SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Uña de gato (Uncaria tomentosa, Uncaria guianensis)

Uña de gato (Uncaria tomentosa, Uncaria guianensis)

Resumen:

Encontrada originalmente en Perú, se dice que el uso de la uña de gato data de la civilización inca, posiblemente hasta 2,000 años atrás. Se ha empleado como anticonceptivo, anti-inflamatorio, inmunoestimulante, para cáncer y como antiviral. Los sacerdotes peruanos asháninka consideraban que la uña de gato (Uncaria tomentosa) tenía grandes poderes y propiedades dadoras de vida, y por lo tanto la usaban para evitar las enfermedades.

Muchas especies de plantas se comercializan bajo el nombre de uña de gato, siendo las más comunes la Uncaria tomentosa y Uncaria guianensis. Ambas se utilizan para tratar los mismos síntomas, aunque, supuestamente, la primera podría ser un inmunoestimulante más eficaz.

La uña de gato (uncaria tomentosa) podría contaminarse con otras especies de Uncaria, inclusive la Uncaria rhynchophylla (utilizada en preparaciones herbales chinas bajo el nombre Gou-Teng), la cual, supuestamente, podría causar presión arterial baja, reducir la frecuencia cardiaca o actuar como un neuro-inhibidor. Existen reportes de que una planta potencialmente tóxica cultivada en Texas, la Acacia gregii, se está sustituyendo por uña de gato en preparaciones comerciales.

En Alemania y Austria la uña de gato es un medicamento farmacéutico registrado, y sólo puede ser vendido bajo prescripción. Hoy en día, la uña de gato (Uncaria tomentosa) se usa ampliamente, y es uno de los remedios herbales de mayor venta en Estados Unidos a pesar de la falta de evidencia de alta calidad en estudios con humanos para recomendar su uso.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Abscesos, acné, envejecimiento, enfermedad de Alzheimer, amnesia, antibacteriano, anticonvulsivo, antifúngico, antihistamínico, antioxidante, antiparásitos, antiviral, estimulador del apetito, asma, dermatitis atópica, control de natalidad, enfermedad intestinal, bursitis, cándida, displasia cervical, sensibilidades a sustancias químicas, parto (recuperación), síndrome de fatiga crónica, cirrhosis, resfriados, ulcerosa, enfermedad de Crohn, quistes, demencia, depresión, diabetes, diarrea, trastornos digestivos, diverticulitis, disentería, edema, endometriosis, fiebre, fibromialgia, fístulas, gastritis, trastornos gastrointestinales, reparación mejorada de ADN, gingivitis, gonorrea, gota, enfermedades cardíacas, hemorragia, hemorroides, hepatoprotectivo, herpes, presión arterial alta, colesterol alto, VIH, enfermedad inflamatoria intestinal (EII), influenza, limpiador del riñón, enfermedades del riñón, síndrome de intestino permeable, leucopenia inducida por quimioterapia, enfermedades del hígado, debilidad a largo plazo, inflamación de los pulmones, lupus, irregularidad menstrual, resistencia de células tumorales a múltiples drogas, esclerosis múltiple (EM), dolor de nervios, neuroprotección, dolor, síndrome premenstrual, problemas de próstata, efectos secundarios por radiación, rosácea, enfermedades de transmisión sexual, culebrilla, sinusitis, trastornos de piel, dolores de garganta, estimulante, dolor de estómago, úlceras estomacales, apoplejía, protección solar, tónico, tumores, úlceras, infección del tracto urinario, vasorelajante, debilidad, cicatrización de heridas.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Alergias (C)

    Estudios preliminares se han realizado en Europa, para evaluar los efectos de la uña de gato en los pacientes con enfermedades alérgicas respiratorias, un 10-año de seguimiento revelaron que algunos pacientes mejoraron. Se necesitan más estudios antes de poder hacer una conclusión firme.

  • Anti-inflamatorio (C)

    La uña de gato podría reducir la inflamación. Se necesitan grandes estudios de alta calidad en humanos para comparar los efectos de la uña de gato pura frente al placebo, antes de poder llegar a una conclusión.

  • Artritis (osteoartritis, artritis reumatoide) (C)

    La uña de gato puede reducir la inflamación y esto ha llevado a la investigación de la uña de gato para condiciones como la artritis reumatoide. Investigaciones preliminares indican que la uña de gato puede reducir el dolor de la osteoartritis de rodilla. Se necesitan más estudios antes de poder hacer una conclusión firme.

  • Cáncer (C)

    Evidencias preliminares sugieren que la uña de gato podría reducir el crecimiento de tumores. Sin embargo, las investigaciones son muy precoces y no han identificado tipos específicos de cáncer que se puedan beneficiar. Los resultados no son claros. Se necesitan más estudios antes de poder hacer una conclusión firme.

  • Estimulante inmunológico (C)

    Unos pocos estudios previos sugieren que la uña de gato podría estimular el sistema inmunológico, inclusive en pacientes con VIH. No obstante, los resultados de diferentes estudios no coinciden entre sí. Por tanto, no hay suficiente información para hacer una conclusión firme para su uso.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Las personas con alergias a las plantas de la familia de las Rubiáceas o a cualquier especie de la Uncaria pueden ser más propensas a tener reacciones alérgicas a la uña de gato. Una reacción típica alérgica podría ser salpullido acompañado de picazón o un brote severo. Se ha reportado inflamación alérgica de los riñones.

Efectos secundarios y advertencias

Se han reportado pocos efectos secundarios por el uso de la uña de gato en las dosis recomendadas. La mayoría de ellos se consideran inusuales, y algunos de ellos son teóricos y no se han reportado en humanos. Ejemplos de posibles efectos secundarios incluyen incomodidad estomacal, náuseas, diarrea, latidos lentos del corazón o ritmo alterado de los mismos, enfermedad de los riñones, insuficiencias renales agudas, neuropatía, disminuciones de los niveles de estrógeno o progesterona y aumento del riesgo de sangrado. Debido a que, en teoría, la uña de gato podría aumentar el riesgo de sangrado, podría ser necesario que los pacientes cesen de tomarla antes de algunas cirugías, lo cual debe ser analizado con un proveedor de salud calificado. Se recomienda precaución en pacientes con trastornos de sangrado o que toman drogas que pudieran incrementarlo. Podría ser necesario ajustar las dosis.

Algunos expertos en medicina natural desestimulan el uso de la uña de gato en personas con afecciones que inciden en el sistema inmunológico, tales como el SIDA o VIH, algunos tipos de cáncer, esclerosis múltiple, tuberculosis y enfermedades reumatoides (artritis reumatoide, lupus, etc.). Sin embargo, no hay estudios o reportes específicos en esta área, y los riesgos del uso de la uña de gato en personas con estas dolencias no son claros.

Muchas tinturas contienen altos niveles de alcohol y deben evitarse cuando se conduce o se opera maquinaria pesada.

Embarazo y lactancia

La uña de gato no puede recomendarse durante el embarazo o la lactancia. Históricamente, la uña de gato se ha empleado para prevenir el embarazo y para inducir abortos. Las mujeres embarazadas o que desean estarlo no deben consumir uña de gato. Muchas tinturas contienen altos niveles de alcohol, y deben evitarse durante el embarazo.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

En teoría, la uña de gato podría incrementar el riesgo de sangrado cuando se ingiere con drogas que surten este mismo efecto. Algunos ejemplos incluyen la aspirina, los anticoagulantes ("adelgazantes de sangre") tales como la warfarina (Coumadin®) o la heparina, drogas anti-plaquetarias, como el clopidogrel (Plavix®), y drogas anti-inflamatorias no esteroides, como el ibuprofeno (Motrin®, Advil®) o el naproxeno (Naprosyn®, Aleve®).

En teoría, la uña de gato podría interferir con la manera como el cuerpo procesa ciertas drogas que utilizan el sistema enzimático "citocromo P450" del hígado. Como resultado, los niveles de dichas drogas podrían aumentarse en la sangre, y pudieran causar efectos aumentados o reacciones adversas potencialmente peligrosas.

Ya que un componente de la uña de gato pudiera alterar el ritmo del corazón (por ejemplo, podría reducir los latidos cardíacos) o disminuir la presión arterial, las personas que toman drogas como la amiodarona (Cordarone®) o la digoxina (Lanoxin®) para tratar ritmos cardíacos irregulares, o drogas para reducir la presión arterial, como el verapamil (Calan®), deben utilizar la uña de gato con precaución.

Ya que se cree que la uña de gato afecta el sistema inmunológico, las personas que ingieren inmunosupresores como los corticosteroides, drogas para enfermedades reumatológicas (artritis reumatoide, lupus, etc.) o drogas para prevenir el rechazo de órganos trasplantados deben consultar a un proveedor de la salud y a un farmaceuta antes de de usarla. Ejemplos de estas drogas son azatioprina, ciclosporina y prednisona.

La uña de gato podría interactuar con agentes hormonales, agentes reductores de colesterol, diuréticos y agentes que afectan los riñones.

Aunque no bien estudiado en humanos, uña de gato pueden interactuar con fármacos que aumentan la sensibilidad a la luz, analgésicos, anestésicos, antibióticos, antihistamínicos, agentes anti-inflamatorios y agentes antivirales. La uña de gato también puede interactuar con los medicamentos utilizados para tratar el cáncer.

Muchas tinturas contienen altos niveles de alcohol y podrían causar náuseas o vómito cuando se toman con metronidazol (Flagyl®) o disulfiram (Antabuse®).

Interacciones con hierbas y suplementos

Se han reportado muy pocas interacciones entre la uña de gato y hierbas o suplementos. En teoría, la uña de gato podría interferir con la manera como el cuerpo procesa ciertas hierbas o suplementos que usan el sistema enzimático "citocromo P450" del hígado. Como resultado, los niveles de otras hierbas o suplementos pudieran tornarse demasiado altos en la sangre. También podría alterar los efectos que otras hierbas o suplementos posiblemente tengan en el sistema P450.

Es posible que la uña de gato pudiera disminuir la presión arterial. Por ejemplo, se han observado efectos acumulativos con el cohosh negro, la curcumina o el jengibre.

La uña de gato podría alterar el ritmo de los latidos del corazón. Como resultado, debe emplearse cuidadosamente si se toma con otras hierbas que afecten el corazón, como dedalera/digitalis.

En teoría, la uña de gato podría aumentar el riesgo de sangrado cuando se toma con hierbas y suplementos que se cree tienen este mismo efecto. Múltiples casos de sangrado se han reportado con el uso de Ginkgo biloba, y otros pocos con ajo y palma enana americana. Teóricamente, numerosos agentes adicionales podrían incrementar el riesgo de sangrado, aunque esto no se ha comprobado en la mayoría de los casos.

La uña de gato podría disminuir los niveles de estrógeno y, por lo tanto, los efectos de otros agentes que se cree que tienen propiedades parecidas a las de los estrógenos podrían alterarse.

La uña de gato puede reducir la efectividad de los suplementos de hierro e interactuar con hierbas y suplementos reductores de colesterol, diuréticos, hongos o hierbas que afectan los riñones.

Aunque no bien estudiado en humanos, uña de gato puede interactuar con hierbas o suplementos que aumentan la sensibilidad a la luz. Otras interacciones potenciales son agentes para aliviar el dolor, anestésicos, antibióticos, antihistamínicos, antiinflamatorios, antioxidantes y agentes antivirales. La uña de gato también puede interactuar con hierbas o suplementos que se usan para tratar el cáncer.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores):

No se ha comprobado una dosis efectiva para la uña de gato. Cápsulas, extractos, tinturas, decocciones y tés están disponibles en el comercio. Como cápsula, se han utilizado entre 20 y 1000 miligramos, ingeridos, a menudo, en dosis divididas , una a tres veces al día o 500-600 miligramos una vez al día. Hasta 25 gramos de la corteza de primas se ha utilizado en decocciones, aunque esta dosis se basa en las prácticas tradicionales.

La uña de gato también esta disponible en preparaciones para la piel, pero no hay dosis específicas que hayan mostrado ser seguras o efectivas.

Niños (menores de 18 años):

No se han estudiado a profundidad ni la dosificación ni la seguridad de la uña de gato en niños, y se recomienda que las dosis sean analizadas con el proveedor de salud del niño antes de iniciar la terapia.

Referencias:

 

  • Aguilar JL, Rojas P, Marcelo A, et al. Anti-inflammatory activity of two different extracts of Uncaria tomentosa (Rubiaceae). J Ethnopharmacol 2002;81(2):271-276.
  • Akesson C, Lindgren H, Pero RW, et al. An extract of Uncaria tomentosa inhibiting cell division and NF-kappa B activity without inducing cell death. Int Immunopharmacol 2003;3(13-14):1889-1900.
  • Allen-Hall L, Cano P, Arnason JT, et al. Treatment of THP-1 cells with Uncaria tomentosa extracts differentially regulates the expression if IL-1beta and TNF-alpha. J Ethnopharmacol 1-19-2007;109(2):312-317.
  • Ccahuana-Vasquez RA, Santos SS, Koga-Ito CY, et al. Antimicrobial activity of Uncaria tomentosa against oral human pathogens. Braz Oral Res 2007;21(1):46-50.
  • Cheng AC, Jian CB, Huang YT, et al. Induction of apoptosis by Uncaria tomentosa through reactive oxygen species production, cytochrome c release, and caspases activation in human leukemia cells. Food Chem Toxicol 2007;45(11):2206-2218.
  • Garcia Prado E, Garcia Gimenez MD, De la Puerta V, et al. Antiproliferative effects of mitraphylline, a pentacyclic oxindole alkaloid of Uncaria tomentosa on human glioma and neuroblastoma cell lines. Phytomedicine 2007;14(4):280-284.
  • Hardin SR. Cat's claw: an Amazonian vine decreases inflammation in osteoarthritis. Complement Ther Clin Pract 2007 Feb;13(1):25-8.
  • Kitajima M, Hashimoto K, Yokoya M, et al. Two new nor-triterpene glycosides from peruvian "Una de Gato" (Uncaria tomentosa). J Nat Prod 2003;66(2):320-323.
  • Lee J, Son D, Lee P, et al. Alkaloid fraction of Uncaria rhynchophylla protects against N-methyl-D-aspartate-induced apoptosis in rat hippocampal slices. Neurosci Lett 9-4-2003;348(1):51-55.
  • Lee J, Son D, Lee P, et al. Protective effect of methanol extract of Uncaria rhynchophylla against excitotoxicity induced by N-methyl-D-aspartate in rat hippocampus. J Pharmacol Sci 2003;92(1):70-73.
  • Moreno SR, Silva AL, Dire G, et al. Effect of oral ingestion of an extract of the herb Uncaria tomentosa on the biodistribution of sodium pertechnetate in rats. Braz J Med Biol Res 2007;40(1):77-80.
  • Mur E, Hartig F, Eibl G, et al. Randomized double blind trial of an extract from the pentacyclic alkaloid-chemotype of uncaria tomentosa for the treatment of rheumatoid arthritis. J Rheumatol 2002;29(4):678-681.
  • Piscoya J, Rodriguez Z, Bustamante SA, et al. Efficacy and safety of freeze-dried cat's claw in osteoarthritis of the knee: mechanisms of action of the species Uncaria guianensis. Inflamm Res 2001;50(9):442-448.
  • Setty AR, Sigal LH. Herbal medications commonly used in the practice of rheumatology: mechanisms of action, efficacy, and side effects. Semin Arthritis Rheum 2005;34(6):773-784.
  • Valerio LG Jr, Gonzales GF. Toxicological aspects of the South American herbs cat's claw (Uncaria tomentosa) and Maca (Lepidium meyenii): a critical synopsis. Toxicol Rev 2005;24(1):11-35.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?