SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Melatonina

Melatonina

Resumen:

La melatonina es una hormona producida en el cerebro por la glándula pineal, a partir del aminoácido triptofán. La síntesis y liberación de la melatonina son producto de la estimulación de la oscuridad y supresión de la luz, lo que sugiere la participación de la melatonina en el ritmo circadiano y la regulación de las distintas funciones del cuerpo. Los niveles de melatonina en el cuerpo son más altos antes de acostarse.

Se han usado suplementos de melatonina sintética para una variedad de afecciones médicas, con más frecuencia para trastornos relacionados con el sueño.

La melatonina posee propiedades antioxidantes y muchos de sus usos propuestos tanto terapéuticos como preventivos se basan en esta propiedad.

En este momento hay nuevas drogas en desarrollo que bloquean los efectos de la melatonina, como es el BMS-214778 o el luzindol, los cuales pueden servir para otros trastornos

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Toxicidad por acetaminofén, síndrome de insuficiencia respiratoria aguda, envejecimiento, toxicidad por aluminio, enfermedad de Alzheimer, amenorrea, analgésico, antioxidante, antiparasitario, ataxia (enfermedad de Machado-Joseph), desórdenes autoinmunes (desmielinización), alteraciones del sueño por beta-bloqueadores, trastorno bipolar, enfermedades óseas (displasia fibrosa), caquexia, síndrome cardiaco X, cataratas, enfermedades del sistema nervioso central (virus de la encefalomielitis equina venezolana), lesión hepática colestásica, cólico, colitis, contracepción, sueño durante el día, depresión, úlcera del duodeno, trastornos de alimentación (bajo nivel, aumento del ritmo circadiano), eczema, edema (hinchazón), disfunción eréctil, esofagitis (inflamación del esófago), fibromialgia, conservación de alimentos, gastritis (inflamación del revestimiento del estómago), enfermedad de reflujo gastroesofágico, lesión en el riñón inducida por gentamicina, prevención de ataque al corazón, enfermedades del corazón, encefalopatía hepática, hormonales / trastornos endocrinos (síndrome de McCune-Albright), hiperpigmentación, enfermedades del sistema inmune (histiocitosis de células de Langerhans), immunoestimulante, cistitis intersticial, trastornos de motilidad intestinal, accidente cerebrovascular isquémica, picor, lesión renal (inducida por amikacina o ciclosporina), toxicidad por plomo, lesión hepática, trastorno depresivo mayor, manía, deficiencia de melatonina, trastornos metabólicos, migraña (alteración de función pineal), trastornos del movimiento (normalización de marcha),esclerosis múltiple, trastornos neurodegenerativos, neuropatía (daño neuronal de meningitis bacteriana), escoliosis neurofibromatoso, neurotoxicidad, tolerancia a nitratos, pérdida de audición a causa del ruido, linfoma no Hodgkin, pancreatitis, enfermedad de Parkinson, síndrome de ovarios poliquísticos, osteoporosis posmenopáusica, tratamiento adjunto postoperatorio, delirio postoperatorio, trastorno disfórico premenstrual (TDPM), prevención de lesión por isquemia-reperfusión posterior a transplante de pulmón, trastornos psiquiátricos, fibrosis pulmonar, protección radiológica, sepsis, mejoramiento de la actividad sexual, choque, , síndrome de Smith-Magenis, lesión de médula espinal, problemas de columna (escoliosis idiopática), úlceras de estómago, prevención del síndrome de muerte súbita en niños, taquicardia, daño testicular, lesión cerebral traumática, tuberculosis, esclerosis tuberosa, colitis ulcerosa, trastornos del útero, enfermedad de Wilson, cicatrización de heridas.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Desfase horario (jet lag) (A)

    Varios en humanos indican que la melatonina por vía oral, iniciada el día del viaje (cerca a la hora de acostarse en el lugar de destino) y continuada por varios días, reduce el número de días necesarios para establecer un patrón de sueño normal, acorta el tiempo necesario para dormirse ("latencia del sueño"), mejora el estado de alerta y aminora la fatiga durante el día No obstante estos resultados son convincentes, la mayoría de los estudios han tenido problemas con el diseño y la forma de presentar los resultados, al mismo tiempo que algunos ensayos no han encontrado beneficios. En general, la evidencia científica sí indica beneficios de la melatonina hasta en la mitad de las personas que la toman para el desfase horario (jet-lag). Se necesitan más ensayos para confirmar estos hallazgos, determinar la dosificación óptima y evaluar el uso en combinación con las ayudas para dormir que se venden bajo prescripción.

  • Síndrome de la fase retardada del sueño (B)

    El síndrome de la fase retardada del sueño es una afección que resulta en la demora para conciliar el sueño, a pesar de patrones normales de sueño y la duración del sueño. A pesar de que estos resultados son prometedores, se necesitan investigaciones adicionales con estudios más grandes antes de hacer una recomendación más sólida.

  • Insomnio en los ancianos (B)

    Varios estudios en humanos informan que ingerir melatonina por vía oral antes de acostarse disminuye el tiempo necesario para conciliar el sueño ("latencia del sueño") en ancianos que padecen de insomnio. También se han reportado mejorías en la calidad del sueño y en el estado de alerta en las mañanas. No obstante, los estudios no han sido de mucha calidad en sus diseños y ciertas investigaciones han encontrado poco o ningún beneficio. La mayoría de los ensayos son de breve duración (varios días), por lo que se desconocen los efectos a largo plazo.

  • Alteraciones del sueño en niños con trastornos neuro-psiquiátricos (B)

    Existen varios ensayos que investigan el uso de melatonina en niños que padecen de diversos trastornos neuro-psiquiátricos, incluidos el retardo mental, el autismo, los trastornos psiquiátricos, el impedimento visual o la epilepsia. Los estudios han demostrado un menor tiempo para dormir (latencia del sueño) y mayor duración del sueño. Se necesitan ensayos controlados bien diseñados entre poblaciones de pacientes selectos antes de hacer una conclusión más sólida o más específica.

  • Mejoría del sueño en individuos saludables (B)

    Varios estudios han medido los efectos de los suplementos de melatonina en el sueño de individuos saludables. Se han usado una amplia gama de dosis, a menudo por vía oral entre 30 y 60 minutos antes de la hora de dormir. La mayoría de los ensayos son pequeños y breves, y sin un diseño o método de informe riguroso. No obstante, el peso de la evidencia científica sí indica que la melatonina reduce el tiempo necesario para conciliar el sueño ("latencia del sueño"), aumenta la sensación de "somnolencia" y puede aumentar la duración del sueño. Se necesitan mejores investigaciones en esta área.

  • Degeneración macular relacionada con la edad (C)

    La melatonina puede ejercer efectos antioxidantes que pueden contribuir a sus efectos beneficiosos en los ojos. Según el estudio clínico, la melatonina puede jugar un papel en la protección de la retina para retrasar la degeneración macular. Se necesitan ensayos clínicos de buen diseño antes de se puede hacer una conclusión.

  • Antiinflamatorios (C)

    Con base en estudios limitados en humanos, la melatonina puede ser un eficaz anti-inflamatoria; sin embargo, los resultados son contradictorios. Se necesitan ensayos clínicos de buen diseño antes de se puede hacer una conclusión.

  • Reducción gradual de benzodiazepinas (C)

    En un pequeño número de investigaciones se ha examinado el uso de la melatonina para ayudar con la reducción gradual o cese de benzodiazepinas como el diazepam (Valium®) o lorazepam (Ativan®). Aunque los resultados preliminares son prometedores, se necesitan más estudios antes de llegar a una conclusión firme.

  • Regulación de la temperatura corporal (C)

    La melatonina puede ser útil en la regulación de los cambios del ritmo de la temperatura corporal que son dependientes de la edad. Más ensayos bien diseñados son necesarios antes de hacer una conclusión firme.

  • Tratamiento contra el cáncer (C)

    Existen varios ensayos controlados de fase temprana realizados en humanos respecto al uso de la melatonina en pacientes con diferentes malignidades de estado avanzado, incluidos el cáncer en el cerebro, seno, colorectal, gástrico, hígado, pulmón, páncreas y testículos, así como linfoma, melanoma, carcinoma renal celular y sarcoma de tejido blando. Actualmente no hay una conclusión firme en esta área. La evidencia científica definitiva no es suficiente para discernir si la melatonina es de beneficio contra cualquier tipo de cáncer, ya sea que aumente (o disminuya) la eficacia de otras terapias de cáncer, o si reduce de manera segura los efectos secundarios de la quimioterapia.

  • Efectos secundarios de la quimioterapia (C)

    En varios ensayos en humanos se han estudiado los beneficios de la melatonina en los efectos secundarios relacionados con distintos tipos de quimioterapias contra el cáncer. No obstante estos beneficios prematuros son prometedores, se necesitan ensayos controlados de alta calidad antes de llegar a una conclusión firme en esta área. Todavía no es claro si la melatonina reduce de manera segura los efectos secundarios de diferentes quimioterapias sin alterar la eficacia.

  • Síndrome de fatiga crónica (C)

    Existen pocos estudios sobre melatonina administrada a paciente con síndrome de fatiga crónica. Se han reportado beneficios. Se necesita más investigación en esta área antes de poder llegar a una conclusión clara.

  • Reordenamiento del ritmo circadiano (en personas ciegas) (C)

    Hay estudios limitados sobre humanos en esta área. Los estudios actuales y los casos individuales indican que la melatonina, administrada por la noche, puede corregir el ritmo circadiano. Se necesitan ensayos controlados de gran tamaño y bien diseñados antes de hacer una recomendación más sólida.

  • Mejoría cognitiva (C)

    No se dispone de suficiente evidencia que apoye el uso de la melatonina en el manejo de las afecciones cognitiva y no cognitivas de la demencia.

  • Diabetes (terapia adjunta) (C)

    El uso conjunto de melatonina con cinc puede mejorar el control glicémico en pacientes con una respuesta deficiente a la metformina. Se necesitan más evidencias antes de emitir una conclusión.

  • Dispepsia (C)

    Varios estudios muestran que el tratamiento con melatonina puede ser útil en pacientes como dispepsia funcional. Se requieren ensayos clínicos de buen diseño antes de hacer una recomendación firme.

  • Desempeño atlético (C)

    Basado en estudios humanos, la administración de la melatonina durante el día no tuvo efectos sobre la capacidad de salto o en la fuerza máxima. Se requieren ensayos clínicos de buen diseño antes de hacer una conclusión firme.

  • Glaucoma (C)

    Se ha establecido la teoría de que altas dosis de melatonina pueden aumentar la presión intraocular y el riesgo de glaucoma, la maculopatía y miopía relacionadas con la edad, o la lesión retinal. Sin embargo, existe evidencia preliminar de que la melatonina puede en realidad disminuir la presión intraocular en el ojo y retrasar la degeneración macular, entonces se ha sugerido como una posible terapia para el glaucoma. Se necesitan estudios adicionales en esta área. Los pacientes con glaucoma que toman melatonina deben recibir la supervisión de un profesional de la salud.

  • Prevención de dolores de cabeza (C)

    Varios estudios pequeños han examinado la posible función de la melatonina para evitar las diferentes formas de dolores de cabeza, incluida la migraña, el dolor de cabeza en brotes y tipo tensional, y otros síndromes de dolor de cabeza (en personas que padecen de dolores de cabeza habituales). Algunas investigaciones iniciales indican posibles beneficios en los tres tipos de dolor de cabeza, aunque se necesitan estudios controlados bien diseñados antes de llegar a una conclusión firme.

  • Alta presión sanguínea (hipertensión) (C)

    Varios estudios controlados en pacientes con alta presión sanguínea informan de pequeñas reducciones en la presión sanguínea al tomar melatonina por vía oral o al inhalarla por las fosas nasales (intranasal). Específicamente, la presión arterial alta nocturna puede mejorar con el uso de la melatonina. Se necesitan investigaciones mejor diseñadas antes de llegar a una conclusión firme.

  • Colesterol alto (complicaciones relacionadas con diabetes, terapia adjunta) (C)

    Un ensayo clínico encontró que cuando se usa melatonina con cinc y la droga para la diabetes, metformina, se pueden mejorar las complicaciones relacionadas con la diabetes, tales como el perfil lipídico deficiente. Sin embargo, también existen evidencias de que la melatonina aumenta los niveles de colesterol. Se necesita más investigación para aclarar la contrariedad en los resultados.

  • VIH / SIDA (C)

    Hay escasez de evidencia científica bien diseñada para recomendar o no el uso de la melatotina como tratamiento para el SIDA. No se debe usar melatonina en lugar de terapias mejor probadas. Se recomienda a los pacientes con VIH/SIDA que su tratamiento esté a cargo de un médico.

  • Insomnio (niños) (C)

    Basado en estudios en humanos, la melatonina puede ser beneficiosa en los niños con insomnio. Más ensayos bien diseñados son necesarios antes de hacer una conclusión firme.

  • Síndrome del intestino irritable (C)

    La melatonina ha mostrado algunos efectos benéficos en pacientes con síndrome del intestino irritable y posiblemente la enfermedad inflamatoria intestinal (EII). Se necesitan más estudios que utilicen un gran número de pacientes antes de poder hacer una recomendación.

  • Menopausia (C)

    La melatonina ha mostrado algunos efectos beneficiosos para los síntomas asociados con la menopausia. Más ensayos bien diseñados son necesarios antes de hacer una conclusión firme.

  • Trastorno de movimiento periódico de las extremidades (C)

    Existen estudios limitados hasta la fecha respecto al uso de melatonina como tratamiento del trastorno de movimiento periódico de las extremidades. Se necesitan investigaciones mejor diseñadas antes de hacer una recomendación en esta área.

  • Sedación preoperatoria / ansiolisis (C)

    Los resultados son mixtos. La melatonina puede ser igual de efectiva que las benzodiazepinas tales como el midazolam (Versed®). Se necesitan estudios adicionales para confirmar estos hallazgos.

  • Trastorno del comportamiento del sueño con movimiento rápido del ojo (C)

    Algunos casos describen beneficios en pacientes que padecen de trastorno del comportamiento del sueño con movimiento rápido del ojo que reciben melatonina. Sin embargo, se necesitan mejores investigaciones antes de llegar a una conclusión clara.

  • Síndrome de Rett (C)

    Se presume que el síndrome de Rett es un trastorno genético que afecta a niñas, y se caracteriza por un crecimiento desacelerado de la cabeza y una regresión global en el desarrollo. Existen estudios limitados de la posible función de la melatonina para mejorar las alteraciones de sueño relacionadas con el síndrome de Rett. Se necesitan investigaciones adicionales antes de hacer una recomendación firme en esta área.

  • Sarcoidosis (C)

    Se han reportado efectos benéficos en personas con sarcoidosis crónica que ingirieron melatonina. Se necesita investigación adicional antes de poder hacer recomendaciones.

  • Trastorno afectivo estacional (C)

    Existen varios estudios breves de melatonina en pacientes con trastorno afectivo estacional. Esta investigación no está bien diseñada ni reportada, y se necesitan estudios adicionales antes de llegar a una conclusión firme.

  • Sedación (en niños) (C)

    De acuerdo con un ensayo clínico, la melatonina ofrece efectos sedantes en niños sometidos a pruebas de audición. Se necesita más investigación antes de hacer conclusiones.

  • Trastornos convulsivos (niños) (C)

    La función de la melatonina en el trastorno convulsivo es controversial. Se necesita mejor evidencia en esta área antes de llegar a una conclusión firme respecto a la seguridad o efectividad de la melatonina en el trastorno convulsivo.

  • Trastornos de sueño (C)

    La melatonina puede mejorar los trastornos del sueño en una amplia gama de pacientes, incluyendo los de la unidad de cuidados intensivos (UCI) y los pacientes con enfermedad de Alzheimer. Varios casos publicados reportan mejorías en los patrones de sueño en las personas jóvenes con lesiones en el área de la glándula pineal del cerebro debido a tumores o cirugía. Según estudios preliminares, la melatonina puede mejorar el sueño en pacientes con asma o la depresión. Se requieren más ensayos clínicos antes de hacer una conclusión firme.

  • Calidad del sueño (C)

    Una pequeña cantidad de la investigación ha examinado el uso de la melatonina para mejorar la calidad del sueño. Se requieren más ensayos clínicos antes de hacer una conclusión firme.

  • Abandono del cigarrillo (C)

    A pesar de que los resultados son prometedores, la debilidad en el diseño y método de informe de esta investigación exigen estudios adicionales antes de llegar a conclusión firme.

  • Apoplejía (C)

    En este momento, no son claros los efectos de los suplementos de melatonina inmediatamente después de la apoplejía.

  • Discinesia tardía (C)

    La discinesia tardía es un efecto secundario potencial de gravedad producto de los medicamentos antisicóticos, la cual se caracteriza por movimientos musculares involuntarios. Algunos estudios acerca del uso de melatonina en pacientes con discinesia tardía reportan hallazgos mixtos Se necesitan investigaciones adicionales antes de llegar a una conclusión firme.

  • Trombocitopenia (bajo nivel de plaquetas) (C)

    Se ha observado un mayor conteo de plaquetas después del uso de melatonina en pacientes con bajo nivel de plaquetas debido a terapias contra el cáncer (varios estudios realizados por el mismo autor). Se ha indicado la estimulación de la producción de plaquetas (trombopoyesis) pero no se ha demostrado con claridad. Se necesitan investigaciones adicionales en esta área antes de llegar a una conclusión firme.

  • Tinito (C)

    Se ha asociado la melatonina con mejorías del tinito y el sueño. Sin embargo, se necesita investigación adicional antes de poder emitir una conclusión.

  • Protección contra los daños en la piel causados por los rayos ultravioleta (C)

    Se ha propuesto que las propiedades antioxidantes de la melatonina podrían ofrecer protección. Los resultados son mixtos. Se necesitan estudios adicionales antes de llegar a una conclusión firme acerca de la eficacia clínica en humanos.

  • Trastornos urinarios (micción frecuente, nocturna) (C)

    La melatonina puede tener efectos benéficos para el alivio de la nocturia en los ancianos. Se necesitan más investigaciones antes de poder hacer recomendaciones.

  • Trastorno de sueño por turno de trabajo (C)

    Existen varios estudios del uso de melatonina en personas que trabajan en turnos irregulares, como son los empleados de una sala de urgencias. Se han reportado mejorías pequeñas al usar la melatonina con luz clara. Los resultados son mixtos. Se necesitan investigaciones adicionales antes de llegar a una conclusión firme.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Existen informes poco frecuentes de reacciones alérgicas de la piel después de tomar melatonina por vía oral. Se ha relacionado la melatonina con un caso de hepatitis autoinmunológica.

Efectos secundarios y advertencias

Con base en los estudios disponibles y el uso clínico, la melatonina, por lo general, se considera segura en las dosis recomendadas (5 miligramos por día) hasta dos años. Los ensayos disponibles reportan que los efectos adversos en general no son significativamente más comunes con melatonina que con placebo. No obstante, los informes de casos presentan inquietudes acerca de los riesgos de anormalidades de coágulos de sangre (particularmente en pacientes que toman warfarina), mayor riesgo de convulsiones y desorientación con sobredosis.

Los efectos adversos comúnmente reportados incluyen fatiga, mareo, dolor de cabeza, irritabilidad y somnolencia, sin embargo estos efectos pueden ocurrir a causa del desfase horario (jet-lag) y no por la melatonina misma. Puede ocurrir fatiga particularmente con el uso por las mañanas o en dosis más altas, y pueden darse ciclos irregulares de sueño y despertar. También se han observado desorientación, confusión, sonambulismo, sueños y pesadillas vívidos, los cuales se han resuelto después de descontinuar la melatonina. Debido al riesgo de sueño durante el día, se debe tener precaución al manejar u operar maquinaria pesada. La melatonina también puede causar infecciones. Puede ocurrir ataxia (dificultades al caminar y con el equilibrio) con una sobredosis.

Se ha indicado que la melatonina puede reducir el umbral de convulsiones y aumentar el riesgo de las mismas, especialmente en niños con trastornos neurológicos agudos. No obstante, muchos otros estudios sí informan una menor incidencia de convulsiones con el uso habitual de melatonina. Ésta sigue siendo un área de controversia. Los pacientes que padecen de trastorno convulsivo que toman melatonina deben recibir la supervisión cercana de un profesional médico.

Se han informado cambios en el humor, incluidos atarantamiento y disforia (tristeza).Se han informado síntomas sicóticos, incluidas las alucinaciones y la paranoia, posiblemente a causa de una sobredosis. Los pacientes con depresión aguda subyacente o trastornos sicóticos que toman melatonina deben recibir la supervisión cercana de un profesional de la salud.

Se debe evitar la melatonina en pacientes que toman warfarina, y posiblemente en pacientes que toman otros medicamentos adelgazantes de la sangre o con trastornos de formación de coágulos.

La melatonina puede causar caídas en la presión sanguínea. Se recomienda precaución a los pacientes que toman medicamentos que también pueden reducir la presión sanguínea. Con base en la evidencia preliminar, pueden ocurrir aumentos en los niveles de colesterol. Se recomienda precaución a pacientes con altos niveles de colesterol, arterosclerosis, o en riesgo de enfermedad cardiovascular. Se han asociado ritmos cardiacos anormales con la melatonina.

Se han reportado elevados niveles de azúcar en la sangre (hiperglicemia) en pacientes con diabetes tipo 1 (diabetes dependiente de insulina), y la melatonina en bajas dosis ha reducido la tolerancia a la glucosa y la sensibilidad a la insulina. Se recomienda precaución a pacientes con diabetes o hipoglicemia, y a aquellos que toman medicamentos, hierbas o suplementos que afectan el azúcar en la sangre. Podrían ser necesarios la supervisión de los niveles séricos de glucosa por parte de un proveedor médico, y los ajustes de medicamentos.

Se han reportado efectos hormonales, incluidos las disminuciones o los aumentos en los niveles de la hormona luteinizante, progesterona, estradiol, hormona de la tiroides (T4 and T3), hormona del crecimiento, prolactina, cortisol, oxitocina y vasopresina Se han informado casos de ginecomastia (aumento del tamaño del pecho) en los hombres, así como un menor conteo de espermas (ambas situaciones resueltas al suspender la melatonina). Se ha reportado motilidad reducida de espermas en ratas y humanos.

Se observan comúnmente molestias gastrointestinales leves, incluidas náuseas, vómito o calambres. La melatonina se ha relacionado con un caso de hepatitis autoimmunológica; también se ha asociado con la activación de los síntomas de la enfermedad de Crohn.

Se ha teorizado que altas dosis de melatonina pueden aumentar la presión intraocular y el riesgo de glaucoma, maculopatía relacionada con la edad y miopía, o daño en la retina. No obstante, existe evidencia preliminar de que la melatonina puede en realidad disminuir la presión intraocular en el ojo, y se ha sugerido una posible terapia para glaucoma. Los pacientes con glaucoma que toman melatonina deben recibir la supervisión de un profesional de la salud.

Embarazo y lactancia

Se debe evitar la suplementación con melatonina en las mujeres embarazadas o que intentan quedar embarazadas, debido a posibles efectos hormonales. Los altos niveles de melatonina durante el embarazo pueden aumentar el riesgo de trastornos en el desarrollo. En los estudios en animales, se detectó melatonina en la leche materna, por lo que se debe evitar durante la lactancia. En los hombres, se reportó motilidad de espermas y menor conteo de espermas con el uso de melatonina.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

La melatonina se descompone (metaboliza) en el cuerpo por parte de las enzimas del hígado. Como resultado, las drogas que alteran la actividad de estas enzimas pueden aumentar o disminuir los efectos de los suplementos de melatonina.

Se ha reportado más mareo durante el día con el uso de melatonina al mismo tiempo que la ayuda para dormir bajo receta médica zolpidem (Ambien®), aunque no es claro que los efectos sean mayores que con el uso de zolpidem por sí solo. En teoría, la melatonina puede aumentar la cantidad de mareo causada por otras drogas, por ejemplo las benzodiazepinas como el lorazepam (Ativan®) o diazepam (Valium®), barbitúricos como el fenobarbital, narcóticos como la codeína, algunos antidepresivos y alcohol. Se recomienda precaución mientras se conduce u opera maquinaria.

Con base en evidencia preliminar, se debe evitar la melatonina en pacientes que toman medicamentos adelgazantes de sangre como warfarina (Coumadin®) y posiblemente en pacientes que usan otros adelgazantes de sangre (anticoagulantes) como la aspirina o heparina.

Se ha indicado que varias drogas reducen los efectos naturales de melatonina en el cuerpo. No es claro si hay algún peligro para la salud por la reducción de los niveles de melatonina, o si reemplazar la melatonina con suplementos es de beneficio. Los ejemplos de drogas que podrían reducir la producción o secreción de melatonina incluyen las drogas antiinflamatorias no-esteroides como ibuprofeno (Motrin®, Advil®) o naproxeno (Naprosyn®, Aleve®); los medicamentos beta-bloqueadores para la presión sanguínea como atenolol (Tenormin®) o metoprolol (Lopressor®, Toprol®); y medicamentos que reducen los niveles de vitamina B6 en el cuerpo (como las píldoras anticonceptivas, la terapia de reemplazo de hormonas, diuréticos del asa, hidralazina o teofilina). Otros agentes que pueden alterar la síntesis o liberar melatonina incluyen diazepam, vitamina B12, verapamil, temazepam, y somatostatín.

Con base en evidencia preliminar, la melatonina se debe evitar en pacientes que toman medicamentos anticonvulsivos. Se ha indicado que la melatonina puede reducir el umbral de las convulsiones y aumentar el riesgo de las mismas. No obstante, muchos otros estudios informan una menor incidencia de convulsiones con el uso habitual de melatonina. Ésta sigue siendo un área de controversia. Además, la carbamazepina y el valproato pueden alterar los niveles de melatonina y se deben usar con precaución. Los pacientes con trastornos convulsivos que toman melatonina deben recibir supervisión cercana de parte de un profesional médico.

La melatonina puede aumentar o disminuir la presión arterial; los resultados de los estudios son contradictorios. Por lo tanto, ésta podría interactuar con los medicamentos para el corazón o la presión arterial, lo que exige una supervisón cercana.

No es claro si la cafeína altera los efectos de los suplementos de melatonina en humanos.se ha reportado que la cafeína aumenta los niveles naturales de melatonina en el cuerpo, posiblemente debido a efectos en las enzimas del hígado. Sin embargo, la cafeína también puede alterar los ritmos circadianos del cuerpo, teniendo efectos en la secreción de melatonina.

Se han informado niveles elevados de azúcar en la sangre (hiperglicemia) en pacientes con diabetes tipo 1 (diabetes con dependencia de insulina), y las bajas dosis de melatonina han reducido la tolerancia a la glucosa y la sensibilidad a la insulina. Se recomienda precaución con pacientes que toman drogas para la diabetes por vía oral o insulina. Se deben vigilar los niveles séricos de glucosa por parte de un proveedor de la salud y hacer ajustes a los medicamentos según sea necesario.

El consumo de alcohol parece afectar la secreción de melatonina por la noche.

Basado en estudios en humanos, la melatonina puede aumentar los efectos de los tratamientos para la dispepsia, enfermedad de reflujo gástrico esofágica o síndrome de intestino irritable.

Los informes preliminares indican que la melatonina puede ayudar a reversar los síntomas de disquinesia tardía asociada con el uso de haloperidol (tranquilizante).

Basado en estudios en humanos, la melatonina puede aumentar los efectos de los ansiolíticos.

La melatonina puede modificar la presión intraocular y, por lo tanto, la melatonina puede modificar los efectos de los agentes de glaucoma.

La melatonina puede aumentar los efectos de otros agentes anti inflamatorios debido a sus efectos anti inflamatorios.

La melatonina puede reducir el colesterol. Se recomienda precaución cuando se usan medicamentos que pueden bajar el colesterol.

La melatonina puede aumentar los efectos de los agentes anti-cáncer.

La melatonina puede inducir cambios en varias hormonas y pueden actuar en sinérgicamente con agentes hormonales anti-cáncer.

Basado en estudios en humanos, la melatonina puede interactuar positivamente con las terapias inmunológicas.

Con base en pruebas preliminares, la melatonina puede aumentar los efectos de isoniazida contra la Mycobacterium tuberculosis.

Con base en investigación en animales, la melatonina puede aumentar los efectos adversos de las metamfetaninas en el sistema nervioso.

Con base en estudios de laboratorio, la melatonina puede aumentar el efecto del bloqueo neuromuscular del relajante muscular sucinilcolina, pero no de vecuronio.

La premedicación de melatonina puede disminuir las dosis requeridas de propofol y tiopental para anestesia.

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

La melatonina puede aumentar la somnolencia durante el día o la sedación al tomarse con hierbas o suplementos que pueden causar aletargamiento. La melatonina puede aumentar los efectos de hierbas o suplementos ansiolíticos.

Se han informado mayores niveles de azúcar en la sangre (hiperglicemia) en pacientes con diabetes tipo 1 (diabetes dependiente de insulina), y bajas dosis de melatonina han reducido la tolerancia a la glucosa y la sensibilidad a la insulina. Se recomienda tener precaución al usar las hierbas o suplementos que también pueden aumentar los niveles de azúcar en la sangre, como son arginina, cacao, DHEA y belcho (al combinarse con cafeína).

Con base en la evidencia preliminar de interacción con la droga adelgazante de sangre, la warfarina, e informes aislados de sangrado leve, la melatonina puede aumentar el riesgo de sangrado al tomarse con hierbas y suplementos que se cree que aumentan el riesgo de sangrado.

No es claro si la cafeína altera loa efectos de los suplementos de melatonina en los humanos. Se ha reportado que la cafeína aumenta los niveles naturales de melatonina en el cuerpo, posiblemente debido a los efectos en las enzimas del hígado. Sin embargo, la cafeína también puede alterar los ritmos circadianos del cuerpo, teniendo efectos en la secreción de melatonina.

El sauzgatillo (Vitexs agnus-castus) puede aumentar la secreción natural de melatonina en el cuerpo, con base en investigaciones preliminares.

En estudios en animales, se ha observado que la DHEA y la melatonina estimulan la función inmunológica, con leves efectos aditivos al combinarse. Los efectos de esta combinación en humanos no son claros.

Con base en estudios en animales, la combinación de equinacea y melatonina puede reducir la función inmunológica. Los efectos de esta combinación en humanos no son claros.

Una deficiencia aguda de folato puede reducir los niveles naturales de melatonina en el cuerpo, con base en estudios preliminares.

La melatonina puede modificar la presión intraocular, por lo tanto, la melatonina puede modificar los efectos de hierbas o suplementos de glaucoma.

La melatonina puede aumentar los efectos de hierbas o suplementos anti inflamatorios debido a sus efectos anti inflamatorios.

La melatonina puede reducir el colesterol. Se recomienda precaución cuando se usan hierbas o suplementos que pueden bajar el colesterol.

La melatonina puede aumentar los efectos de hierbas o suplementos anti-cáncer.

La melatonina puede inducir cambios en varias hormonas y pueden actuar sinérgicamente con hierbas o suplementos hormonales anti-cáncer.

Basado en estudios en humanos, la melatonina puede interactuar positivamente con hierbas o suplementos inmunológicos.

Referencias:

  • Berk L, Berkey B, Rich T, et al. Randomized phase II trial of high-dose melatonin and radiation therapy for RPA class 2 patients with brain metastases (RTOG 0119). Int J Radiat Oncol Biol Phys 2007 Jul 1;68(3):852-7.
  • Bjorvatn B, Stangenes K, Oyane N, et al. Randomized placebo-controlled field study of the effects of bright light and melatonin in adaptation to night work. Scand J Work Environ Health 2007 Jun;33(3):204-14.
  • Caumo W, Torres F, Moreira NL Jr. The clinical impact of preoperative melatonin on postoperative outcomes in patients undergoing abdominal hysterectomy. Anesth Analg 2007 Nov;105(5):1263-71.
  • Hallam KT, Begg DP, Olver JS, et al. An investigation of the effect of immediate and extended release venlafaxine on nocturnal melatonin and cortisol release in healthy adult volunteers. Hum Psychopharmacol 2008 Mar;23(2):129-37.
  • Klupinska G, Poplawski T, Drzewoski J, et al. Therapeutic effect of melatonin in patients with functional dyspepsia. J Clin Gastroenterol 2007 Mar;41(3):270-4.
  • Lopez-Gonzalez MA, Santiago AM, Esteban-Ortega F. Sulpiride and melatonin decrease tinnitus perception modulating the auditolimbic dopaminergic pathway. J Otolaryngol 2007 Aug;36(4):213-9.
  • Medeiros CA, Carvalhedo de Bruin PF, et al. Effect of exogenous melatonin on sleep and motor dysfunction in Parkinson's disease. A randomized, double blind, placebo-controlled study. J Neurol 2007 Apr;254(4):459-64.
  • Saha L, Malhotra S, Rana S, et al. A preliminary study of melatonin in irritable bowel syndrome. J Clin Gastroenterol 2007 Jan;41(1):29-32.
  • Schemmer P, Nickkholgh A, Schneider H, et al. PORTAL: pilot study on the safety and tolerance of preoperative melatonin application in patients undergoing major liver resection: a double-blind randomized placebo-controlled trial. BMC Surg 2008 Jan 23;8:2.
  • Schmidt CM, Knief A, Deuster D, et al. Melatonin is a useful alternative to sedation in children undergoing brainstem audiometry with an age dependent success rate--a field report of 250 investigations. Neuropediatrics 2007 Feb;38(1):2-4.
  • Sugaya K, Nishijima S, Miyazato M, et al. Effects of melatonin and rilmazafone on nocturia in the elderly. J Int Med Res 2007 Sep-Oct;35(5):685-91.
  • Suresh Kumar PN, Andrade C, Bhakta SG, Singh NM. Melatonin in schizophrenic outpatients with insomnia: a double-blind, placebo-controlled study. J Clin Psychiatry 2007 Feb;68(2):237-41.
  • Todisco M. Low-grade non-Hodgkin lymphoma at advanced stage: a case successfully treated with cyclophosphamide plus somatostatin, bromocriptine, retinoids, and melatonin. Am J Ther 2007 Jan-Feb;14(1):113-5.
  • Todisco M. Melatonin makes splenectomy unnecessary in two patients with idiopathic thrombocytopenic purpura refractory to corticosteroids. J Pineal Res 2007 Sep;43(2):214.
  • Wade AG, Ford I, Crawford G, et al. Efficacy of prolonged release melatonin in insomnia patients aged 55-80 years: quality of sleep and next-day alertness outcomes. Curr Med Res Opin 2007 Oct;23(10):2597-605.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?