SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Wasabi (Wasabia japonica)

Wasabi (Wasabia japonica)

Resumen:

La planta de wasabi crece de forma natural a lo largo de los lechos de arroyos en valles montañosos con ríos en Japón, pero se cultiva en ciertas regiones de Japón y Norteamérica. Tradicionalmente, la raíz se ralla para crear un condimento picante que se come con pescado, especialmente el sushi. En estudios de laboratorio, el wasabi ha inhibido el crecimiento y supervivencia de células cancerígenas. Sin embargo, un componente del wasabi también indujo el crecimiento de células cancerígenas. El wasabi también ha mostrado actividad anti-inflamatoria, actividad antiplaquetaria y actividad anabólica del metabolismo óseo en pruebas de laboratorio. Sin embargo, actualmente no existe suficiente evidencia disponible en humanos que sustente el uso de wasabi para ninguna indicación.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Analgesia, antibacteriano, antioxidante, agente antiplaquetario (adelgazante de sangre), cáncer, desintoxicación, preservante de alimentos, usos alimenticios, úlceras gástricas, leucemia, prevención de melanoma, osteoporosis.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

 

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse en individuos con alergia o hipersensibilidad conocida al wasabi (Wasabia japonica) o a sus componentes.

Efectos secundarios y advertencias

Se considera que el wasabi se seguro cuando se ingiere en cantidades presentes en alimentos, según el uso dado en la cocina japonesa. Sin embargo, en la literatura actual disponible faltan reportes de efectos adversos del wasabi. El uso del wasabi es común debido a su sabor penetrante y picante, el cual se debe a la estimulación de las neuronas asociadas con sensaciones frías dolorosas. Debe usarse con precaución en pacientes que usan analgésicos en base a capsaicina aplicados a la piel, ya que el wasabi tópico puede producir dolor y activar las mismas neuronas que la capsaicina.

El wasabi puede tener actividad en contra de la H. pylori.

Debe usarse con precaución en pacientes con cáncer o con predisposición al cáncer, quienes ingieren agentes metabolizados por el hígado o quienes presentan trastornos de coagulación (sangre).

Embarazo y lactancia

Debido a la falta de evidencia científica disponible, el wasabi no se recomienda a mujeres embarazadas o lactantes.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

Aplicar wasabi a la piel puede producir dolor y activar las mismas neuronas que los analgésicos tópicos, en especial analgésicos basados en capsaicina. Se aconseja precaución al usar wasabi con otros agentes que alivian el dolor cuando se aplican a la piel.

Todas las partes de la planta de wasabi pueden tener actividad antibiótica. Por tanto, usar wasabi con otros agentes que tienen efectos antibacterianos puede resultar en efectos aditivos.

Aunque no se ha estudiado bien en humanos, el wasabi puede incrementar el riesgo de sangrado. Se aconseja precaución a pacientes con trastornos de sangrado o que ingieren drogas que pueden aumentar el riesgo de sangrado. Puede ser necesario ajustar la dosis.

El wasabi puede inhibir la actividad de la enzima COX-1. Se aconseja precaución con pacientes que ingieren wasabi y otros agentes anti-inflamatorios.

Varios componentes del wasabi han mostrado actividad anticancerígena. Sin embargo, la evidencia actual es contradictoria. No obstante, se aconseja precaución cuando se ingiere wasabi y cualquier agente anticancerígeno. Consulte a un profesional de la salud calificado, incluso a un farmaceuta, para verificar las interacciones.

Todas las partes de la planta de wasabi pueden tener actividad en contra de la H. pylori.

El wasabi puede interactuar con drogas metabolizadas por el hígado. Se aconseja precaución cuando se usa wasabi con otros agentes metabolizados por el hígado o que posiblemente sean perjudiciales.

Los extractos del pecíolo del wasabi (Wasabi japonica Matsum) puede tener efectos anabólicos en el metabolismo óseo. Se aconseja precaución cuando se ingiere wasabi con modificadores selectivos de receptores de estrógenos, agentes hormonales o biofosfonatos.

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

Todas las partes de la planta de wasabi pueden tener actividad antibacteriana. Por tanto, usar wasabi con otras hierbas que tienen efectos antibacterianos puede resultar en efectos aditivos.

Aunque no se ha estudiado bien en humanos, el wasabi puede inhibir la agregación de plaquetas y aumentar el riesgo de sangrado. Se aconseja precaución a pacientes con trastornos de sangrado o que ingieren hierbas o suplementos que pueden aumentar el riesgo de sangrado. Se han reportado múltiples casos de sangrado con el uso de Ginkgo biloba y otros pocos casos con ajo y palma enana americana.

El wasabi puede inhibir la actividad de la enzima COX-1. Se aconseja precaución a pacientes que ingieren wasabi con otras hierbas anti-inflamatorias.

Varios componentes del wasabi han mostrado actividad anticancerígena. Sin embargo, la evidencia actual es contradictoria. No obstante, se aconseja precaución cuando se ingiere wasabi con cualquier agente anticancerígeno. Consulte a un profesional de la salud calificado, incluso a un farmaceuta, para verificar las interacciones.

Según estudios de laboratorio, todas las partes de la planta de wasabi pueden tener actividad en contra de la H. pylori.

Aplicar wasabi a la piel puede producir dolor y activar las mismas neuronas que la capsaicina y Cannabis sativa.

El wasabi puede interactuar con hierbas metabolizadas por el hígado. Se aconseja precaución cuando se usa wasabi con otros agentes metabolizados por el hígado o que posiblemente sean perjudiciales.

Los extractos del pecíolo de wasabi (Wasabi japonica Matsum) pueden tener efectos anabólicos en el metabolismo óseo. Se aconseja precaución cuando se ingiere wasabi con fitoestrógenos o hierbas y suplementos hormonales.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

No se ha comprobado una dosis efectiva de wasabi en adultos.

Niños (menores de 18 años)

No se ha comprobado una dosis efectiva de wasabi en niños.

Referencias:

 

  • Bautista DM, Movahed P, Hinman A, et al. Pungent products from garlic activate the sensory ion channel TRPA1. Proc Natl.Acad.Sci U.S.A 8-23-2005;102(34):12248-12252.
  • Hinman A, Chuang HH, Bautista DM, et al. TRP channel activation by reversible covalent modification. Proc Natl.Acad.Sci U.S.A 12-19-2006;103(51):19564-19568.
  • Hou DX, Fukuda M, Fujii M, et al. Transcriptional regulation of nicotinamide adenine dinucleotide phosphate: quinone oxidoreductase in murine hepatoma cells by 6-(methylsufinyl)hexyl isothiocyanate, an active principle of wasabi (Eutrema wasabi Maxim). Cancer Lett 12-20-2000;161(2):195-200.
  • Jordt SE, Bautista DM, Chuang HH, et al. Mustard oils and cannabinoids excite sensory nerve fibres through the TRP channel ANKTM1. Nature 1-15-2004;427(6971):260-265.
  • Morimitsu Y, Hayashi K, Nakagawa Y, et al. Antiplatelet and anticancer isothiocyanates in Japanese domestic horseradish, wasabi. Biofactors 2000;13(1-4):271-276.
  • Nabekura T, Kamiyama S, Kitagawa S. Effects of dietary chemopreventive phytochemicals on P-glycoprotein function. Biochem Biophys Res Commun. 2-18-2005;327(3):866-870.
  • Nomura T, Shinoda S, Yamori T, et al. Selective sensitivity to wasabi-derived 6-(methylsulfinyl)hexyl isothiocyanate of human breast cancer and melanoma cell lines studied in vitro. Cancer Detect.Prev. 2005;29(2):155-160.
  • Shin IS, Masuda H, Naohide K. Bactericidal activity of wasabi (Wasabia japonica) against Helicobacter pylori. Int J Food Microbiol. 8-1-2004;94(3):255-261.
  • Watanabe M, Ohata M, Hayakawa S, et al. Identification of 6-methylsulfinylhexyl isothiocyanate as an apoptosis-inducing component in wasabi. Phytochemistry 2003;62(5):733-739.
  • Weil MJ, Zhang Y, Nair MG. Colon cancer proliferating desulfosinigrin in wasabi (Wasabia japonica). Nutr Cancer 2004;48(2):207-213.
  • Weil MJ, Zhang Y, Nair MG. Tumor cell proliferation and cyclooxygenase inhibitory constituents in horseradish (Armoracia rusticana) and Wasabi (Wasabia japonica). J Agric.Food Chem 3-9-2005;53(5):1440-1444.
  • Yamaguchi M. Regulatory mechanism of food factors in bone metabolism and prevention of osteoporosis. Yakugaku Zasshi 2006;126(11):1117-1137.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?