SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Manto de nuestra señora (Alchemilla vulgaris)

Manto de nuestra señora (Alchemilla vulgaris)

Resumen:

Jerome Bock, también conocido como Tragus, fue quien dio el nombre de manto de nuestra señora a esta especie, en el siglo XVI. Con este nombre aparece en el libro Historia de las Plantas (History of Plants), publicado en 1532. La planta se denomina capa o manto de nuestra señora debido a su asociación con la Virgen María. Se dice que los lóbulos de las hojas se parecen a los bordes curvos de un manto. También se le conoce como pie de león y pie de oso probablemente por el parecido que sus hojas tienen con tales pies, cuando se despliegan desde la raíz de la planta.

Durante muchos siglos se ha utilizado el manto de nuestra señora en el continente europeo, en países como Suecia y Alemania. Algunos expertos consideran que el manto de nuestra señora es benéfico para el tratamiento de heridas dadas sus propiedades como coagulante (coagulación sanguínea), astringente y estíptico (detención del sangrado). También se ha utilizado como enjuague bucal posterior a procedimientos dentales para ayudar a detener el sangrado. El manto de nuestra señora también se ha utilizado para el tratamiento de varias enfermedades femeninas tales como trastornos menstruales (menstruación excesiva y menopausia), como coadyuvante durante la concepción, en la prevención de abortos y para ayudar a la cicatrización del cuerpo posterior al alumbramiento. No obstante lo anterior, se carece de evidencia clínica suficiente.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Acné, anti-convulsivo, anti-inflamatorio, anti-hemorrágico, estimulante del apetito, astringente, coagulación (coagulación sanguínea), diabetes, diarrea, diurético, fertilidad (ayuda en la concepción), fibroides (tumores benignos dentro o alrededor del útero que algunas veces pueden provocar abortos), alumbramiento (coadyuvante en la cicatrización), presión arterial alta, desequilibrios hormonales (estrógeno o testosterona), menopausia, menorragia (menstruación excesiva), abortos (prevención), reumatismo, ayuda para conciliar el sueño, problemas estomacales, estíptico (detención de sangrado), cicatrización de heridas.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse en individuos con alergias reconocidas o hipersensibilidad al manto de nuestra señora.

Efectos secundarios y advertencias

La falta de ensayos clínicos formales dificulta llegar a cualquier conclusión con relación a la seguridad de uso del manto de nuestra señora. No obstante, se considera que el uso del manto de nuestra señora posiblemente sea inseguro en pacientes que utilizan medicamentos para prevenir la coagulación de la sangre (por ejemplo, la warfarina) dado su uso teórico como coagulante. Su uso también podría ser inseguro en pacientes con anemia por deficiencia de hierro, dado que el manto de nuestra señora puede contener taninos, los cuales pueden reducir la absorción de los suplementos de hierro.

Embarazo y lactancia

No se recomienda el uso del manto de nuestra señora en mujeres embarazadas o lactantes dada la falta de evidencia científica disponible. Tradicionalmente, el manto de nuestra señora se ha utilizado como coadyuvante en la concepción y contra el flujo menstrual excesivo.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

En teoría, debe evitarse la utilización del manto de nuestra señora en pacientes que utilizan terapias anticoagulantes, tales como warfarina (Coumadin®). El manto de nuestra señora puede disminuir la eficacia de tales medicamentos debido a sus supuestos efectos coagulantes (coagulación sanguínea).

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

En teoría, debe evitarse la utilización del manto de nuestra señora en pacientes que toman hierbas o suplementes anticoagulantes (adelgazantes de la sangre). El manto de nuestra señora puede disminuir la eficacia de tales agentes debido a sus supuestos efectos coagulantes (coagulación sanguínea).

El manto de nuestra señora contiene taninos, los cuales pueden reducir la absorción de suplementos de hierro.

Se ha demostrado que el manto de nuestra señora tiene un efecto mutagénico débil (causa cambios en el ADN de las células) en las bacterias y se propone que la quercetina, uno de sus constituyentes, es la causa de tal actividad mutagénica. La toma combinada de la quercetina y el manto de nuestra señora puede incrementar este efecto.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

No existe una dosis comprobada que sea efectiva o segura para el manto de nuestra señora. Tradicionalmente, se ha utilizado un té que se hace a partir de sus hojas picadas, sumergidas en agua caliente durante 15 minutos, pasándolas luego por un colador. Este té se ingiere durante 20 días consecutivos para ayudar a la concepción. Para el tratamiento del flujo menstrual excesivo, se ha utilizado un té a partir de la infusión de una onza de hierba seca sumergida en medio litro de agua hirviendo. Este té se consume en cantidades similares a una taza de té. (No se especifica el tamaño de la taza). También se ha utilizado el manto de nuestra señora como ducha vaginal para el tratamiento de la leucorrea (flujo vaginal).

Niños (menores de 18 años)

No existe una dosis comprobada que sea efectiva o segura para el uso del manto de nuestra señora en niños.

Referencias:

  • Fraisse D, Carnat A, Carnat AP, et al. [Standardization of the aerial parts of Alchemilla]. Ann.Pharm Fr. 1999;57(5):401-405.
  • Nihoul-Ghenne L. [Presence of Alchemilla alpina L. together with Alchemilla vulgaris L. in a tea for high blood pressure.]. J Pharm Belg. 1950;5(11-12):335-338.
  • Schimmer O, Hafele F, Kruger A. The mutagenic potencies of plant extracts containing quercetin in Salmonella typhimurium TA98 and TA100. Mutat.Res 1988;206(2):201-208.
  • Schimmer O, Kruger A, Paulini H, et al. An evaluation of 55 commercial plant extracts in the Ames mutagenicity test. Pharmazie 1994;49(6):448-451.
  • Swanston-Flatt SK, Day C, Bailey CJ, et al. Traditional plant treatments for diabetes. Studies in normal and streptozotocin diabetic mice. Diabetologia 1990;33(8):462-464.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?