SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Exámenes para H. pylori

Por A.D.A.M. -

Definición

La Helicobacter pylori (H. pylori) es la bacteria (microbio) responsable de causar la mayoría de las úlceras duodenales y estomacales y muchos casos de inflamación del estómago (gastritis crónica).

Nombres alternativos

Úlcera gastroduodenal por H. pylori; UGD por H. pylori

Forma en que se realiza el examen

Hay varios métodos para analizar la infección por H. pylori.

Prueba del aliento (prueba del aliento con urea [PAU] marcada con un isótopo de carbono)

  • Hasta dos semanas antes del examen, usted debe dejar de tomar cualquier antibiótico, medicamentos que contengan bismuto, tales como Pepto-Bismol e inhibidores de la bomba de protones (IBP).
  • Durante el examen, usted traga una sustancia especial que contiene urea. La urea es un producto de desecho que el cuerpo produce a medida que descompone la proteína. La urea utilizada en este examen ha sido convertida en radiactiva, pero es inocua.
  • Si la H. pylori está presente, las bacterias convierten la urea en dióxido de carbono, el cual se detecta y se registra en su respiración exhalada después de 10 minutos.
  • Este examen puede identificar a casi todas las personas que tienen H. pylori. También se puede emplear para confirmar que la infección haya sido tratada por completo.

Exámenes de sangre

  • Los exámenes de sangre se usan para medir los anticuerpos contra H. pylori. Los anticuerpos son proteínas producidas por el sistema inmunitario del cuerpo cuando este detecta sustancias dañinas como las bacterias.
  • Los exámenes de sangre para H. pylori sólo pueden decir si el cuerpo tiene anticuerpos con esta bacteria. No pueden determinar si usted tiene una infección actual o por cuánto tiempo la ha tenido. Esto se debe a que el examen sigue siendo positivo durante años aun cuando la infección se haya curado. En consecuencia, los exámenes de sangre no se pueden usar para ver si la infección se ha curado después del tratamiento.

Examen coprológico

  • Un examen coprológico puede detectar rastros genéticos de la H. pylori en las heces.
  • Este examen se puede emplear para diagnosticar la infección y confirmar la curación después del tratamiento.

Biopsia

  • La manera más exacta de decir si usted tiene infección por H. pylori es una muestra de tejido, llamado biopsia, que se toma del revestimiento del estómago. 
  • Para extraer la muestra de tejido, a usted le practican un procedimiento llamado endoscopia, el cual se realiza en el hospital.
  • Por lo regular, se toma una biopsia si se necesita la endoscopia por otras razones. Las razones incluyen diagnosticar la úlcera, tratar cualquier sangrado o cerciorarse de que no haya cáncer.

Razones por las que se realiza el examen

Los exámenes se hacen con mayor frecuencia para diagnosticar la infección por H. pylori:

  • Si tiene úlcera gastroduodenal actualmente.
  • Si tuvo úlcera gastroduodenal en el pasado y nunca le hicieron exámenes para H. pylori.
  • Después del tratamiento para la infección por H. pylori, para verificar que no haya más bacterias.

Los exámenes también se pueden hacer si usted necesita tomar ibuprofeno u otros AINE por largo tiempo. Su proveedor de atención médica le puede comentar más al respecto.

El examen también se puede recomendar para una afección llamada dispepsia. Esto es una molestia en la parte superior del abdomen. Los síntomas incluyen una sensación de llenura o de calor, ardor o dolor en la zona entre el ombligo y la parte inferior del esternón durante o después de comer. Los exámenes para H. pylori sin endoscopia casi siempre se hacen sólo cuando la molestia es nueva, la persona es menor de 55 años y no se presenta ningún otro síntoma.

Resultados normales

Los resultados normales significan que no hay ningún signo de que usted tenga una infección por H. pylori.

Significado de los resultados anormales

Los resultados anormales significan que usted tiene una infección por H. pylori. El médico analizará el tratamiento con usted.

Referencias

Cover TL, Blaser MJ. Heliobacter pylori and other gastric Heliobacter species. In: Bennett JE, Dolin R, Blaser MJ, eds. Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases. 8th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 219.

Morgan DR, Crowe SE. Heliobacter pylori infection. In: Feldman M, Friedman LS, Brandt LJ, eds. Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease: Pathophysiology/Diagnosis/Management. 10th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 51.

Salwen MJ, Siddiqi HA, Gress FG, Bowne WB. Laboratory diagnosis of gastrointestinal and pancreatic disorders. In: McPherson RA, Pincus MR, eds. Henry's Clinical Diagnosis and Management by Laboratory Methods. 22nd ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2011:chap 22.