SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Base de maquillaje: un paso infaltable

Por HolaDoctor -
Base de maquillaje: un paso infaltable

Antes de maquillar es necesario que tu piel esté bien limpia. 

La base sirve para unificar el color de tu piel, disimular manchas, marquitas, acné, puntos negros  e irregularidades. 

Cómo aplicar la base

Para ello puedes lavarla con alguna espuma o jabón demaquillante suave o una crema liviana que no dejen tu piel con restos de gratitud. 

Secar muy bien y colocar un humectante liviano, y ahora sí: tu cara ya está lista  para recibir los primeros toques de color.

El primer paso para obtener un buen maquillaje es aplicar la base; este producto sirve para unificar el color de tu piel, disimular manchas, marquitas, acné, puntos negros  e irregularidades. 

Se aplica colocando una porción de producto en la yema de los dedos, se dan pequeños toques en la nariz, mentón, frente y pómulos que luego se extienden como si se tratara de una crema hidratante. 

Si prefieres, te puedes ayudar con una esponjita de silicona o con un pincel ¡como usan las profesionales! 

La base conviene aplicarla desde el centro del rostro hacia los laterales sin olvidar el contorno de la cara  hasta cerca del cuello, para unificar visualmente el color.

Tipos de bases


Hay varios tipos de base:

  •   Líquida o fluida: es una crema que al aplicarla sobre el rostro se ve traslúcida pero da tonalidad, ya que contiene pigmentos livianos que logran una cobertura natural, suave y uniforme. No deja la piel con apariencia pastosa, no obstruye los poros y por ende los deja respirar y viene en tonos naturales que varían entre el rosa pálido y el beige que dan un acabado suave y uniforme. Algunas traen protector solar y siempre es mejor elegir las no comedogénicas, o sea que no sean  oleosas y no te vayan a producir acné. Es fácil de aplicar y ofrece una cobertura media.
  • Fluida matificante: es una base líquida ideal para quienes tienen la piel brillante, oleosa o con imperfecciones típicas del cutis graso o adolescente. Contiene sustancias matificantes que absorben el exceso de gratitud y anulan el brillo e hidratan a la vez, y te permiten lograr un rostro fresco y luminoso durante horas. 
  • Mousse: tiene la textura de una espuma suave y ligera que se aplica con la yema de los dedos y  esparce  con facilidad. Se utiliza poca cantidad gracias a su buen poder cubritivo mate que te ayuda a disimular imperfecciones. Este producto deja la piel con aspecto suave y permanece impecable durante horas.
  • Cremosa: ofrece una cobertura excelente que te permite disimular imperfecciones. Viene en barra o como maquillaje compacto y se aplica fácilmente. Como es muy  cubritiva se las puede utilizar como corrector, y al ser bien humectante es ideal para quienes tiene el cutis seco.
  • Cremosa de larga duración: se aplica como un humectante y permanece en tu rostro durante 24 horas. Resiste al calor, la humedad y los roces pero tiene la ventaja de que no mancha. Años atrás, este tipo de maquillaje tan duradero dejaba toda la ropa con rastros difíciles de remover.  
  • Cremosa cubritiva anti-edad: para mujeres no tan jóvenes o que tienen el cutis con imperfecciones, lo ideal es este producto que permite lograr una piel con aspecto más liso y sano. Tiene una textura de crema algo líquida y se puede optar entre la de cobertura mediana o intensa, según se desee corregir líneas de expresión, manchas o marcas. No es oleosa, de modo que no obstruye los poros y deja respirar la piel.
  • Cremosa satinada: este producto cubre bien la piel y le deja un ligero acabado satinado, lo que la hace especial para una piel opaca, algo ajada o deshidratada. El efecto satinado le dará un delicado brillo que realza las líneas del rostro, pero sin dar el efecto de engrasado u oleoso.
  • Con polvos minerales: este tipo de base contiene partículas minerales ultra finas que se unifican con la piel para dar un acabado suave, con tono parejo y sin imperfecciones.  No contiene aceites y trae protector solar y es la mejor opción para las amantes de los ingredientes orgánicos y naturales.
  • En spray: te permite aplicar el maquillaje de forma suave y uniforme dejando la piel con aspecto liso y sin imperfecciones. Para aplicarlo se coloca un poco de producto en la palma de la mano y luego se distribuye en la cara con la punta de los dedos. Una vez seco se fija con un poco de polvo volátil para eliminar el brillo de la piel.  

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Mujer a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?