SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Vitamina D de la madre se vincula con trastornos del lenguaje

Por Steven Reinberg, Reportero de Healthday -

Un estudio halla una asociación entre los niveles bajos en el embarazo y el desarrollo a los 5 y 10 años de edad

LUNES, 13 de febrero (HealthDay News) -- Las mujeres embarazadas con niveles bajos de vitamina D podrían poner a sus hijos en riesgo de dificultades del lenguaje, informan investigadores australianos.

Tomar complementos de vitamina D en el embarazo podría aliviar el problema, sugieren.

"Unos niveles adecuados de vitamina D entre las mujeres embarazadas podrían ser importantes para el desarrollo óptimo de sus bebés", aseguró el investigador líder Andrew Whitehouse, profesor asociado y conferenciante de psicopatología del desarrollo del Instituto Telethon de Investigación en Salud Infantil de la Universidad de Australia Occidental. "Sin embargo, es importante que los hallazgos de este estudio sean replicados antes de sacar cualquier conclusión firme".

Los niveles de vitamina D en las mujeres embarazadas han bajado de forma constante en los últimos 20 años, probablemente como consecuencia de una menor exposición a la luz del sol, apuntó Whitehouse.

"Los efectos de unos niveles maternos más bajos de vitamina D sobre sus hijos en desarrollo no se comprenden del todo", advirtió. "El estudio actual halló que las mujeres con insuficiencia de vitamina D en el embarazo tienen un mayor riesgo de tener un hijo con dificultades de lenguaje en el desarrollo".

El informe aparece en la edición en línea del 13 de febrero de la revista Pediatrics.

Para el estudio, el equipo de Whitehouse observó los niveles de vitamina D de más de 700 mujeres embarazadas. También midieron la conducta de sus hijos a los 2, 5, 8, 10, 14 y 17 años.

Además, los investigadores midieron el desarrollo del lenguaje cuando los niños tenían 5 y 10 años.

Los investigadores hallaron que los niveles de vitamina D en el embarazo no tenían ningún efecto sobre los problemas conductuales o emocionales de los niños.

Sin embargo, hubo diferencias significativas en el desarrollo del lenguaje entre los niños cuyas madres tenían los niveles más bajos de vitamina D en el embarazo.

Las dificultades de lenguaje se duplicaron entre los niños cuyas madres tenían los niveles más bajos de vitamina D, frente a los niños cuyas madres tenían niveles normales de vitamina D, halló el grupo de Whitehouse.

"Los hallazgos sugieren que podría haber una relación entre los niveles maternos de vitamina D en el embarazo y el desarrollo neural de sus hijos", comentó Whitehouse.

Sin embargo, aunque el estudio descubrió una asociación entre los niveles de vitamina D de las madres embarazadas y el desarrollo del lenguaje en sus hijos, no probó una relación causal.

"Si la insuficiencia de vitamina D en la vida prenatal es una causa de dificultades del lenguaje en la niñez, y todavía esto está por determinarse de forma concluyente, entonces los complementos de vitamina D para las mujeres embarazadas podrían ser un importante próximo paso", apuntó.

La Dra. Jennnifer Wu, obstetra y ginecóloga del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, cree que la vitamina D es importante para las mujeres embarazadas.

"Las mujeres deben hacer que se revisen sus niveles de vitamina D. Nos gustaría corregir estas deficiencias antes del embarazo", dijo.

"Afortunadamente, la mayoría de mujeres [embarazadas] toman una vitamina prenatal que contienen 1,200 unidades internacionales (UI) de vitamina D, así que la mayoría son complementadas durante todo el embarazo", añadió Wu.

Las mujeres con deficiencia de vitamina D podrían necesitar hasta 10,000 UI al día, apuntó.

"Si intenta quedar embarazada, debe comenzar a tomar una vitamina prenatal", aconsejó Wu. "Tiene muchas cosas buenas que serán positivas en el embarazo".

Otro experto, el Dr. Michael F. Holick, profesor de medicina, fisiología y biofísica de la Facultad de medicina de la Universidad de Boston, anotó que la deficiencia de vitamina D aumenta el riesgo de preeclampsia (una afección caracterizada por un aumento de la presión arterial y la proteína en la orina durante el embarazo) y la necesidad de cesárea.

"No me sorprende que los problemas del desarrollo también sean una inquietud para los fetos que se desarrollan en un estado de deficiencia de vitamina D", comentó.

"Las mujeres embarazadas deben aumentar su ingesta de vitamina D a los niveles recomendados por la Sociedad Endocrina (Endocrine Society), que son de 1,500 a 2,000 UI al día", concluyó Holick.

Más información

Para más información sobre la vitamina D, visite los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay

logo

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?