieron solo 360 calorías diarias e hicieron extenuantes sesiones de actividad física. Al cabo de 4 días habían bajado 11 libras y el peso se mantuvo en el tiempo.

Entre todas las teorías actuales para bajar de peso, la más tradicional propone ingerir menos calorías de las que el cuerpo “gasta” o consume. No está muy claro cómo lograrlo sin un gran sacrificio; los expertos aconsejan hacer una pequeña y progresiva reducción de la ingesta diaria y aumentar la cantidad de ejercicio para ir bajando de peso de a poco. Pero es una tarea larga y con pocos resultados inmediatos, por eso suele caer en el olvido. Si se lo encara de un modo más agresivo, es muy difícil lidiar con los retorcijones de hambre y la baja de energía. ¿Entonces cómo se hace?

Un nuevo estudio publicado por el Journal Escandinavo de Medicina y Ciencia del Deporte sugiere que es posible reducir la grasa corporal en solo 4 días, con una ingesta mínima de calorías y una sobredosis de ejercicio. Y lo mejor de todo es que esa baja de peso se mantiene en el tiempo. El problema, claro está, es que esos días pueden llegar a convertirse en un calvario.

Para el experimento, investigadores españoles y suecos contaron con la colaboración de 15 hombres sanos con sobrepeso, a los que se les redujo la ingesta a tan solo 360 calorías diarias, o sea que pasaron a comer unas 1,800 calorías menos al día. 

Este mínimo aporte de calorías lo hicieron en forma de líquido, a razón de 0,8 gramos por kilo de peso al día. Algunos consumieron carbohidratos azucarados y otros proteínas de suero y junto con la exigua “dieta”, hicieron mucho ejercicio: comenzaban el día con 45 minutos de pesas para trabajar el tren superior. Luego caminaron durante 8 horas por la campiña sueca con solo 10 minutos de descanso por hora, y también se les permitió consumir bebidas deportivas bajas en calorías. 

La mayoría de los participantes declararon sentirse sorprendidos de que la prueba les resultara mucho más fácil de lo que pensaban, según informó José Calbet, profesor de la universidad de Las Palmas de Gran Canaria, en España. Junto con su colega Hans-Christer Holmberg, profesor de la Mid Sweden University en Ostersund, también observaron que solo algunos de los participantes tuvieron pequeños dolores articulares o ampollas en los pies, pero ninguno abandonó ni se quejó de sentir hambre. 

A los cuatro días de sostener esta rutina, cada uno de los participantes había perdido casi 11 libras (5 kg), la mitad de en forma de grasa corporal y el resto como masa muscular. Esta proporción se dio entre quienes tomaron una u otra bebida. Además de la baja de peso, dos tercios de los cuales se hizo más evidente en el tronco, se redujeron los índices de glucosa, insulina, leptina, colesterol total y LDL y triglicéridos, y aumentó la concentración de ácidos grasos y cortisol.

Lo mas sorprendente del experimento es que los participantes no recuperaron el peso al poco tiempo de concluido el mismo. Según revelaron los expertos, creyeron que los participantes comerían en forma abundante después de las pruebas. Sin embargo, cuando volvieron al mes para el control, la mayoría había perdido otras 2 libras de grasa y al año todavía estaban 5 libras por debajo del peso inicial. 

El doctor Calbet y sus colegas esperan que el estudio responda del mismo modo en mujeres, para poder determinar si este tipo de programas puede llegar a afectar la salud muscular y las hormonas del apetito. Considerando los resultados pesimistas actuales con las dietas para bajar de peso, y el efecto rebote que lleva a recuperar las libras perdidas, los resultados de estas pruebas son prometedores.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?