SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Siete desafíos para el éxito del mercado de seguros en 2015

Por -
Siete desafíos para el éxito del mercado de seguros en 2015
CRÉDITO: THINKSTOCK

Los datos publicados por el gobierno revelan la composición de los asegurados a través del mercado de seguros. Los analistas aseguran que son buenos números para mantener un mercado ‘saludable’ pero es necesario atender a algunos desafíos para conseguir un sistema más exitoso.

El reporte dado a conocer el jueves 1 de mayo incluye datos a nivel nacional de mercados con base estatal y federal, como así también los números de inscriptos durante el período especial que cerró el pasado 19 de abril. 

De los 98.3 millones de visitas a los sitios web del mercado y los 33.3 millones de llamadas recibidas en los centros de asistencia telefónica, un total de 8,019,763 personas eligieron un plan, esto significa que se incluyen los que ya pagaron su primera prima o cuota y los que aún no lo hicieron.

Según el Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS) 6.7 millones de norteamericanos fueron notificados de su elegibilidad para recibir Medicaid o CHIP, para el caso de los niños de familias de escasos recursos.

De los poco más de 8 millones que seleccionaron un plan en el mercado de seguros se hizo la siguiente discriminación:

- 46% son hombres y 54% mujeres

- 28% tienen entre 18 y 34 años de edad (2.2 millones de personas)

- 24% tienen menos de 35 años de edad.

- 65% seleccionaron un plan de tipo Plata (Silver Plan)

- 85% recibió ayuda financiera

¿Son estos números y composición suficientes para mantener el éxito del mercado?

Definir el éxito del mercado es considerar una serie de variables tales como: precios competitivos y accesibles, buena oferta o variedad de planes y compañías participando, continuidad en la cantidad de personas aseguradas, un equilibrio en la composición de asegurados (adultos/más propensos a enfermarse vs. jóvenes/más saludables) que permita mantener precios bajos. Pero también facilidad para hacer todo el proceso y buen funcionamiento del sitio online.

Desafío #1: Atraer a los jóvenes al mercado

“La mezcla  (28% son jóvenes entre 18 y 34 años) es muy aceptable para el primer año -dijo Ken Janda, CEO de Community Health Choice, una compañía con base en Houston, Texas, especializada en planes de manejo de cuidados de salud (managed care plans) para familias de escasos recursos-. Sin embargo, a largo plazo, esperamos que más adultos jóvenes compren seguros de salud debido a que la penalidad por no tenerlo va a aumentar. Si la composición (relación entre adultos de 35 o más y jóvenes) se mantiene como este año, puede que los precios de las pólizas sean más caros para aquellos que tienen seguro, que lo que serían si más jóvenes se unieran al mercado”.

Desafío #2: Atraer a los hispanos

Héctor De La Torre, Director Ejecutivo de Transamerica Center for Health Studies, una fundación sin fines de lucro enfocada en fortalecer los conocimientos de los individuos y pequeñas empresas para que tomen decisiones correctas en materia de coberturas salud y bienestar, está convencido de la importancia de este sector para mantener un balance saludable en el mercado de seguros. “El 10.7% no es suficiente para reducir la cantidad de personas sin seguro médico, porque los latinos somos los que menos tenemos seguro (15.5 millones de 41.3 millones) en Estados Unidos. Los tres estados con más latinos -California, Texas y Florida- necesitan mejorar sus inscripciones”.

El gobierno reportó en su último análisis del mercado de seguros que los hispanos conforman el 10.7% de los registrados en el sitio web de mercado. Sin embargo, la información es limitada debido a que un alto porcentaje de personas (aproximadamente 31%) no especificó su ‘raza o etnia’, debido a que esta información no es obligatoria. Además, dicha información no incluye estadísticas de estados con una gran población de inmigrantes como California o New York, que administran sus propios mercados.

Los cálculos del gobierno señalaban un 14.5% de hispanos como elegibles para comprar a través del mercado

Desafío #3: Lograr que más estados expandan Medicaid

Según Katherine Vargas, Directora de Medios Hispanos de la Casa Blanca, hay hasta ahora 4.5 millones de personas registradas gracias a la expansión del Medicaid. “Y sabemos que si todos los estados expandieran Medicaid, más de la mitad de los latinos no-asegurados calificarían para Medicaid”.

Un estudio publicado por la Kaiser Family Foundation recientemente señala que 1 de cada 3 hispano adulto, no anciano, no tiene cobertura médica. Esto se debe a sus bajos ingresos y al acceso limitado a coberturas otorgadas por un empleador. Los hispanos tienen la mitad de posibilidades de tener un seguro médico privado comparado con los blancos no-hispanos (39% vs 71%). Y Medicaid es el programa indicado para cubrir esa brecha.

Mientras que Medicaid juega un rol importante en la cobertura de los niños hispanos, tiene un rol más limitado cuando se trata de adultos de esta comunidad y deja a más de 4 de cada 10 sin cobertura médica. “Estos patrones de coberturas reflejan el hecho de que los estados han  expandido significativamente la elegibilidad de los niños al Medicaid y CHIP, mientras que la elegibilidad para los adultos se mantiene muy limitada en la mayoría de los estados”, reza el estudio.

Para el 2014, 27 estados incluyendo Washington DC expandieron Medicaid, 5 estados se mantuvieron indecisos y 19 decidieron no ampliar sus alcances para que mayor número de personas pueda calificar para este programa gratuito de cobertura de salud, según la Fundación Familia Kaiser.

Desafío #4: Optimizar el proceso de compra

La parte operativa del mercado de seguros es uno de ellos. Los inconvenientes técnicos surgidos durante el lanzamiento parecen haber sido superados, sin embargo, ahora es preciso hacer el proceso de aplicación y compra lo más sencillo posible para el usuario.

“El proceso de aplicación es largo y engorroso”, dijo Ken Janda. “Encima, en varios mercados como Houston, hay quizás demasiadas opciones disponibles. Es muy difícil navegar por 42 opciones (de planes) cuando, realisticamente, 10 ó 20 serían más que suficientes para la mayoría de las personas”.

Desafío #5: Atraer más compañías aseguradoras al mercado

“Necesitan que más aseguradoras entren en los Intercambios (Exchanges) de Seguro Médico para aumentar las opciones para el consumidor y la competencia y reducir así los precios”, dijo Héctor De La Torre. Si bien muchos estados han tenido bastantes aseguradoras en varios estados, hay estados con pocas compañías ofreciendo planes en el mercado.

El gobierno estima que 5 millones de personas han comprado coberturas fuera del mercado de seguros. Si bien estos números incluyen personas que no califican para comprar en el mercado de intercambios, también pueden incluir individuos que simplemente optan por comprar coberturas con una aseguradora que no participa del mercado de seguros pero que ofrece planes que cumplen con los requerimientos de la Ley de Cuidado de Salud y son más adecuados a sus presupuestos.

Desafío #6: Promover el Programa de Opciones Médicas para Negocios Pequeños (SHOP)

Uno de los modos de aumentar la proporción de asegurados -de acuerdo con Héctor De La Torre-  es promoviendo la compra de seguros a través de las pequeñas empresas de menos de 50 empleados de tiempo completo, que hasta ahora no tienen la obligación de ofrecer cobertura a sus empleados.

Los pequeños empresarios que ofrezcan seguro médico a sus trabajadores pueden descontar de impuestos hasta el 50% del monto que les corresponde pagar como parte de su responsabilidad compartida.

Si bien la ley impuso un cambio en el modo en que los precios de las pólizas de seguros se calculaban para pequeñas empresas, los precios siguen siendo un desafío tanto para las aseguradoras como para el gobierno y los asegurados.

“Pequeños empleadores con menos de 50 trabajadores de tiempo completo están experimentando un aumento extraordinario en las primas para el 2015. En un caso, una firma de servicios profesionales con 42 empleados ‘full-time’ reciibió un incremento de 87% en las primas para el próximo año”, dijo Jerry Boneneberger de Babb Insurance, una compañía de Pittsburgh, Pennsylvania, a la revista Forbes.

Antes de la nueva ley de salud, los precios a pequeñas empresas se calculaban en función de la salud general del grupo a asegurar y su riesgo asociado. Bajo  el ACA (Affordable Care Act), sin importar el tamaño de la empresa, las aseguradoras no pueden calcular los precios en función del riesgo asociado.

Con el ‘Obamacare’ las aseguradoras deben calcular los precios basado en tres factores: lugar de residencia, edad del asegurado y uso de tabaco.

Es decir, que para un pequeño empresario la diferencia de precios en los planes ofrecidos a sus empleados estará determinada de manera muy diferente si contrata un jóven ‘Milennial’ o a un adulto ‘baby boomer’.

¿Van a continuar los subsidios del gobierno?

El éxito del ‘Obamacare’ está aún por definirse. El que 8 millones de personas hayan elegido un plan a través del mercado de seguros es por el momento la superación de una etapa. 

Ahora, la afluencia al mercado de seguros ¿hubiera sido la misma sin los subsidios del gobierno?. Definitivamente no, y ese 85% de personas que compraron seguros con ayuda financiera se hubieran visto en dificultades serias para pagar una prima y el índice de asegurados hubiera sido más bajo.

“No anticipamos que los subsidios vayan a acabarse. Virtualmente, todos los asegurados previo al ACA estaban subsidiados de alguna forma, ya sea por el gobierno o por sus empleadores. Debido al alto costo del seguro de salud, es irreal asumir que tanta gente podrá afrontar la compra de una cobertura por sí mismos en un futuro próximo”, concluyó Ken Janda.

En los años post era Obama, la Ley de Cuidados de Salud tendrá un séptimo desafío: superar las diferencias políticas y demostrar con hechos que ‘Sí, se puede’ tener un sistema de salud saneado en materia de precios.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Seguros de Salud a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?