SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Mejora tu salud visual con Omega 3

Por -
Mejora tu salud visual con Omega 3
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

Las bondades de los ácidos grasos Omega 3 no se limitarían a proteger el corazón, un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, sugiere que ayudan a la lubricación de los globos oculares y pueden retardar la disminución de la vista del ojo en personas con retinitis pigmentosa (presencia de depósitos oscuros en la retina).

Los hallazgos publicados en la revista Archives of Ophthalmology, indican que incluir en la dieta diaria al menos 0.2 gramos de ácidos grasos omega-3 en combinación con suplementos de vitamina A, hace hasta un 40% más lenta la disminución de la agudeza visual, en comparación con las personas con ingestas inferiores a 0.2 gramos al día. Lo que se traduciría en la conservación promedio de 18 años más de visión.

"La combinación de vitamina A con una dieta rica en ácidos grasos Omega 3, de una a dos porciones de tres onzas de pescado graso por semana, debería hacer posible que muchos pacientes con retinitis pigmentaria conserven tanto la agudeza visual como la visión central durante la mayor parte de sus vidas", afirmó Eliot Berson, investigador principal.

La retinitis pigmentosa es una enfermedad que afecta a aproximadamente una de cada 4,000 personas en todo el mundo. La condición típicamente causa disminución de la visión nocturna o cuando hay poca luz, pérdida de la visión lateral (periférica), que causa "estrechamiento concéntrico del campo visual” y pérdida de la visión central en casos avanzados. Las personas con retinitis pigmentaria a menudo presentan cataratas a temprana edad. También pueden presentar inflamación de la retina (edema macular).

Para llegar a sus conclusiones los científicos analizaron los datos de tres ensayos clínicos que involucraron a 357 pacientes con retinitis pigmentaria. Todos los pacientes también estaban tomando 15,000 UI de vitamina A al día y respondieron un cuestionario en el que se evaluaba su ingesta de ácidos grasos Omega 3.

Los resultados mostraron que las dietas que contienen al menos 0.2 gramos por día de ácidos grasos Omega 3 se asociaron con una disminución del 40% más lento en la distancia de la agudeza visual y una tasa de casi el 50% más lento de disminución de la sensibilidad del campo visual central en comparación con las personas con menores ingestas de Omega 3.

"Dado que con la vitamina A además de una dieta de Omega 3 se desaceleró la tasa de disminución de la distancia y la agudeza de la retina por sobre el mismo punto, llegamos a la conclusión de que el beneficio de esta combinación se debió a un efecto sobre la preservación de la función central de la retina", añadió el científico.

Ácidos grasos Omega 3

Los ácidos grasos Omega-3 son una forma de grasa poliinsaturada que el cuerpo obtiene de los alimentos. La Asociación Americana del Corazón (AHA, por su siglas en inglés) recomienda comer pescado (especialmente pescados grasos) por lo menos dos veces por semana. Algunos pescados grasos son la caballa, la trucha de lago, el arenque, las sardinas, la albacora (o atún blanco) y el salmón. Estos pescados son ricos en dos clases de ácidos grasos omega-3: ácido eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA).

Otros ácidos grasos omega-3 importantes se encuentran en los vegetales de hoja verde, aceite de semillas de linaza y ciertos aceites vegetales. De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, se ha encontrado que los ácidos grasos omega-3 son benéficos para el corazón y entre sus efectos positivos se pueden mencionar, entre otros: acciones antiinflamatorias y anticoagulantes, disminución de los niveles de colesterol y triglicéridos y la reducción de la presión sanguínea. Estos ácidos grasos también pueden reducir los riesgos y síntomas de otros trastornos, incluyendo diabetes, accidente cerebrovascular, algunos cánceres, artritis reumatoidea, asma, enfermedad intestinal inflamatoria, colitis ulcerativa y deterioro mental.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?