Publicidad

Editar mi perfil

Obamacare: lo que el presidente no contestó

Por -

Mientras los técnicos trabajan contra reloj para arreglar el sitio web del mercado de seguros con el fin de que funcione a pleno en diciembre, surgen más preguntas. ¿Por qué no funcionó tan bien como, por ejemplo, Amazon? ¿Por qué no está la inscripción en español?... ¡Por qué colapsó! Un insider del Departamento de Salud y Servicios Sociales contesta a la preguntas simples que se están haciendo millones.

El mercado de seguros de salud por internet, la máxima expresión de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio, promulgada por el presidente Barack Obama en marzo del 2010, se lanzó el 1 de octubre y a las horas el sitio federal comenzó a tener problemas: los usuarios se vieron ante pantallas congeladas y procesos de lentitud imposible. Algunos persistieron y se enrolaron, otros colgaron la toalla.

Hoy, a un mes y medio de ese lanzamiento, todavía los técnicos están arreglando la mega plataforma de inscripción, el presidente Barack Obama es centro de duras críticas y millones de usuarios tienen decenas de preguntas en sus bocas.

Según el informe oficial presentado por el Departamento de Salud y Servicios Sociales (HHS, por sus siglas en inglés), 106,185 personas compraron un plan médico a través del sitio web del mercado de seguros de salud federal (healthcare.gov) en octubre, el primer mes de inscripción. Los que completaron el proceso de aplicación, pero no adquirieron un plan fueron 846.184.

Las siguientes, son 10 respuestas simples a preguntas de la gente que está (o no) de acuerdo con el Obamacare, de las personas que quieren tener un seguro de salud y los está carcomiendo la ansiedad, e incluso de algunos ciudadanos defensores de la ley pero que están enojados. 

1. ¿Por qué el sitio no funcionó tan bien como Amazon o e Bay? 

Estos sitios comerciales son infinitamente más simples que el mercado de seguros: sólo hay que publicar una foto, o poner los datos de una tarjeta de crédito para pagar por un producto. Para inscribirse en el mercado de seguros de salud el usuario tiene que cargar mucha información, datos que se envían a otras agencias federales como el IRS para verificar ingresos o Homeland Security para comprobar el status migratorio. Es una red infinitamente más compleja.

2. ¿Cómo es posible que no haya habido señales de alerta de que iba a colapsar?

Desafortunadamente no hay antecedentes de sitios web de esta magnitud, en la cual se crucen las plataformas de tantas agencias. Es posible que deberían haberse hecho más pruebas, pero lo cierto es que la total funcionalidad del mercado de seguros de salud sólo podía comprobarse una vez que el sitio estuviera lanzado. No se podían predecir los problemas porque era imposible tener una bola de cristal. Por eso nadie imaginó que el enorme caudal de usuarios al mismo tiempo más otros problemas lo iba a hacer colapsar.

3. ¿Construir el sitio costó más de $240 millones de dólares. Cuánto más se está gastando para arreglarlo?

No se está gastando más dinero porque no se ha contratado a nadie más. Son los mismos contratistas que lo construyeron los que lo están reparando. Sí han venido al área de DC consultores de Silicon Valley, de Google por ejemplo, pero lo han hecho de manera voluntaria. Han donado su tiempo para solucionar los problemas del sitio web.

4. ¿En qué están trabajando exactamente?

En lograr que el proceso de inscripción en el mercado de seguros no se congele en el momento en el que el usuario debe elegir un plan médico. Es en ese momento en el que se congela la pantalla y, o se frisa o los saca del proceso, los desloguea.

5. ¿Esa información se pierde, está segura?

No se pierde y definitivamente sí, el sitio cumple con los estándares de información de seguridad y cada hora se realizan pruebas para verificarlo.

6. ¿Y esas personas "congeladas", qué pasa con ellas?

El Departamento de Salud y Servicios Sociales está enviando 10,000 correos electrónicos al día para informarles a esas personas que su datos están seguros y guardados en el sistema, y que van a ayudarlos a completar la aplicación. A medida que el sitio vaya mejorando, miles de personas de agencias locales, navegadores en centros comunitarios y organizaciones de ayuda colaborarán para que la gente comience a inscribirse masivamente.

7. ¿No tienen en mente modificar el plazo de inscripción, que se amplíe más allá del 31 de marzo? Porque debe ser difícil cumplir con la meta de que 7 millones de personas se inscriban...

No existe ese plan por ahora. Y si bien es cierto que los problemas con el sitio web del mercado de seguros hizo que los números no fueran los esperados, si ya funciona bien en diciembre es posible que se llegue no a 7 millones de inscriptos pero sí a un número cercano.

8. ¿Qué pasó con la inscripción en español?

Por suerte no llegó a lanzarse porque millones de hispanos que buscaban inscribirse en su idioma no lo habrían logrado. Ahora, cuando el sitio esté funcionando a pleno en diciembre (y el "insider" cruza los dedos), tendrán su inscripción en español y podrán elegir un plan médico.

9. Aunque no ha habido otra plataforma de esta envergadura, ¿existen antecedentes de este tipo de crisis?

Sí. Cuando se lanzó el Medicare parte D en 2005-2006, bajo el gobierno de George W. Bush, hubo muchos problemas con el sitio web. Pero fueron a menor escala porque, primero se trataba de una población específica (los mayores de 65) y, segundo, ya teníamos ingresados en el sistema los datos de las personas. Otra diferencia fue que había más presupuesto y que, si bien hubo oposición política por parte de los demócratas, al final se aunaron esfuerzos para sacar el plan adelante y terminó siendo un éxito. Los republicanos ahora no apoyan en nada y quieren defenestrar al Obamacare.

10. ¿El Obamacare va a sobrevivir a esta crisis?

Las encuestas indican que la gente sigue apoyando la ley, y si bien las personas reciben los "soundbites" de algunos medios que buscan el escándalo y que caigan cabezas, se va a superar el colapso informático. Y los valores de la ley que son proteger al consumidor, a las personas con condiciones crónicas, a los que buscan atención médica y nunca la pudieron tener, a los niños, a las mujeres sin apoyo, entre tantos otros, se mantendrán intactos.

Más para leer:

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo