SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Ruibarbo

Ruibarbo

Resumen:

Los expertos en hierbas chinas han utilizado los rizomas y raíces del ruibarbo durante miles de años, con total confianza. Tanto los rizomas como las raíces contienen antraquinonas y taninos muy poderosos que actúan como laxantes y astringentes estimulantes, respectivamente. En la medicina tradicional china el ruibarbo también se usa para tratar las úlceras gástricas, insuficiencia renal crónica (riñón) y la hipertensión inducida por el embarazo (presión arterial alta), pre-eclampsia y eclampsia. Los expertos europeos en hierbas recomiendan el ruibarbo como laxante, diurético y para el tratamiento de los cálculos renales, gota (inflamación de los pies) y enfermedades del hígado. Externamente, se recomienda para cicatrizar heridas y costras en la piel.

En la actualidad, la utilización del ruibarbo en el tratamiento contra el cáncer (como ingrediente de la fórmula herbal Essiac®) carece de evidencia a partir de ensayos clínicos controlados. Sin embargo, se están haciendo pruebas para determinar su utilidad en el tratamiento de otras múltiples afecciones, tales como hiperlipidemia (colesterol alto) y obesidad.

La utilización del ruibarbo parece ser más promisoria en el tratamiento contra la gingivitis, insuficiencia crónica renal y sangrado en el área gastrointestinal superior, aunque se requiere mayor investigación en estas áreas, específicamente utilizando el ruibarbo como una monoterapia.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Abortifaciente (inductor de aborto), alergias, fisuras anales, antihelmíntico (expulsor de lombrices), anticoagulante, antioxidante, antiparasitario, astringente, purificador de la sangre, trastornos sanguíneos (coagulación intravascular diseminada), moretones, quemaduras, cáncer, conjuntivitis, estreñimiento (agudo), afecciones dentales (hipersensibilidad dental), diarrea, diurético, disentería (diarrea severa), dispepsia (molestia estomacal), fiebre, usos alimenticios, úlceras gástricas, gastritis, gota (inflamación de los pies), dolor de cabeza, hemorroides, herpes simplex, hipertensión (presión arterial alta), inmunomodulador, indigestión, ictericia, cálculos renales, laxante, trastornos menstruales, síndrome de Oketsu, osteoartritis, complicaciones relacionadas con el embarazo (eclampsia), preparación para cirugía (recto-anal), dolor reumático, síndrome respiratorio agudo severo (SARS), úlceras cutáneas, tónico, dolor dental, trauma, úlcera, estimulante uterino, cicatrización de heridas.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Sangrado (área gastrointestinal superior) (B)

    En la medicina china tradicional, el ruibarbo se utiliza para el tratamiento de muchos trastornos gastrointestinales como por ejemplo los del área gastrointestinal superior. La evidencia preliminar indica que el ruibarbo puede ser benéfico en la reducción del sangrado del área gastrointestinal superior, aunque se requieren estudios de mejor calidad para confirmar esta hipótesis.

  • Gingivitis (B)

    Durante décadas, se ha utilizado Pyralvex® como un ungüento para el tratamiento de la gingivitis y la mucosa oral; más recientemente, se está utilizando Parodium® con el mismo fin. Es importante resaltar que el extracto de ruibarbo aparece como componente activo de ambos y los resultados de varios estudios clínicos investigativos sobre el uso del Pyralvex® y el Parodium® indican que la combinación de estos tratamientos pueden ser benéfica en el tratamiento de la gingivitis. Sin embargo, se recomienda investigación adicional en esta área.

  • Insuficiencia renal (crónica) (B)

    En pruebas de laboratorio en humanos y como parte del tratamiento en la medicina tradicional china, el ruibarbo ha demostrado efectos positivos en la insuficiencia renal (riñón). En algunos estudios, el ruibarbo ha demostrado una efectividad mayor que la del captopril. Igualmente, la combinación de ambos es más efectiva que el captopril utilizado individualmente. Se requieren estudios de mayor calidad para confirmar esta hipótesis.

  • Pérdida de la memoria relacionada con la edad (C)

    Existe evidencia preliminar sobre el ruibarbo en conjunto con otras hierbas para el tratamiento de la pérdida de memoria relacionada con la edad. Se requieren estudios sobre el efecto del ruibarbo considerado individualmente, para discernir sus efectos en el envejecimiento y la memoria.

  • Anemia aplástica (C)

    Una fórmula combinada que incluye el ruibarbo parece ser efectiva para aliviar la anemia aplástica. Sin embargo, se requiere investigación adicional para determinar el papel del ruibarbo en el tratamiento de esta enfermedad.

  • Estreñimiento (crónico) (C)

    Muchas culturas han utilizado el ruibarbo como laxante. Aunque la evidencia preliminar es promisoria, se requieren estudios adicionales sobre los efectos del ruibarbo considerado de manera individual para confirmar estos resultados.

  • Hígado graso (sin alcoholismo) (C)

    Se ha realizado investigación sobre una terapia combinada que incluye el ruibarbo entre sus ingredientes, para el tratamiento de la enfermedad del hígado graso sin alcoholismo. Sin embargo, como la terapia se realizó con múltiples hierbas y tratamientos, es difícil discernir los efectos del ruibarbo en la enfermedad de hígado graso sin alcoholismo. Se requiere investigación adicional en esta área sobre el uso del ruibarbo de manera individual.

  • Cirugía de cáncer gastrointestinal (C)

    La medicina tradicional china ha utilizado el ruibarbo para el tratamiento de múltiples trastornos gastrointestinales. Actualmente, la evidencia disponible es insuficiente para ofrecer recomendaciones a favor o en contra del uso del ruibarbo en la cirugía de cáncer gastrointestinal.

  • Trastornos del tracto gastrointestinal (C)

    Un ensayo clínico controlado y doblemente ciego evaluó el efecto del extracto herbal "Amaro Medicinale Giuliani" y sus ingredientes (entre los que se encontraba el ruibarbo), para el tratamiento de molestias gastrointestinales leves. Aunque el extracto herbal y la combinación de ruibarbo y la semilla de genciana parecen promisorios, se requieren estudios de mayor calidad con el ruibarbo como monoterapia, a fin de discernir sus efectos sobre los trastornos gastrointestinales.

  • Fiebre hemorrágica (síndrome nefrítico) (C)

    Un ensayo clínico controlado indica que la combinación del ruibarbo y el polvo de sanchi parece reducir los efectos hemorrágicos del síndrome nefrítico, de mejor manera que con dicynonum. Sin embargo, se requieren estudios de mayor calidad utilizando el ruibarbo como monoterapia para discernir sus efectos en el tiempo de coagulación y sangrado.

  • Hepatitis (C)

    Se han documentado dos estudios realizados sobre el ruibarbo y sus efectos en la hepatitis. En la serie de casos se encontró que altas dosis de ruibarbo disminuyeron los síntomas y niveles séricos relacionados con la hepatitis. Sin embargo, se requieren estudios de mejor calidad para establecer los efectos del ruibarbo en esta enfermedad.

  • Herpes (C)

    Un ensayo controlado y doblemente ciego indica que la aplicación tópica de una crema de extracto de ruibarbo y salvia puede reducir los síntomas del herpes. Se requieren estudios de mayor calidad utilizando el ruibarbo como monoterapia para discernir sus efectos en los síntomas del herpes.

  • Hipercolesterolemia (colesterol alto) (C)

    Se han realizado estudios con dos usos bastante diferenciados de la planta de ruibarbo para el tratamiento del colesterol alto. Uno de los estudios encontró que un producto con una combinación que contenía ruibarbo (Rheum palmatum) parecía reducir el colesterol, mientras que el otro estudio investigó los efectos de la fibra del tronco del ruibarbo (Rheum rhabarbarum), con resultados similares. Sin embargo, se requieren estudios de mayor tamaño y calidad para evaluar el impacto de ambos usos del ruibarbo.

  • Carcinoma nasofaríngeo (C)

    Un ensayo clínico evaluó el efecto de una terapia combinada que incluía el ruibarbo como uno de sus ingredientes, en el tratamiento del carcinoma nasofaríngeo (cáncer nasofaríngeo). Se requieren estudios de mayor calidad con el ruibarbo como monoterapia, a fin de discernir los efectos del ruibarbo en el carcinoma nasofaríngeo.

  • Nefritis (crescéntica media-avanzada) (C)

    Un estudio preliminar encontró que el uso de una terapia combinada de una cocción de la receta qingre huoxue (QHR), la cual contiene menos de 10% de ruibarbo puede mejorar el funcionamiento renal (riñón) en pacientes con nefritis crescéntica media-avanzada. Se recomiendan estudios de mejor calidad que evalúen la efectividad del ruibarbo como monoterapia a fin de evaluar su efecto en la nefritis.

  • Obesidad (simple) (C)

    Un estudio de tres etapas ha evaluado los efectos del ruibarbo en la obesidad simple. Aunque el estudio indica un efecto positivo en comparación con otros dos tratamientos contra la obesidad y un grupo de control, se requieren estudios adicionales de mayor calidad para confirmar el efecto del ruibarbo en la pérdida y ganancia de peso.

  • Sepsis (síndrome de reacción a inflamación sistémica) (C)

    Un estudio indica que el ruibarbo puede ser útil en el tratamiento del síndrome de reacción a inflamación sistémica. Sin embargo, se requieren estudios de mayor tamaño y calidad para confirmar esta hipótesis.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse en personas con alergia conocida o hipersensibilidad al ruibarbo o sus ingredientes. Se han reportado casos de anafilaxis y brotes.

Efectos secundarios y advertencias

Las hojas de ruibarbo contienen el ácido oxálico venenoso, un ácido que puede formar cristales de oxalato de calcio indisolubles en la sangre, que si se depositan en los riñones ocasionan cálculos renales. El consumo en exceso de hojas de ruibarbo puede causar dolor abdominal, pérdida de electrolitos (especialmente potasio), hiperaldosteronismo (exceso de producción de la hormona aldosterona), edema (hinchazón), sensación de ardor en la boca y la garganta, arritmias (latido cardiaco irregular), toxicidad cardiaca, diarrea, convulsiones, deterioro de los huesos, debilidad muscular, náuseas, vómito y muerte.

El ruibarbo puede causar que la orina se torne de color amarillo brillante o rojo. El uso crónico del tallo o de la raíz del ruibarbo puede causar dependencia y una posible necesidad de incrementar las dosis; también puede llevar a agotamiento de electrolitos (especialmente potasio), hiperaldosteronismo, deterioro acelerado de los huesos, edema, inhibición de la movilidad gástrica, seudomelanosis coli, adherencia intestinal, cólicos, melanosis coli y colon atónico. Debe evitarse la utilización del ruibarbo por períodos mayores a dos semanas. Aunque no se ha estudiado de manera adecuada en humanos, las antraquinonas del ruibarbo pueden causar nefrotoxicidad (daño al riñón).

El uso del ruibarbo en el corto plazo puede causar elevación de los niveles séricos de alanina aminotransferasa (ALT), calambres espasmódicos, diarrea acuosa, hemostasis defectuosa, hemorragias e ictericia neonatal. Los niveles altos de taninos en la raíz del ruibarbo pueden aumentar la probabilidad de necrosis hepática (muerte de las células del hígado). Se ha reportado que la utilización del ruibarbo al corto plazo causa aumentos en los sonidos de borboteo, molestia abdominal, aumento del tránsito de heces, dolor abdominal suave antes de defecar, náuseas y vómito. Entre los efectos adversos reportados con el uso del Pyralvex® (el cual contiene ruibarbo) al corto plazo están dolor abdominal, sensación de ardor leve y decoloración oscura de las encías. El uso del ruibarbo durante la menstruación puede afectar la hemostasis.

La manipulación de las hojas de ruibarbo puede ocasionar brotes.

Debe utilizarse con precaución en pacientes con trastornos sanguíneos o que usan terapias de coagulación debido a que las hojas del ruibarbo pueden afectar la hemostasis; existe un reporte de un paciente con hemorragia severa causada por una infección del tracto respiratorio y fiebre.

Debe utilizarse con precaución en pacientes con estreñimiento porque los efectos astringentes del ruibarbo puede exacerbar esa afección.

Debe utilizarse con precaución en pacientes con hemorroides debido al potencial efecto de inducción o agravamiento de trombosis hemorroidal o prolapso.

Debe evitarse utilizar ruibarbo en casos de fiebre, inflamación y dolor abdominal de origen desconocido o en casos de apendicitis, debido a la posible ruptura de vísceras inflamadas, como por ejemplo el apéndice.

Debe evitarse la utilización del ruibarbo en casos de obstrucción intestinal o íleo debido a los efectos catárticos de los derivados de antraquinona, rhein y de los senósidos.

Debe evitarse la utilización del ruibarbo cuando hay diarrea debido a la probabilidad de causar trastornos en los electrolitos.

Debe evitarse la utilización de ruibarbo en pacientes con enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, colitis y síndrome de intestino irritable debido a que el ruibarbo puede tener efectos irritantes.

Debe evitarse en pacientes con insuficiencia de la función hepática debido a que el ruibarbo puede ser hepatotóxico (causar daño al hígado).

Embarazo y lactancia

No se recomienda el uso del ruibarbo en mujeres embarazadas o lactantes debido a la falta de investigación científica. En teoría, debido a que los alcaloides antraquinonas son potencialmente mutagénicos y genotóxicos, el uso del ruibarbo durante el embarazo puede ser riesgoso. Existen reportes de casos de ictericia en neonatos por causa del ruibarbo. Las mujeres embarazadas que consideren tomar ruibarbo deberán consultar con un profesional de cuidados de la salud o farmaceuta para verificar las posibles interacciones.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

Las raíces de ruibarbo contienen taninos que pueden tener actividad inhibidora de la hormona convertidora de la enzima angiotensina. Se recomienda precaución en pacientes con presión arterial alta o aquellos que toman inhibidores de la enzima de conversión de la angiotensina (ACE) o de otros agentes que disminuyen la presión arterial.

Cuando se toman antiácidos y ruibarbo con una diferencia menor a una hora, los antiácidos pueden disminuir la efectividad del ruibarbo.

La utilización en exceso del ruibarbo puede causar agotamiento del potasio, incremento del riesgo de toxicidad de otros agentes antiarrítmicos (utilizados para el tratamiento del latido cardiaco irregular), tales como la quinidina. También puede incrementar el riesgo de toxicidad de la digoxina.

La combinación de ruibarbo con dosis bajas de medicamentos antisicóticos reduce la necesidad de dosis más altas de medicamentos antisicóticos en pacientes con esquizofrenia.

El ruibarbo ha demostrado tener efectos sinergísticos con el captotril para reducir los niveles de creatinina sérica, según lo reportan ensayos clínicos.

El ruibarbo puede reducir la gingivitis cuando se usa con la clorexidina.

Aunque no se ha estudiado de manera adecuada en humanos, la combinación del ruibarbo y cisplatín puede reducir la toxicidad letal y renal (riñón) del cisplatín, un agente quimioterapéutico común. Esta combinación no parece interferir con el efecto quimioterapéutico del cisplatín.

El ruibarbo puede incrementar la pérdida de potasio y por tanto, agravar el desequilibro de electrolitos (por ejemplo con esteroides). El uso concomitante del ruibarbo y otros laxantes puede incrementar la pérdida de electrolitos y fluidos, potenciando su efecto.

El alto nivel de taninos en la raíz del ruibarbo puede incrementar la probabilidad de necrosis hepática (enfermedad del hígado). Se recomienda precaución cuando se toma ruibarbo con otros agentes potencialmente dañinos para el hígado debido al aumento del riesgo de causar lesiones al hígado.

Aunque no se ha estudiado de manera adecuada en humanos, las antraquinonas presentes en el ruibarbo pueden incrementar el riesgo de nefrotoxicidad (daño al riñón). Debe consultarse con un profesional de cuidados de salud o farmaceuta para verificar las interacciones con otros agentes que causan daño renal.

El ruibarbo aumenta los efectos de la nifedipina contra la pre-eclampsia.

Los efectos laxantes del ruibarbo pueden reducir la absorción de otras drogas que se ingieren por vía oral, debido a la reducción del período de tránsito gastrointestinal.

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

Con frecuencia se utiliza el ruibarbo como un pequeño componente en decocciones de múltiples hierbas utilizadas en la medicina tradicional china. Por ejemplo, se combina el ruibarbo con hierbas tales como: Alismatics orientalis, sanchi en polvo y salvia.

Debido a que el ruibarbo tiene el potencial de agotar el potasio, su uso concomitante puede aumentar la toxicidad cardiaca de los glucósidos cardiacos que contienen hierbas. El uso concomitante del ruibarbo con hierbas cardio-activas tales como cálamo, jengibre y Panax ginseng puede causar incremento en el agotamiento de potasio y una toxicidad cardiaca severa.

El ruibarbo puede aumentar los efectos de algunas hierbas o suplementos como por ejemplo el efecto laxante de la sal de Glauber. El uso del ruibarbo junto con la terapia contra sanguijuelas redujo la necesidad de drogas antisicóticas en pacientes con esquizofrenia.

El alto nivel de taninos en la raíz del ruibarbo puede aumentar la probabilidad de necrosis hepática (muerte de las células del hígado).

El abuso o utilización crónica del ruibarbo puede aumentar la acción del estramonio.

El uso concomitante del ruibarbo y el regaliz o del ruibarbo y la cola de caballo puede causar agotamiento de potasio. Aunque no se ha estudiado adecuadamente en humanos, el ruibarbo también puede tener propiedades diuréticas e intensificar la pérdida de potasio inducida por diuréticos. También se indica que el ruibarbo causa movimiento intestinal y por lo tanto, cuando se usa con otros laxantes puede causar agotamiento del potasio. Por último, el ruibarbo puede aumentar la pérdida de potasio cuando se usa con esteroides.

Aunque no se ha estudiado de manera adecuada en humanos, cuando se toman hierbas con efectos potencialmente nefrotóxicos (que ocasionan daño al riñón) junto con el ruibarbo, se puede aumentar el riesgo de daño renal debido a las antraquinonas presentes en el ruibarbo.

El uso del ruibarbo junto con otras hierbas ingeridas por vía oral puede ocasionar disminución de la absorción de tales hierbas, al acelerar el tránsito gastrointestinal. El ruibarbo también pueden disminuir la absorción mineral; su contenido de oxalato puede aglutinar iones metálicos multivalentes en el tracto gastrointestinal y disminuir su absorción.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores):

No existe una dosis comprobada acerca de la seguridad o efectividad del ruibarbo. Es más, se han estudiado y utilizado gran variedad de dosis y preparados, sin que se haya llegado a un consenso. Normalmente el ruibarbo se toma en forma de decocción, té, tinturas o en polvo a partir de la trituración de su raíz, para el tratamiento de afecciones como estreñimiento, diarrea o molestias estomacales, en dosis que varían de 0.1 - 4.0 gramos por día. También se han utilizado enemas con 10 gramos de polvo de ruibarbo dos veces al día hasta por siete días para el tratamiento de pacientes con insuficiencia renal crónica.

El uso del ruibarbo es probablemente seguro en el corto plazo (menos de 8 días), en dosis bajas. Para el sangrado gastrointestinal superior, se han utilizado tabletas de 3 gramos de extracto alcohólico o de ruibarbo pulverizado. También se han usado 6 mililitros de sirope de ruibarbo de dos a cuatro veces al día, hasta por dos semanas. Para la gonorrea se han utilizado 7-8 tabletas de ruibarbo (no se especificó la dosis) tres veces al día, durante cuatro días.

Cuando se utiliza crudo (raíz o tallo), el ruibarbo se toma frecuentemente en dosis grandes; para la hepatitis, se han utilizado hasta 50 gramos de una decocción de Rheum officinale en 200 mililitros de líquido, ingerido una vez al día durante 16 días. Para la hipercolesterolemia (colesterol alto) se han ingerido 27 gramos diarios de la fibra del tallo enterrado del ruibarbo, durante cuatro semanas. Para los pacientes con insuficiencia renal crónica se han estudiado dosis más bajas (6-9 gramos del ruibarbo al día, durante 6-22 meses, con una dosis inicial de 1 gramo diario; 0.5 gramos al día con dosis máximas de 3 gramos diarios durante cuatro semanas y 1-3 gramos de extracto de ruibarbo al día de 6-48 meses, durante un promedio de 18.9 meses.

Para la pre-eclampsia, se han utilizado 0.75 gramos diarios de ruibarbo ingeridos por vía oral durante 9-10 semanas, a partir de la semana 28 del embarazo y hasta el nacimiento.

Niños (menores de 18 años):

No existe una dosis comprobada como segura o efectiva para el uso del ruibarbo en niños. De acuerdo con el uso tradicional, cuando el ruibarbo se usa en niños de mayor edad o en ancianos mayores de 65 años, se deben utilizar preparados de menor potencia. Algunos casos reportan que el ruibarbo causa ictericia en neonatos.

Para el tratamiento de la hepatitis, se han utilizado 25-30 gramos de Rheum officinale como decocción en 200 mililitros de líquido una vez al día, durante 16 días, con suspensión de un día cada seis tratamientos. Para la obesidad simple, se han utilizado 5 tabletas de 2.5 - 3.75 gramos del extracto de ruibarbo refinado cada noche, durante una semana.

Referencias:

  • Albrecht UW. [The efficacy and tolerability of Pyralvex solution and Pyralvex Gel in the treatment of gingivitis. Results of double-blind, randomised, controlled clinical trials]. Der Freie Zahnarzt 1997;9:76-80.
  • Cai J, Xuan ZR, Wei YP, et al. [Effects of perioperative administration of Rhubarb on acute inflammatory response in patients with gastric cancer]. Zhong.Xi.Yi.Jie.He.Xue.Bao. 2005;3(3):195-198.
  • Deng YY, Chen YP, Wang L, et al. [Clinical study on treatment of mid-advanced crescentic nephritis by qingre huoxue recipe]. Zhongguo Zhong.Xi.Yi.Jie.He.Za Zhi. 2004;24(12):1084-1086.
  • Fan JG. Evaluating the efficacy and safety of Danning Pian in the short-term treatment of patients with non-alcoholic fatty liver disease: a multicenter clinical trial. Hepatobiliary.Pancreat.Dis.Int 2004;3(3):375-380.
  • Fu DC, Yu CY. [Observation on therapeutic effect of Rhubarb and sanchi powder in treating patients with hemorrhagic fever in nephrotic syndrome complicated with digestive tract bleeding]. Zhongguo Zhong.Xi.Yi.Jie.He.Za Zhi. 2005;25(8):744-747.
  • Greenway FL, Liu Z, Martin CK, et al. Safety and efficacy of NT, an herbal supplement, in treating human obesity. Int J Obes (Lond) 4-25-2006;
  • Ho TY, Wu SL, Chen JC, et al. Emodin blocks the SARS coronavirus spike protein and angiotensin-converting enzyme 2 interaction. Antiviral Res 5-15-2006.
  • Li C, Zhou J, Gui P, He X. Protective effect of rhubarb on endotoxin-induced acute lung injury. J Tradit.Chin Med 2001;21(1):54-58.
  • Pelletier JP, Yaron M, Haraoui B, et al. Efficacy and safety of diacerein in osteoarthritis of the knee: a double-blind, placebo-controlled trial. The Diacerein Study Group. Arthritis Rheum 2000;43(10):2339-2348.
  • Peng SM, Wang SZ, Zhao JP. [Effect of rhubarb on inflammatory cytokines and complements in patients with systemic inflammation reaction syndrome and its significance]. Zhongguo
  • Zhong.Xi.Yi.Jie.He.Za Zhi. 2002;22(4):264-266.
  • Sauro S, Gandolfi MG, Prati C, et al. Oxalate-containing phytocomplexes as dentine desensitisers: An in vitro study. Arch Oral Biol 4-5-2006;
  • Tseng SH, Lee HH, Chen LG, et al. Effects of three purgative decoctions on inflammatory mediators. J Ethnopharmacol. 4-21-2006;105(1-2):118-124.
  • Yan M, Zhang LY, Sun LX, et al. Nephrotoxicity study of total rhubarb anthraquinones on Sprague Dawley rats using DNA microarrays. J Ethnopharmacol. 4-15-2006;
  • Zhou Y, Huang Z, Huang T, et al. Clinical study of shengxue mixture in treating aplastic anemia. Chinese Journal of Integrated Traditional and Western Medicine 2001;7(3):186-189.
  • Zhu W, Wang XM, Zhang L, et al. Pharmacokinetic of rhein in healthy male volunteers following oral and retention enema administration of rhubarb extract: a single dose study. Am J Chin Med 2005;33(6):839-850.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?