SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Quercetina

Quercetina

Resumen:

La quercetina es un importante flavonoide, dentro de los casi 4,000 flavonoides (antioxidantes) que aparecen en los alimentos de origen vegetal tales como vino tinto, cebolla, té verde, manzanas, bayas y vegetales tipo Brassica (repollo, brócoli, coliflor, nabos). La quercetina también está presente en el Ginkgo biloba, hierba de San Juan y sabugo americano.

La quercetina y la rutina (otro flanovol) se usan en muchos países como vasoprotectores y son ingredientes de numerosos preparados multivitamínicos y remedios herbales. Principalmente aparecen como glicósidos, lo cual significa que están ligados a varios azúcares. Sin embargo, la habilidad que tiene el cuerpo de absorber estos compuestos (biodisponibilidad) es cuestionable.

La quercetina y otros flavonoles tienen una amplia variedad de efectos biológicos, aunque la evidencia científica para el uso en la prevención o tratamiento de enfermedades es débil. La quercetina se ha utilizado como terapia para enfermedades cardiovasculares, colesterol alto, cataratas por diabetes, inflamaciones, lesiones isquémicas, prostatitis crónica, insuficiencia venosa crónica, ulceración gastrointestinal, hepatitis, alergias, asma, infecciones virales y fiebre del heno.

El repaso de la literatura muestra que han existido varios estudios sobre la asociación de la quercetina con la reducción del riesgo de cardiopatías coronarias, embolias y cánceres y otros pocos estudios de otras afecciones médicas. Sin embargo, no existe evidencia suficientemente sólida para apoyar alguna de esas afecciones.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Rinitis alérgica, alergias, antihistamínico, antiinflamatorio, antioxidante, antiespasmódico, antitrombótico, artritis, antiviral, asma, ateroesclerosis (endurecimiento de las arterias), enfermedades autoinmunológicas, tumores cerebrales, prevención de cáncer de seno, tratamiento de cáncer, fragilidad capilar, prevención de cataratas, enfermedad cerebrovascular, insuficiencia venosa crónica, cardiopatía coronaria, flujo de sangre cutáneo, diabetes mellitus, diarrea (aguda), depresión, daño al ADN, cicatrización, eczema, edema, fibromialgia, gota, hepatitis, herpes, colesterol alto, urticaria, uso ileostómico, inflamación, cistitis interesticial, toxicidad renal, anestesia local, degeneración macular, inhibición de mucosa de mastocitos, úlceras pépticas, conglomeración plaquetaria, prevención contra cáncer de próstata, protección contra los efectos secundarios de la quimioterapia, retinopatía, artritis reumatoide, esquizofrenia, lupus eritomatoso sistémico (LES), úlceras, vasoprotector, infecciones virales, problemas de visión (relacionados con la edad).

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Enfermedad cardiovascular (C)

    Estudios de laboratorio en animales han observado varios de los efectos de los flavonoides que indican que éste podría ser efectivo para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular. Estudios realizados en humanos utilizando compuestos polifenólicos a partir de las uvas rojas han mostrado mejoramiento en la función endotelial en pacientes con cardiopatías coronarias. Se ha propuesto que tiene efectos antioxidantes y de disminución del colesterol.

  • Prostatitis/síndrome crónico de dolor pélvico (C)

    Existe alguna evidencia de que la quercetina podría ser útil para el tratamiento de la prostatitis crónica y del síndrome crónico de dolor pélvico. Se requiere investigación adicional para confirmar tales resultados.

  • Funcionamiento inmunológico posterior al ejercicio físico intenso (C)

    La quercetina no parece afectar los cambios en el sistema inmunológico, causados por el ejercicio físico intenso. Sin embargo, redujo el número de infecciones respiratorias en personas que participaron en sesiones intensas de ciclismo. Se requiere investigación adicional.

  • Prevención de cáncer pancreático (C)

    Algunas investigaciones indican que la quercetina puede ayudar a prevenir el cáncer pancreático en fumadores. Sin embargo, la quercetina no tiene este efecto en no fumadores o en ex fumadores. Se requiere investigación adicional para determinar los beneficios de la quercetina.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse en individuos con alergia o hipersensibilidad a la quercetina, sea por ingestión o contacto por piel. Puede causar irritación de los ojos, piel, sistema gastrointestinal y/o tracto respiratorio.

Efectos secundarios y advertencias

La quercetina es un componente común en los alimentos, por lo que es generalmente seguro y bien tolerado como dieta alimenticia habitual. Sin embargo, se le ha asociado con dolor de cabeza, efectos gastrointestinales, hematomas y toxicidad renal.

La administración por inyección intravenosa ha sido asociada con dolor en el sitio de la inyección, relacionado con la dosis, el cual se puede controlar al reducir la velocidad de infusión. La administración intravenosa de la quercetina también ha provocado sofocos, sudoración, dificultad para respirar (disnea), náusea, escozores leves de las extremidades. letargo y vómitos.

Se ha expresado preocupación acerca del posible efecto de la quercetina en la promoción de formación de tumores.

Dos de 260 pacientes que tomaron AS195, el cual contiene extracto de la hoja de vid roja que es rica en quercetina, sufrieron estreñimiento leve y afinamiento del cabello.

Embarazo y lactancia

La evidencia existente es insuficiente para dar recomendaciones.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

Con base en un estudio de laboratorio, la conglomeración plaquetaria puede inhibirse por lo que puede incrementar el riesgo de sangrado.

Con base en un estudio de laboratorio, la quercetina puede fortificar los efectos de la droga busulfán, utilizada en quimioterapia contra el cáncer. La quercetina puede disminuir el daño al hígado y riñón causado por la droga cisplatín, en el tratamiento de quimioterapia contra el cáncer. La quercetina también puede afectar los niveles de ciclosporina.

La quercetina puede incrementar los efectos de los esteroides o interactuar con el estradiol y la nifedipina al interferir en la manera en que el hígado los metaboliza.

Existen estudios de laboratorio que también indican que la quercetina puede afectar ciertos niveles hormonales.

La quercetina puede interactuar con los antibióticos de quinolona como la ciprofloxacina o levofloxacina.

Con base en estudios de laboratorio, el uso de la quercetina en el corto plazo puede desencadenar un incremento en la absorción o influjo de ritonavira y eritromicina. La quercetina también puede inhibir el cortisol.

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

La quercetina puede interactuar con hierbas o suplementos que son metabolizados por el hígado.

Con base en estudios de laboratorio, la conglomeración plaquetaria puede inhibirse, lo cual puede incrementar el riesgo de sangrado.

La quercetina se encuentra en el sauco, hierba de San Juan, perejil, té verde y ginkgo por lo que puede haber efectos acumulativos cuando se toman en conjunto. El consumo de grosellas negras, bayas lingonberries (arándanos ácidos) y arándanos incrementa los niveles de quercetina en la sangre.

La papaína o bromelaína pueden incrementar la absorción de quercetina. La vitamina C puede fortificar la actividad antioxidante de la quercetina. El consumo de hierbas que contienen rutina puede causar efectos acumulativos debido a su contenido de quercetina.

Dosificación:

Adultos (18 años o mayores)

Se ha sugerido que se debe tomar la quercetina 20 minutos antes de las comidas. La ingestión de la quercetina se ha hecho a partir de cebolla, jugos, té negro y vino tinto. Se han ingerido dosis de 100-500 miligramos de quercetina en 2-3 tomas diarias. Ésta se encuentra disponible en tabletas, cápsulas o gel suave. También se ha inyectado de manera intravenosa o intramuscular, por parte de un proveedor de la salud.

Niños (menores de 18 años)

La evidencia existente es insuficiente para dar recomendaciones.

Referencias:

  • Hibatallah J, Carduner C, Poelman MC. In-vivo and in-vitro assessment of the free-radical-scavenger activity of Ginkgo flavone glycosides at high concentration. J Pharm Pharmacol 1999;51(12):1435-1440.
  • Hubbard GP, Wolffram S, Lovegrove JA, et al. Ingestion of quercetin inhibits platelet aggregation and essential components of the collagen-stimulated platelet activation pathway in humans. J Thromb Haemost 2004;2(12):2138-2145.
  • Janssen K, Mensink RP, Cox FJ, et al. Effects of the flavonoids quercetin and apigenin on hemostasis in healthy volunteers: results from an in vitro and a dietary supplement study. Am J Clin Nutr 1998;67(2):255-262.
  • Kiesewetter H, Koscielny J, Kalus U, et al. Efficacy of orally administered extract of red vine leaf AS 195 (folia vitis viniferae) in chronic venous insufficiency (stages I-II). A randomized, double-blind, placebo-controlled trial. Arzineimittelforschung 2000;50(2):109-117.
  • Knekt P, Isotupa S, Rissanen H, et al. Quercetin intake and the incidence of cerebrovascular disease. Eur J Clin Nutr 2000;54(5):415-417.
  • Lekakis J, Rallidis LS, Andreadou I, et al. Polyphenolic compounds from red grapes acutely improve endothelial function in patients with coronary heart disease. Eur J Cardiovasc Prev Rehabil 2005 Dec;12(6):596-600.
  • Mulholland PJ, Ferry DR, Anderson D, et al. Pre-clinical and clinical study of QC12, a water-soluble, pro-drug of quercetin. Ann Oncol 2001;12(2):245-248.
  • Nieman DC, Henson DA, Davis JM, et al. Quercetin's influence on exercise-induced changes in plasma cytokines and muscle and leukocyte cytokine mRNA. J Appl Physiol 2007 Nov;103(5):1728-35.
  • Nieman DC, Henson DA, Gross SJ, et al. Quercetin reduces illness but not immune perturbations after intensive exercise. Med Sci Sports Exerc 2007 Sep;39(9):1561-9.
  • Nothlings U, Murphy SP, Wilkens LR, et al. Flavonols and pancreatic cancer risk: the multiethnic cohort study. Am J Epidemiol 2007 Oct 15;166(8):924-31.
  • Pal D, Mitra AK. MDR- and CYP3A4-mediated drug-herbal interactions. Life Sci 2006 Mar 27;78(18):2131-45.
  • Schulz HU, Schurer M, Bassler D, et al. Investigation of pharmacokinetic data of hypericin, pseudohypericin, hyperforin and the flavonoids quercetin and isorhamnetin revealed from single and multiple oral dose studies with a hypericum extract containing tablet in healthy male volunteers. Arzneimittelforschung 2005;55(10):561-8.
  • Schaefer E, Peil H, Ambrosetti L, et al. Oedema protective properties of the red vine leaf extract AS 195 (Folia vitis viniferae) in the treatment of chronic venous insufficiency. A 6-weel observational trial. Arzineimittelforschung 2003;53(4):243-246.
  • Shoskes DA, Zeitlin SI, Shahed A, et al. Quercetin in men with category III chronic prostatitis: a preliminary prospective, double-blind, placebo-controlled trial. Urology 1999;54(6):960-963.
  • Theoharides TC, Sant GR. A pilot open label study of Cystoprotek in interstitial cystitis. Int J Immunopathol Pharmacol 2005;18(1):183-188.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?