SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Consumo de fruta reduce riesgo cardíaco

Por -
Consumo de fruta reduce riesgo cardíaco
CRÉDITO: SHUTTERSTOCK

¿Sabías que comer frutas, además de su aporte nutricional, reduciría el riesgo de enfermedades cardiovasculares? Pues así lo asegura un estudio de la Universidad de Oxford, Reino Unido.

La investigación presentada en el Congreso de la Sociedad Europea de Cardiología (ESC, por sus siglas en inglés), que se celebra en Barcelona, España, refiere que el consumo habitual de frutas disminuye el riesgo de enfermedad cardiovascular hasta en un 40%. Dicha conclusión es resultado del seguimiento durante siete años a casi medio millón de personas que formaron parte del estudio China Kadoorie Biobanco.

El consumo habitual de fruta se registró al inicio del trabajo en función de cinco categorías: nunca, mensual, entre uno y tres días por semana, de cuatro a seis días semanales y todos los días. Durante el periodo de seguimiento hubo 19.300 casos de cardiopatía isquémica y 19,689 accidentes cerebrovasculares (14.688 isquémicos y 3.562 hemorrágicos). Aproximadamente, el 18% de los participantes consumía fruta diariamente y el 6.3%, nunca tomaba fruta. La cantidad media de fruta consumida por los consumidores diarios fue de 1.5 porciones (alredecor de 150 gramos).

Los científicos descubrieron que en comparación con los individuos que nunca comieron fruta, los que sí la tomaron diariamente redujeron su riesgo de enfermedad cardiovascular entre un 25 y un 40%, y se observó una relación dosis respuesta entre la frecuencia de consumo de frutas y el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

"Nuestros datos muestran claramente que el consumo de fruta fresca puede reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular, incluyendo la enfermedad isquémica del corazón y los accidentes cerebrovasculares (la apoplejía hemorrágica en particular) Y no sólo eso, sino que cuanto más fruta se come, más disminuye el riesgo, lo que sugiere que comer más fruta es más beneficioso que comer poca o ninguna pieza de fruta", resume el doctor Du Huaidong, autor principal de la investigación.

Los investigadores también vieron que las personas que consumían más fruta a menudo tenían una presión sanguínea significativamente más baja. Comer diariamente frutas se asoció con una presión sistólica/diástolica de 3.4/4.1 mmHg más baja en comparación con quienes no toman nunca fruta.

"Nuestros resultados muestran el beneficio de comer fruta en la población general sana y en pacientes con enfermedades cardiovasculares e hipertensión. El consumo de frutas es una manera efectiva de reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular y no debe ser considerado sólo como algo que 'podría ser útil'. Se necesitan políticas para promover la disponibilidad, la accesibilidad y la aceptabilidad de fruta fresca a través de medidas educativas y de regulación", concluyeron los autores del estudio.

Más frutas y verduras

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que cada año podrían salvarse 1.7 millones de vidas si se aumentara lo suficiente el consumo de frutas y verduras, y recomienda como objetivo poblacional la ingesta de un mínimo de 400g diarios de frutas y verduras (excluidas las patatas y otros tubérculos) para prevenir enfermedades crónicas como las cardiopatías, el cáncer, la diabetes o la obesidad, así como para mitigar varias carencias de micronutrientes, sobre todo en los países menos desarrollados.

De acuerdo con el organismo, la ingesta insuficiente de frutas y verduras es uno de los 10 factores de riesgo principales que contribuyen a la mortalidad atribuible. Se calcula que la ingesta insuficiente de frutas y verduras causa en todo el mundo aproximadamente un 19% de los cánceres gastrointestinales, un 31% de las cardiopatías isquémicas y un 11% de los accidentes vasculares cerebrales. Un 85% de la carga mundial de morbilidad atribuible al escaso consumo de frutas y verduras se debió a las enfermedades cardiovasculares, y un 15% al cáncer. El consumo actual estimado de frutas y verduras es muy variable en todo el mundo, oscilando entre 100 g/día en los países menos desarrollados y aproximadamente 450 g/día en Europa Occidental.

Una revisión internacional de alto nivel sobre el consumo de frutas y verduras y el riesgo de cáncer coordinada por el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) concluyó que el consumo de frutas y verduras puede reducir el riesgo de cáncer, y en particular de cánceres gastrointestinales. El CIIC calcula que la fracción prevenible de cánceres debidos a una ingesta insuficiente de frutas y verduras oscila en todo el mundo entre el 5% y el 12%, y entre el 20% y el 30% en el caso de los cánceres gastrointestinales.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?