SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Reina de los prados (Filipendula ulmaria)

Reina de los prados (Filipendula ulmaria)

Resumen:

La reina de los prados (Filipendula ulmaria) es originaria de Europa y se encontró que fue llevada posteriormente a la región nordeste de los Estados Unidos. Históricamente, la reina de los prados ha sido empleada en la medicina tradicional para tratar síntomas del resfriado común, dolencias estomacales y afecciones inflamatorias. Los especialistas en hierbas la recomiendan como una de las mejores hierbas digestivas para el tratamiento de úlceras y de la acidez gástrica. Se necesita investigación adicional en el uso de la reina de los prados.

Dos constituyentes principales de la reina de los prados que en teoría son responsables de mucha de su actividad farmacológica son los salicilatos y la heparina vegetal. La reina de los prados también contiene altas concentraciones de fenólicos, teóricamente responsables en cierto grado de su actividad antibacteriana.

Aunque la reina de los prados comparte con la aspirina la química, la historia y los usos propuestos, su eficacia y lugar en la farmacoterapia, comparada con los de la aspirina, aún no han sido evaluados en estudios clínicos bien diseñados.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Acné, analgésico (alivio del dolor), anti-ácido, anti-bacterial, anti-coagulador, anti-inflamatorio, anti-neoplásico (inhibidor de tumores), anti-oxidante, anti-plaquetas (adelgazante de la sangre), anti-espasmódico, astringente, inflamación de la vejiga, bronquitis, celulitis (infección de la piel), cáncer cervical , displasia cervical, resfriado común, congestión, tos, diabetes, diarrea en niños, diurético (incrementa el flujo de la orina), dispepsia (estómago alterado), fiebre, uso en alimentos, gota (inflamación del pie), dolor de cabeza, cardiopatía, acidez estomacal, inflamación, gripe, trastornos intestinales, cálculos renales, menorragia (sangrado menstrual abundante), calambres menstruales, osteoartritis, úlceras pépticas, trastornos reumáticos, artritis reumatoide, sedante, sinusitis (inflamación de los senos nasales), alteraciones estomacales, dolor de muela, úlceras, retención urinaria (debido al agrandamiento de la próstata), infecciones del tracto urinario, vaginitis (inflamación de la vagina), retención de agua.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Evítese en individuos de los que se conozca que tienen alergia o hipersensibilidad a la reina de los prados, a los salicilatos y a la aspirina. La reina de los prados también puede agravar el asma. Si esto ocurre, puede deberse a la presencia de la tríada de la aspirina, una co-ocurrencia común de asma, rinitis y alergia a la aspirina.

Efectos secundarios y advertencias

En general, hay muy poca información científica acerca de los efectos adversos de la reina de los prados. Se deben tomar precauciones para asegurarse de que solamente se consume la reina de los prados cultivada en una tierra apropiada para la agricultura. Se ha visto cómo la reina de los prados es eficiente en la absorción de metales pesados como cinc, cobre, cadmio y plomo cuando se cultiva en zonas pantanosas contaminadas con estos metales. La mayoría de los efectos adversos son teóricos o están basados en opiniones de expertos. La reina de los prados contiene componentes salicilatos, por lo que pueden ocurrir efectos adversos y la toxicidad normalmente asociados con los salicilatos.

La reina de los prados puede disminuir la permeabilidad vascular, causar erupción cutánea, incrementar el tono uterino o intestinal, provocar sangrado gastrointestinal, náusea, vómito, y otras dolencias estomacales. Constituyentes encontrados en la reina de los prados pueden acidificar la orina causando irritación renal (de los riñones) o nefrotoxicidad (daño a los riñones), o provocar tinitos (zumbido en los oídos). Esta hierba también puede inducir relajación muscular y disminución en la actividad motora.

La reina de los prados puede aumentar el tono bronquial o causar actividad bronco-espasmódica. También puede agravar el asma, especialmente si la tríada de la aspirina (asma, rinitis y alergia a la aspirina) está presente. En teoría, la reina de los prados puede reducir la temperatura corporal. Sin embargo, la hipertermia podría ser un signo de toxicidad salicílica.

Evítese en pacientes alérgicos a la aspirina o que necesitan eludirla debido a otros medicamentos o a afecciones médicas.

Evítese el uso en pacientes pediátricos con fiebres, debido al riesgo del síndrome de Reye asociado con el consumo de salicilatos.

Evítese el uso en pacientes con trastornos hemorrágicos, diabetes, y/o con el funcionamiento comprometido de hígado o riñón debido al contenido de salicilatos. La reina de los prados puede aumentar el riesgo de sangrado. Se recomienda cautela en pacientes que toman agentes que pueden incrementar el riesgo de sangrado. Un ajuste en la dosis puede ser necesario.

Use las tinturas de alcohol precavidamente en pacientes con ulceraciones gástricas debido al contenido de alcohol que puede irritar los intestinos.

Embarazo y lactancia

Evítese el uso durante el embarazo. La reina de los prados puede incrementar el tono uterino y podría estimular la actividad uterina. Debido a su contenido de salicilatos, cuando se ingiere reina de los prados durante el tercer trimestre, en teoría puede llevar a anormalidades en el feto. Muchas tinturas contienen altos niveles de alcohol y deben ser evitadas durante el embarazo.

La reina de los prados no se recomienda para mujeres lactantes debido a la falta de disponibilidad de evidencia científica.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

El acetaminofén (Tylenol®) o ciertos antibióticos como la tetraciclina o la penicilina pueden interactuar con la reina de los prados e incrementar el riesgo de sangrado. La incidencia de la nefrotoxicidad (daño del riñón) puede aumentarse cuando se utilizan acetaminofén y reina de los prados de forma combinada debido al contenido de salicilatos de la reina de los prados. La reina de los prados también puede acrecentar el riesgo de sangrado cuando se ingiere con drogas que aumentan el riesgo de sangrado. Algunos ejemplos son la aspirina, los anti-coagulantes ("adelgazantes de la sangre") tales como la warfarina (Coumadin®) o la heparina, drogas anti-plaquetas como el clopidogrel (Plavix®), y drogas anti-inflamatorias no esteroides como el ibuprofeno (Motrin®, Advil®) o el naproxeno (Naprosyn®, Aleve®).

Debido a su contenido de salicilatos, la reina de los prados puede causar interacciones de las drogas similares a las de los salicilatos o la aspirina. El uso de la reina de los prados con otros salicilatos puede potenciar tanto los efectos terapéuticos como los adversos. Los efectos adversos de los salicilatos pueden incluir el debilitamiento de los efectos de los bloqueadores beta-adrenérgicos, inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (ACE), diuréticos de asa, diuréticos de tiazida, probenecid, y sulfinpirazona. Altos niveles de salicilatos pueden incrementar los efectos o la toxicidad del alcohol, anti-coagulantes, agentes anti-plaquetas (por ejemplo, ticlopidina, clopidogrel, y antagonistas IIb/IIa), inhibidores de anhidrasa carbónica, heparina y heparinas de peso molecular bajo, metotrexato, sulfonilúreas anteriores (por ejemplo, tolazamida, tolbutamida), y ácido valproico.

Los antihistamínicos, como la difenhidramina, la clorfeniramina y la bromfeniramina, o la nitroglicerina intravenosa pueden interactuar con la reina de los prados y disminuir los efectos anti-coagulantes de la misma. Consulte a un profesional de la salud calificado, inclusive a una farmaceuta, antes de combinar cualquier medicamento.

Muchas tinturas contienen altos niveles de alcohol y pueden causar diarrea o vómito cuando se ingieren con metronidazol (Flagyl®) o disulfiram (Antabuse®). Igualmente, la combinación del alcohol con la reina de los prados puede incrementar el riesgo de daño de la mucosidad gástrica. Se recomienda precaución.

La reina de los prados puede inducir la relajación muscular y potenciar los efectos narcóticos. Se recomienda precaución al ingerirse con narcóticos u otras drogas que tengan efectos relajantes en los músculos.

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

La reina de los prados puede incrementar el riesgo de sangrado si se ingiere con hierbas y suplementos de los que se cree pueden aumentar el riesgo de sangrado. Múltiples casos de sangrado se han reportado con el uso de Ginkgo biloba, y otros pocos con ajo y con palma enana americana. Numerosos agentes adicionales aumentan el riesgo de sangrado, aunque esto no se ha comprobado en la mayoría de los casos.

En teoría, ingerir reina de los prados por más de seis meses puede interferir con la absorción de calcio.

La reina de los prados puede inducir relajación muscular y potenciar los efectos narcóticos. Se recomienda precaución cuando se ingiere con hierbas o suplementos que tienen efectos de relajación muscular o efectos narcóticos.

El uso de la reina de los prados con otras hierbas que contienen elementos salicilatos podría potenciar tanto los efectos terapéuticos como los adversos. Algunas de estas hierbas son cohosh negro, álamo, abedul dulce, sauce blanco y gaulteria. Entre los efectos adversos de niveles altos de salicilatos podrían estar el debilitamiento de los efectos de hierbas y suplementos similares a los bloqueadores beta-adrenérgicos, inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina, diuréticos de asa, diuréticos de tiazida, probenecid, y sulfinpirazona.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

No se ha comprobado una dosis segura o efectiva de la reina de los prados para adultos. Tradicionalmente, 2 a 3 cápsulas (de 570 miligramos) dos veces al día con agua a la hora de las comidas se han utilizado como anti-espasmódicos, sedantes y tratamiento anti-inflamatorio. Se ha preparado una taza de té de la siguiente manera: de 1 a 2 cucharaditas de flores secas (de 2.5 a 3.5 gramos) o de 4 a 5 gramos molidos y sumergidos en 150 mililitros de agua hirviendo por 10 minutos. Se cuela y se ingiere varias veces por día. También se ha usado un extracto líquido (1:1 en 25% de alcohol) de 1.5 a 6 mililitros tres veces por día, así como de 2 a 4 mililitros de tintura (1:5 en 45% de alcohol) tres veces por día.

Niños (menores de 18 años)

No se ha comprobado una dosis segura o efectiva de la reina de los prados para niños, por lo cual no se recomienda. La reina de los prados no debe ser usada en pacientes pediátricos con fiebre debido al riesgo del síndrome de Reye asociado con el consumo de salicilatos.

Referencias:

  • Abebe W. Herbal medication: potential for adverse interactions with analgesic drugs. J Clin Pharm Ther. 2002;27(6):391-401.
  • Calliste CA, Trouillas P, Allais DP, et al. Free radical scavenging activities measured by electron spin resonance spectroscopy and B16 cell antiproliferative behaviors of seven plants. J Agric.Food Chem 2001;49(7):3321-3327.
  • Candy JM, Morrison C, Paton RD, et al. Salicylate toxicity masquerading as malignant hyperthermia. Paediatr.Anaesth. 1998;8(5):421-423.
  • Downs C, Phillips J, Ranger A, et al. A hemlock water dropwort curry: a case of multiple poisoning. Emerg.Med.J. 2002;19(5):472-473.
  • Fritioff A, Greger M. Aquatic and terrestrial plant species with potential to remove heavy metals from storm-water. Int J Phytoremediation. 2003;5(3):211-224.
  • Hamad AM, Sutcliffe AM, Knox AJ. Aspirin-induced asthma: clinical aspects, pathogenesis and management. Drugs 2004;64(21):2417-2432.
  • Heck AM, DeWitt BA, Lukes AL. Potential interactions between alternative therapies and warfarin. Am J Health Syst.Pharm 7-1-2000;57(13):1221-1227.
  • Kahkonen MP, Hopia AI, Vuorela HJ, et al. Antioxidant activity of plant extracts containing phenolic compounds. J Agric.Food Chem 1999;47(10):3954-3962.
  • Liapina LA, Koval'chuk GA. [A comparative study of the action on the hemostatic system of extracts from the flowers and seeds of the meadowsweet (Filipendula ulmaria (L.) Maxim.)]. Izv.Akad.Nauk Ser Biol. 1993;(4):625-628.
  • Rauha JP, Remes S, Heinonen M, et al. Antimicrobial effects of Finnish plant extracts containing flavonoids and other phenolic compounds. Int J Food Microbiol. 5-25-2000;56(1):3-12.
  • Rohner Machler M, Glaus TM, Reusch CE. [Life threatening intestinal bleeding in a Bearded Collie associated with a food supplement for horses]. Schweiz.Arch Tierheilkd. 2004;146(10):479-482.
  • Ryzhikov MA, Ryzhikova VO. [Application of chemiluminescent methods for analysis of the antioxidant activity of herbal extracts]. Vopr.Pitan. 2006;75(2):22-26.
  • Spiridonov NA, Konovalov DA, Arkhipov VV. Cytotoxicity of some Russian ethnomedicinal plants and plant compounds. Phytother Res 2005;19(5):428-432.
  • Sroka Z, Cisowski W, Seredynska M, et al. Phenolic extracts from meadowsweet and hawthorn flowers have antioxidative properties. Z.Naturforsch.[C.] 2001;56(9-10):739-744.
  • Stenberg JA, Witzell J, Ericson L. Tall herb herbivory resistance reflects historic exposure to leaf beetles in a boreal archipelago age-gradient. Oecologia. 2006;148(3):414-25.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?