SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Bajó de peso cuando decidió abandonar… el abandono

Por -
Bajó de peso cuando decidió abandonar… el abandono
CRÉDITO: FACEBOOK

A causa de su sobrepeso dejó la escuela, luego la universidad y varios trabajos. Tras la muerte de su padre siguió subiendo de peso hasta que un día se dio cuenta de que su vida también podía estar en peligro. Fue a un médico, empezó a hacer ejercicio y logró bajar de peso, obligándose a “no abandonar”

Durante años Jonathon Walters tuvo luchar con su sobrepeso; en la secundaria sufría el acoso y la burla de sus compañeros y hasta de algunos profesores y cuando ingresó en la universidad era tan gordo que usaba pantalones talle 50. 

Pero su peor pesadilla era que dejaba todo por la mitad. Cansado de ser molestado en la escuela, le dijo a su padre que no quería ir más. Recuerda que en aquél momento su padre le dijo que abandonar algo no es como otros actos de la vida: cuesta la primera vez pero después se vuelve un hábito imposible de romper. A pesar de la advertencia paterna, dejó de asistir a clase y terminó la secundaria estudiando desde su casa. Pero su padre no se había equivocado: en los años siguientes, Jonathon dejó la universidad y también varios empleos. 

Sin embargo, el 6 de mayo de 2013 recibió la triste noticia de que su padre había muerto de un ataque cardíaco, con solo 53 años. El hombre no tenía sobrepeso ni estaba enfermo, por eso su muerte fue tan sorpresiva. “En ese momento, mi mundo colapsó”, recuerda Jonathon con amargura. 

Desalentado por la muerte de su padre, dejó su trabajo como representante de ventas en una empresa de telecomunicaciones y durante un tiempo no habló con nadie, a excepción de su esposa y sus tres pequeños hijos varones. Y aunque tenía bastante sobrepeso, siguió subiendo las semanas siguientes, pero sentía una opresión en el pecho que lo inquietaba más y más. 

Sobre aquél tiempo, el hombre recuerda: "Primero me hice la víctima y lentamente dejé que mi obsesión por la comida me consumiera. Hasta que llegué a una conclusión sobre la muerte de mi padre: yo también podría estar a punto de no tener futuro”. Y esa mañana del 18 de julio de 2013 se levantó pensando que ya era suficiente. 

La muerte de su padre lo había motivado a cambiar, y este ilustrador de cómics de Benton, Illinois, por primera vez se decidió a hacer algo en forma sostenida, sin abandonar. Según declara, se había hartado de ser una carga para su familia, de sentir dolor cada segundo del día, de sentirse observado en las tiendas de comestibles, de ser un cliente habitual en los restaurantes de comidas rápidas. “Estaba harto de esa versión enferma de mí, de abandonar todo lo que empezaba. No solo iba a perder peso sino que me iba a obligar a hacerlo, iba a empezar a dejar de abandonar. A abandonar el abandono”, relata. 

Hizo una cita con el médico para el día siguiente sin una idea clara de lo que tendría que hacer, pero estaba decidido a perder peso sin cirugía y necesitaba ayuda. En el consultorio se tuvo que sentar en un banco porque era demasiado voluminoso para hacerlo en una silla común. 

Para él fue muy duro enfrentarse a la realidad: pesaba 477 libras (216 kg), tenía hipertensión, colesterol alto e hígado graso. Al día siguiente empezó a hacer ejercicio. “Casi no podía caminar sin sentir dolor en mis piernas y pies, el dolor era fuerte pero sabia que era temporario. En cambio abandonar era permanente", reflexiona.

Empezó a caminar un cuarto de milla (400 m) al día, luego 5 minutos, y así fue llegando a distancias más largas, hasta alcanzar 3 millas (5 km). Para ese entonces ya había bajado 50 libras (22 kg). A los pocos meses empezó a correr,  ya logró alcanzar las 10 millas (16 km), y también hace pesas y entrena en el gimnasio. Cambió sus hábitos de alimentación, ya que agregó más proteínas, vegetales y frutas, redujo los carbohidratos y dejó los fritos y las sodas. 

Hoy Jonathon es un hombre de 6'3" (1,92 m) que pesa 270 libras (122 kg) y quiere perder entre 30 o 40 libras más (13 / 18 kg), aunque a un ritmo más lento. Tiene una página de Facebook donde cuenta su experiencia, y dice que los comentarios de la gente le sirven de inspiración para seguir.

Por su parte, quiere motivar a quienes lo necesiten, y demostrar que no hacen falta cirugías, píldoras u otros productos para bajar de peso. Su ideal sería poder ayudar a alguien y que algún día le diga “Fue por ti que logré no abandonar”.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Dietas y Nutrición a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?