SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Bajó de peso para trabajar en Hooters

Por -
Bajó de peso para trabajar en Hooters
CRÉDITO: SITIO OFICIAL

Una joven con sobrepeso salió a cenar con su familia vestida con una camiseta del restaurante Hooters. Un hombre ebrio que estaba en el lugar le dijo que no se parecía en nada a las camareras “hooteras”. El comentario le sirvió de inspiración: bajó 100 libras y hasta entró a trabajar en el conocido restaurante. 

Cearra Swetman es una atractiva joven de Florida, que una noche salió a comer con su familia ataviada con una camiseta del restaurante Hooters. En aquél momento, pesaba casi 250 libras (113 kg) y un hombre bastante ebrio que comía en el lugar le dijo que no se parecía en nada “a las chicas Hooters que él había visto.”

En lugar de tomarlo como un insulto, la joven reconoció ante WFTX Fox 4 que el comentario le sirvió de inspiración para bajar de peso. A raíz del incidente, hoy puede admitir que con tantas libras de más no se sentía bien con ella misma: no se veía joven, estaba fuera de estado y notaba que le faltaba el entusiasmo. Por eso estuvo todo un año luchando para perder peso con el objetivo de conseguir un empleo en ese restaurante que desencadenó su metamorfosis.

La cadena de restaurantes Hooters, que ofrece principalmente hamburguesas y sándwiches, se enfoca a la clientela masculina de entre 25 y 50 años, y para ello emplea a solo a mujeres como camareras. Una “chica Hooters” o “hooterita” lleva una ajustada camiseta de algodón y spandex con el logo de un búho, acompañada de pequeños shorts color naranja y calzado deportivo. Y si bien se cree que se las recluta por tener un busto generoso, no siempre es un requisito privativo, aunque sí se les pide que utilicen corpiños del estilo “push up” para realzarlo. 

Para cumplir su sueño, Cearra bajó 100 libras (45 kg) siguiendo una dieta saludable, y revela que tener un objetivo claro fue crucial en su periplo para ser delgada. Por eso sostiene que quien quiere lograr algo, cualquier cosa que sea, debe tener siempre en mente ese deseo. Acercarse dando pequeños pasos permite estar cada vez más cerca del objetivo, y así siempre se puede lograr lo que uno se propone. 

El mismo consejo utiliza Cearra para alentar a su hermana, quien en este momento está luchando para vencer un cáncer de seno. Para solidarizarse con ella, que perdió todo el cabello en la quimioterapia, Cearra se cortó el cabello muy corto.

La nueva “chica Hooters” tiene también otro empleo llevando la contabilidad en una empresa que vende vidrios y espejos, mientras prepara su master en negocios. Algunas veces, cuando pasa rápido por delante de algún espejo, dice que le cuesta reconocer su nueva figura. Pero como ella dice, el aspecto físico no cambia quien eres en realidad.
.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?