SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

¿Meditar mejoraría la salud del cerebro?

¿Meditar mejoraría la salud del cerebro?

Un estudio halla menos encogimiento cerebral y conexiones más fuertes entre los practicantes a largo plazo

MARTES, 19 de julio (HealthDay News) -- Dando seguimiento a investigaciones anteriores que mostraban que las personas que han practicado meditación por mucho tiempo tienen más materia gris en el cerebro, un nuevo estudio de tamaño reducido halla que sus cerebros también se encogen menos y que hay conexiones más fuertes en el cerebro mismo.

Esto significa que las neuronas podrían transmitir mejor las señales eléctricas, apuntaron los investigadores.

"Nuestros resultados sugieren que los meditadores a largo plazo tienen fibras de materia blanca que son más numerosas, más densas o más aisladas por todo el cerebro", señaló en un comunicado de prensa de la Universidad de California en Los Ángeles la coautora del estudio Eileen Luders, profesora asistente visitante del Laboratorio de Neuroimágenes de la universidad.

"También hallamos que el declive normal relacionado con la edad del tejido de materia blanca se reduce considerablemente en los practicantes activos de meditación", añadió.

Los investigadores usaron tecnología conocida como imágenes con tensor de difusión para escanear los cerebros de los participantes del estudio y descubrir diferencias en las conexiones estructurales. El estudio incluyó a 27 personas que habían practicado estilos de meditación como Shamatha, Vipassana y Zazen por entre 5 y 46 años, y otras 27 personas de la misma edad y sexo que no meditaban.

Los investigadores hallaron que los dos grupos tenían diferencias pronunciadas en las conexiones estructurales de todo el cerebro, no solo en un área.

"Tal vez la meditación no solo cause cambios en la anatomía del cerebro al inducir el crecimiento, sino también al prevenir la reducción", apuntó Luders. "O sea, si se practica con regularidad durante años, la meditación podría reducir la atrofia cerebral relacionada con la edad, tal vez al afectar positivamente al sistema inmunitario".

Sin embargo, "es posible que los meditadores tengan cerebros fundamentalmente distintos desde el principio", señaló Luders.

"Por ejemplo, una anatomía cerebral en particular podrían haber hecho que el individuo se sintiera atraído por la meditación, o ayudado a que mantuviera una práctica continua, o sea que una mayor conectividad de las fibras en los meditadores constituye una predisposición a la meditación, en lugar de ser una consecuencia de la práctica", apuntó Luders.

Los hallazgos del estudio fueron publicados en línea antes de la publicación impresa en la edición del 15 de agosto de la revista NeuroImage.

Más información

El Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa de los EE. UU. tiene más información sobre la meditación.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

HealthDay

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?