Publicidad

Editar mi perfil

Niño reaviva debate sobre experiencias cercanas a la muerte

Por HolaDoctor -
Crédito: sgforums.com

En 2003, Colton Burpo, entonces de 3 años (foto), fue operado de urgencia de apendicitis. Cuatro meses después de la cirugía, les contó a sus padres que había visto cómo lo operaban, que había estado con Jesús y con una hermanita que nunca conoció (su madre tuvo un aborto espontáneo en 1998). Su padre recogió el increíble relato en “Heaven is for Real”, hoy número 1 en la lista de los libros más vendidos de The New York Times.

La historia de Colton Burpo, quien hoy tiene 11 años y vive en Nebraska, reaviva el debate sobre las experiencias cercanas a la muerte -o experiencias fuera del cuerpo (EFC)- que han tenido millones de personas en todo el mundo.

Lo curioso de los relatos de quienes han vivido estas experiencias es que todos pasaron por situaciones extremas de supervivencia, y coinciden en que salieron de sus cuerpos y se vieron a sí mismos en las salas de emergencia. Personas de todas las edades, colores, credos y nacionalidades cuentan que vieron un túnel con mucha luz, que se encontraron con seres queridos muertos y que sintieron una profunda sensación de paz.

Colton forma parte de este grupo de personas que dividen aguas: algunos son escépticos y creen que hay una explicación química para el fenómeno, y otros que realmente tuvieron una experiencia extrasensorial… cercana a la muerte.

“Fue recién cuatro meses después de la operación de Colton que supimos que algo extraordinario le había pasado a nuestro hijo”, cuenta Todd Burpo, papá de Colton, en el libro “Heaven is for Real”. La familia iba en el auto, cuando Colton les dijo a sus papás que “había visto a Jesús en un enorme caballo con los colores del arco iris” y que “había conocido a su hermanita que nunca había nacido”.

El niño narró increíbles detalles de una situación que sus padres jamás le habían contado: su mamá había sufrido un aborto espontáneo en 1998.

Lo que siguió fue una historia de esas que marcan un antes y un después en la vida de las personas. Colton dijo que “los ángeles le habían cantado” y que “había conversado con uno de sus bisabuelos”, quien murió 30 años antes de que él naciera. Colton describió con detalle ese mundo repleto de colores y cuando su papá le preguntó dónde estaba ese lugar, le dijo: “es el cielo, papá”.

Todd Burpo y su esposa Sonia, lejos de desestimar las palabras del niño, realmente creyeron que había vivido una experiencia única. Los minuciosos relatos de Colton –repletos de datos sobre Jesús, su familia, sus discípulos que un niño de 3 años no conoce- están reunidos en el libro que salió a la venta a fines de 2010 y que hoy está en la lista de los más vendidos de The New York Times.

Unos 15 millones de adultos estadounidenses dijeron haber tenido estas vivencias, en un trabajo publicado en 1997. En 2010, este polémico tema se reavivó con el estreno de la película “Hereafter”, dirigida por Clint Eastwood, en la que Matt Damon interpreta a un hombre que tiene una especial conexión con la muerte.

Mientras tanto, la ciencia sigue indagando en la veracidad de estos relatos. El más reciente estudio corresponde a Sam Parnia, científico de la Escuela de Medicina de la Universidad Southampton, quien ha colgado fotografías de los techos de las salas de emergencia de 18 hospitales de Estados Unidos y el Reino Unido.

Estas fotos, que miran hacia el techo, están colocadas allí con el objetivo de comprobar si estas historias son reales. ¿Cómo? Pues sólo alguien que “sale de su cuerpo” y flota en el techo de la sala podría verlas, y describirlas después.

La meta de Parnia es que las personas que vivieron una experiencia fuera del cuerpo describan las fotografías. Y aspira a sumar 1.500 relatos para analizar durante este año.

Desde el escepticismo, muchos piensan que estas experiencias son producto de una alteración cerebral por la falta de oxígeno durante una emergencia. Desde la autoayuda, la Association for Near-Death Studies, que estudia estos fenómenos, coordina grupos de personas que han vivido esta experiencia en 47 estados.

En el centro de la controversia, millones de adultos y de niños como Colton Burpo, quienes no dudarían en volver a estar cerca de la muerte, para ver de nuevo la luz al final del túnel.

Más para leer:

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo