Editar mi perfil

¿Qué tan auténticos son los productos a base de hierbas?

Por HolaDoctor -

Los consumidores de productos a base de hierbas no siempre deben confiar en que lo que se anuncia como natural es sinónimo de auténtico y seguro. De acuerdo con una investigación de la Universidad de Guelph, muchos de los que se venden en el mercado contienen ingredientes que no figuran en la etiqueta, y utilizan alternativas genéricas o materiales de relleno que podrían resultar tóxicos.

Los científicos utilizaron la tecnología de código de barras de ADN para identificar y autentificar los ingredientes en 44 productos fabricados a partir de 30 especies diferentes de hierbas, ofrecidos por 12 compañías en Estados Unidos.

De acuerdo con los resultados publicados en la revista BMC Medicine, la mayoría de los productos son de mala calidad y sólo dos de las empresas venden artículos auténticos, sin sustituciones de ingredientes, contaminantes o sustancias de relleno. El 59% de los productos analizados contenían especies de plantas que no figuran en la etiqueta, el 32% presentaba sustitución de componentes y un 20% tenían materiales de relleno como arroz, soja y trigo.

Además, se encontró contaminación en varios productos con plantas de conocida toxicidad, efectos secundarios y/o que interactúan negativamente con otras hierbas, suplementos y medicamentos. Por ejemplo, en un producto etiquetado como hierba de San Juan se halló Senna Alexandrina, una planta con propiedades laxantes. Su uso prolongado puede causar diarrea crónica y daño en el hígado.

Otros de los productos contenía Parthenium Hysterophorus (comúnmente llamada escoba amarga) que puede causar hinchazón y entumecimiento de la boca, úlceras bucales y náuseas. Ingredientes de relleno como el trigo, la soja y el arroz también podrían generar reacciones alérgicas entre algunos consumidores.

De acuerdo con Consumer Reports más de la mitad de la población adulta en Estados Unidos ha consumido suplementos alimenticios para mantenerse saludable, perder peso, mejorar en los deportes o en la alcoba, y para evitar el uso de medicamentos de venta con receta.

En 2009, de acuerdo con la Revista de la Industria de la Nutrición, se gastaron 26.7 mil millones de dólares en el consumo de suplementos en Estados Unidos.

¿Quién es responsable de la seguridad de los productos?

Los suplementos de hierbas son considerados alimentos, no drogas, por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) y no están sujetos a las mismas pruebas, fabricación y normas de etiquetado y regulaciones de los medicamentos.

Bajo la Ley educacional y suplemento alimenticio saludable de 1994 (DSHEA), los fabricantes y distribuidores de suplementos alimenticios son los responsables de garantizar que sus productos sean seguros antes de comercializarlos y están obligados a producir suplementos dietéticos bajo un sistema de control que garantiza la calidad de los productos. Los fabricantes deben asegurarse que sus productos están libres de contaminantes y que están etiquetados debidamente. La FDA es responsable de tomar acciones contra cualquier producto suplemento alimenticio no seguro una vez en el mercado.

Desde el año 1991, la Organización Mundial de Salud (OMS) publica varios volúmenes de monografías sobre plantas medicinales seleccionadas, cuyo propósito ha sido proporcionar información científica sobre la seguridad, eficacia y calidad de algunas plantas medicinales, invitando a que sus Estados miembros desarrollen sus propias monografías para estos y otros medicamentos a base de hierbas locales.

Tenga cuidado con…

La FDA reconoce que si bien hay muchos suplementos que provienen de fuentes naturales y son útiles y no causan daño, hay otros que puede acarrear riesgos para la salud, por eso, recomienda tener cuidado con afirmaciones como:

  • Una “cura para todo” rápida y eficaz
  • Sirve para tratar o curar enfermedades
  • "Totalmente seguro" o "no produce efectos secundarios"
  • Tenga en cuenta que el término “natural” no siempre significa seguro.
  • No asuma que aunque sea posible que un producto no lo ayude, al menos no le hará daño.
  • Cuando busque suplementos en la Web, use los sitios de organizaciones respetadas, en lugar de hacer búsquedas a ciegas.
  • Pídale ayuda a su proveedor de servicios de salud para separar la información confiable de la dudosa.

La FDA publica regularmente en la sección "Dietary Supplements: Warnings and Safety Information" de su sitio Web advertencias sobre los suplementos que presentan riesgos para los consumidores, entre otros, los utilizados por las terapias de medicina complementaria o alternativa.

Es importante que como consumidor busque fuentes de información fidedignas acerca de los suplementos dietéticos de manera que pueda comprobar lo que el fabricante afirma acerca de un producto. Usted debe saber que un suplemento de hierbas podría contener decenas de compuestos y que es posible que se desconozcan sus ingredientes activos.

El Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa (NCCAM, por sus siglas en inglés) y la Oficina de Suplementos Dietéticos (ODS, por sus siglas en inglés) de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés), así como otros organismos federales, ofrecen publicaciones gratuitas y centros de información para ayudarlo a tomar decisiones sobre la medicina complementaria y alternativa.

Más para leer:

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo