SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Vitamina O

Vitamina O

Resumen:

El oxígeno es una parte integral de la existencia humana. Algunos han denominado este elemento como "vitamina O", a pesar de no ser una verdadera vitamina. Los proponentes de la vitamina O afirman que las enfermedades ocurren porque al cuerpo le hace falta oxígeno. Por tanto, al ingerir oxígeno a través de suplementos de vitamina O, estas dolencias se pueden revertir.

Parece ser que existen dos tipos de productos de vitamina O en el mercado. El primero es un suplemento de salud costoso que se compone principalmente de agua salada y oxígeno "estabilizado" o "aeróbico". Compañías como RGarden han comercializado la vitamina O (sin germanio) afirmando que puede curar o prevenir enfermedades graves como cáncer, enfermedades cardiacas y enfermedades pulmonares, y que cuando se ingiere por vía oral, enriquece el torrente sanguíneo con oxígeno suplementario. Estas afirmaciones nunca fueron respaldadas con evidencia científica; sin embargo, numerosos testimonios mencionan los efectos de la vitamina O sobre varias afecciones. El segundo producto de vitamina O contiene germanio, el cual puede ser seguro y no tóxico en grandes cantidades cuando se deriva de forma sintética.

No existe evidencia científica disponible en la actualidad en relación con la efectividad de la vitamina O o con los beneficios de ingerir oxígeno estabilizado o aeróbico. No se ha comprobado que la vitamina O (oxígeno oral o tópico) sea un tratamiento efectivo para los usos que se le atribuyen.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Enfermedad de Alzheimer, amiloidosis (enfermedad rara que produce la formación de amiloideo, una proteína y almidón, en tejidos y órganos), antibacteriano, antifúngico, antiviral, arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias), asma, cáncer, úlceras bucales, cataratas, bronquitis crónica, resfriado común, tos, diabetes mellitus, úlceras diabéticas, infecciones de oído, energizante, fatiga, gripe, glaucoma, dolores de cabeza, enfermedades cardiacas, hemorroides, hipertensión (presión arterial alta), inmunoestimulación, mejoramiento de la respiración, enfermedades pulmonares, pérdida de la memoria, trastornos metabólicos, obesidad, dolor, problemas de próstata, culebrilla, trastornos de sueño.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

 

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

No se conocen reportes de alergia a la vitamina O.

Efectos secundarios y advertencias

Aunque no se ha comprobado como tratamiento para ninguna afección, en teoría la vitamina O se considera segura. Sin embargo, es posible que no sea segura cuando se compra a ciertos vendedores ya que se sabe que algunos productos que se comercializan como vitamina O contienen germanio inorgánico, el cual puede producir daño renal y toxicidad.

Los fabricantes han reportado efectos secundarios como dolor de cabeza leve o energía en exceso luego de ingerir demasiada vitamina O de una sola vez.

Debe usarse con cautela en pacientes que pueden reemplazar medicamentos comprobados y efectivos por la vitamina O.

Debe usarse con cautela en pacientes con presión arterial alta que controlan la ingestión de sodio ya que los productos de la vitamina O contienen sal.

Embarazo y lactancia

Debido a la falta de evidencia científica disponible, no se recomienda la vitamina O a mujeres embarazadas o lactantes.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

Los productos de vitamina O pueden contener cloruro de sodio (sal); por tanto, los pacientes con presión arterial alta deben prestar atención. Debido a posibles efectos aditivos, debe usarse con cautela si se ingieren agentes reductores de la presión arterial.

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

Los productos de vitamina O pueden contener cloruro de sodio (sal); por tanto, los pacientes con presión arterial alta deben prestar atención. Debido a posibles efectos aditivos, debe usarse con cautela si se ingieren hierbas o suplementos reductores de la presión arterial.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

No se ha comprobado una dosis segura o efectiva de vitamina O en adultos.

Niños (menores de 18 años)

No se ha comprobado una dosis segura o efectiva de vitamina O en niños.

Referencias:

 

  • Asaka T, Nitta E, Makifuchi T, et al. Germanium intoxication with sensory ataxia. J.Neurol.Sci. 1995;130(2):220-223.
  • Fujimoto M, Ishibashi H, Shimamura R, et al. [A patient with liver cirrhosis manifesting various symptoms including cerebellar ataxia due to germanium intoxication]. Fukuoka Igaku Zasshi 1992;83(3):139-143.
  • Iijima M, Mugishima M, Takeuchi M, et al. [A case of inorganic germanium poisoning with peripheral and cranial neuropathy, myopathy and autonomic dysfunction]. No To Shinkei 1990;42(9):851-856.
  • Kamijo M, Yagihashi S, Kida K, et al. [An autopsy case of chronic germanium intoxication presenting peripheral neuropathy, spinal ataxia, and chronic renal failure]. Rinsho Shinkeigaku 1991;31(2):191-196.
  • Krapf R, Schaffner T, Iten PX. Abuse of germanium associated with fatal lactic acidosis. Nephron 1992;62(3):351-356.
  • Nagata N, Yoneyama T, Yanagida K, et al. Accumulation of germanium in the tissues of a long-term user of germanium preparation died of acute renal failure. J.Toxicol.Sci. 1985;10(4):333-341.
  • Obara K, Saito T, Sato H, et al. Germanium poisoning: clinical symptoms and renal damage caused by long-term intake of germanium. Jpn.J.Med. 1991;30(1):67-72.
  • Raisin J, Hess B, Blatter M, et al. [Toxicity of an organic Germanium compound: deleterious consequences of a "natural remedy"]. Schweiz.Med.Wochenschr. 1-8-1992;122(1-2):11-13.
  • Schroeder HA, Balassa JJ. Abnormal trace metals in man: germanium. J.Chronic.Dis. 1967;20(4):211-224.
  • Takeuchi A, Yoshizawa N, Oshima S, et al. Nephrotoxicity of germanium compounds: report of a case and review of the literature. Nephron 1992;60(4):436-442.
  • Van der Spoel JI, Stricker BH, Schipper ME, et al. [Toxic damage of kidney, liver and muscle attributed to the administration of germanium-lactate-citrate]. Ned.Tijdschr.Geneeskd. 6-22-1991;135(25):1134-1137.

 

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?