SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Por qué no estamos cuidando bien a nuestros hijos

Por -
Por qué no estamos cuidando bien a nuestros hijos
CRÉDITO: THINKSTOCK

Según un informe dado a conocer por los Centros de Prevención de Enfermedades (CDC) millones de niños no están recibiendo el cuidado preventivo de salud como deberían. Y si bien la Ley de Cuidado de Salud acerca a los niños a una mejor atención de salud, los padres y su propia salud también tienen un efecto en los más pequeños.

Se trata tanto de niños pequeños como de adolescentes, que no están recibiendo tratamiento preventivo que es clave para su salud. Los resultados surgieron en el Reporte Semanal Complementario de Morbilidad y Mortalidad que realizan los CDC periódicamente y resuenan como un cachetazo directo a la mejilla de muchos padres.

Los servicios clínicos preventivos son distintas formas de cuidados médicos o dentales básicos e importantes para un desarrollo saludable. Lo realizan los doctores, dentistas, enfermeras y otros proveedores de salud asociados en las clínicas. Estos servicios previenen y detectan condiciones y enfermedades en sus etapas tempranas, cuando son más fáciles de tratar y reducen significativamente los riesgos de enfermedad, discapacidad, muerte temprana e incluso cuidados médicos que son caros.

El reporte de los CDC se enfocó en 11 servicios preventivos: asesoramiento prenatal para amamantar, examen de audición y seguimiento en recién nacidos, examen de desarrollo, testeo de plomo en la sangre, examen de visión, de presión arterial, higiene dental y servicios preventivos dentales, vacunación contra el virus del papiloma, uso de tabaco y asistencia para dejar de fumar, servicios de asistencia reproductiva y chequeo de clamidia.

Los hallazgos de este estudio ofrecen una base de información  previa a 2012, antes o poco después de la implementación de la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Costo. Estos son algunos de los puntos más llamativos:

  • En 2007, los padres de casi 8 de cada 10 niños (79%) de entre 10 y 47 meses de edad dijeron que su proveedor de salud no les había pedido completar un chequeo de problemas de desarrollo en el pasado año. 
  • En 2009, más de la mitad (56%) de los niños y adolescentes no visitaron al dentista en el pasado año y casi 9 de 10 (86%) de los niños y adolescentes estudiados no recibieron tratamiento de flúor o sellador dental, por al menos un año. 
  • Casi la mitad (47%) de las niñas entre 13 y 17 años no recibieron su vacuna contra el HPV en 2011.
  • Aproximadamente,  a uno de tres (31%) niños y jóvenes entre 11 y 21 años que visitaron consultorios externos durante 2004 y 2010, no fueron preguntados si fumaban o si alguien fumaba en sus hogares. A su vez, el 80% de los que sí fueron preguntados y respondieron que sí fumaban, no recibieron ningún asesoramiento para dejar de fumar.
  • Aproximadamente, a 24% de los niños y adolescentes entre 3 y 17 años que fueron a un consultorio médico para recibir cuidado preventivo -durante 2009 y 2010- no le tomaron su presión arterial.

“Debemos proteger la salud de todos los niños y asegurarnos que reciban los servicios y exámenes recomendados. Juntos, padres, las comunidades de cuidado de salud y los organismos de salud públicos podemos trabajar para que los niños tengan cobertura de seguro de salud y reciban los servicios vitales de prevención de enfermedades”, dijo Stuart K. Shapira, médico oficial en jefe y director asociado para la ciencia en el Centro de Defectos de Nacimiento y Discapacidad en el Desarrollo.

Diferencias entre asegurados y no-asegurados

El reporte revela grandes disparidades a la hora de recibir estos servicios preventivos. Por ejemplo, los niños sin seguro médico, a diferencia de sus pares con seguro, tienden a no recibir estos servicios preventivos. Y menos niños hispanos recibieron exámenes de visión, comparados con los niños no hispanos.

La Ley de Cuidado de Salud permite un mayor acceso a las coberturas de salud y propicia la protección de los consumidores enfocándose en la prevención. Es decir que con la implementación de la ley se ha abierto una nueva oportunidad para aumentar la prevención y el uso de estos servicios básicos.

“La Ley de Cuidado de Salud requiere que los nuevos planes de seguros de salud cubran ciertos servicios clínicos preventivos sin costo adicional -sin copagos o deducibles”, dijo Lorraine Yeung, médica epidemióloga del Centro de Defectos de Nacimiento y Discapacidades en el Desarrollo, de los CDC. “Los padres necesitan saber que varios servicios clínicos preventivos pras sus niños, como los chequeos y las vacunas, son gratis con la mayoría de los planes de salud”.

Según un estudio realizado por el Urban Institute’s Health Reform Monitoring Survey, los índices de niños sin seguro de salud han declinado consistentemente. 

Hacia 2012, solo el 7% de los niños carecían de cobertura médica. Esto se debe a la expansión de la cobertura pública de salud a través de Medicaid o de CHIP (Children’s Health Insurance Program) que favorece a las familias con bajos recursos (hasta 250% del nivel de pobreza, y en algunos casos hasta 300%). Solo cinco estados (Arkansas, Arizona, Idaho, North Dakota y Oklahoma) no expandieron Medicaid y cubren solo a familias que están hasta 200% del nivel de pobreza.

Sin embargo, el estudio del Urban Institute’s Health Reform Monitoring Survey también mostró que la mayoría de los niños sin seguro eran elegibles para Medicaid o CHIP, pero no habían sido enrolados todavía.

Al igual que los CDC, este estudio llegó a la conclusión de que los niños sin seguro tienen más problemas económicos para acceder a los cuidados de salud en general y tienden a recibir menos cuidados preventivos que los niños con seguro médico. De hecho, en el último año los que no tenían seguro tuvieron 27% menos de posibilidades de recibir cuidado preventivo.

Qué servicios preventivos son gratis

Es importante que los padres sepan que pueden registrar a sus hijos para que reciban la cobertura de Medicaid o CHIP en cualquier momento del año. 

Hasta los 17 años los niños y adolescentes deben asistir periódicamente al doctor para realizar controles preventivos. Muchos de estos exámenes son gratis (mira aquí la lista completa).

Padres asegurados, niños más saludables

Padres y médicos son los responsables de que estos servicios preventivos se hagan efectivos por la salud y el bienestar de nuestros hijos. 

Pero también es importante la salud de los padres, en beneficio de los pequeños. “Hay estudios que indican que los niños se desarrollan mejor cuando sus padres están saludables y tienen seguridad económica, por lo tanto las mejoras en la cobertura de salud de los padres benefician a toda la familia”, sostienen Joan Alker y Genevieve Kenney en su blog Health Affairs, donde analizan las políticas de salud y el cuidado de la salud.

Según Alker y Kenney, casi la mitad de los padres que todavía no se han beneficiado de la Ley de Cuidado de Salud (hasta junio de 2014) viven en el sur del país y poco más del 60% vive en un estado que no ha expandido Medicaid. Más de la mitad son hispanos.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Seguros de Salud a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?