SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Lavanda (Lavandula angustifolia Miller)

Lavanda (Lavandula angustifolia Miller)

Resumen:

La lavanda es originaria del Mediterráneo, de la Península Arábiga, de Rusia y de África. A través de la historia ha sido utilizada con fines cosméticos y medicinales y en tiempos modernos se cultiva en el mundo entero. Los aceites perfumados de sus flores son utilizados tanto en aromaterapia como en la elaboración de panes y pasteles, velas, cosméticos, detergentes, jaleas, aceites para masajes, perfumes, polvos, champús, jabones y té. La lavanda inglesa (Lavandula angustifolia) es la especie más comúnmente utilizada, sin embargo, se utilizan otras especies como Lavandula burnamii, Lavandula dentate, Lavandula dhofarensis, Lavandula latifolia, y Lavandula stoechas.

Muchos encuentran relajante la aromaterapia con lavanda y se ha señalado que posee efectos ansiolíticos (en contra de la ansiedad). En general, la evidencia indica un efecto positivo limitado aunque se requerirá de datos adicionales, producto de estudios bien concebidos, antes de poder considerar dicha evidencia irrefutable.

La aromaterapia con lavanda también se utiliza como hipnótico aunque no existen suficientes evidencias en que apoyar este uso.

Ensayos de fase I en humanos sobre el efecto del alcohol perílico (constituyente de la lavanda) en cáncer indican tolerancia y seguridad, aunque no se ha demostrado la eficacia.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Acné, angioprotector, fungicida, antiinflamatorio, antioxidante, afrodisíaco, estimulante del apetito, asma, bronquitis, síndrome del túnel carpiano, problemas circulatorios, limpiador (duchas vaginales), cólicos, resfriado común, disminución de la frecuencia cardiaca, diabetes, diurético, mareos, recuperación luego del ejercicio, fatiga, fiebre, gases, resaca, acidez estomacal, VIH, indigestión, infertilidad, repelente contra insectos, liendres, hipotensión arterial, menopausia, problemas menstruales, dolores de cabeza por migrañas, quemaduras leves, mareos por movimiento, espasmos musculares, náusea, agente neuroprotector, microbacteria no tuberculosa, parásitos, psicosis, ataques/epilepsia, repelente de serpientes, dolores, esguinces, dolor de cabeza por tensión, dolor de muelas, venas varicosas, vómitos, verrugas, cicatrización de heridas.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Conducta agitada (aromaterapia de lavanda) (C)

    En ensayos de pequeña escala realizados en pacientes con demencia aguda, en hogares para ancianos, se encontró que la lavanda pudiera ayudar a atenuar las conductas agitadas cuando se aplica en aromaterapia o adhiriendo paños impregnados de su aceite a los pacientes. Es necesario realizar estudios adicionales en esta área, bien diseñados, antes de poder extraer una firme conclusión.

  • Alopecia/pérdida del cabello (uso de lavanda en la piel) (C)

    Se encontró en ensayos de pequeña escala, que aquellos pacientes que masajean su cuero cabelludo diariamente con aceites esenciales (tomillo, romero, lavanda y cedro) mostraron mayor mejoría que el grupo de control. Es necesaria más investigación de la lavanda sola antes de poder hacer una recomendación firme.

  • Bactericida (uso dermatológico de lavanda) (C)

    Estudios anteriores indican que los aceites de la lavanda pudieran tener actividad antibiótica. Sin embargo esto no ha sido bien establecido en estudios realizados en humanos ni en animales.

  • Ansiedad (aromaterapia de lavanda) (C)

    La aromaterapia de lavanda se usa tradicionalmente para relajarse. Numerosos estudios de pequeña escala señalan que ayuda a aliviar la ansiedad, aunque también se han reseñado efectos negativos. Es necesaria mejor investigación antes de poder hacer una fuerte recomendación.

  • Cáncer (alcohol perílico) (C)

    Estudios muestran que el alcohol perílico, un derivado de lavanda, pudiera ser beneficioso en el tratamiento de algunos tipos de cáncer. La investigación se ha concentrado en cáncer de páncreas, de mama e intestinal. Estudios preliminares de menor escala han sugieren seguridad y tolerancia al alcohol perílico pero no se ha establecido su eficacia.

  • Desempeño cognitivo (C)

    Aunque la lavanda es un aroma de tipo sedante, parece que si se usa durante períodos de receso en el ambiente laboral cuando hay acumulación de fatiga, previene el deterioro del desempeño en sesiones laborales subsecuentes. Se requieren estudios adicionales de buen diseño para confirmar estos resultados.

  • Demencia (C)

    Ensayos de pequeña escala, que estudiaban el efecto de la aromaterapia de lavanda sobre la conducta y agitación de pacientes con demencia por Alzheimer, arrojan resultados en conflicto. Son necesarios más estudios rigurosamente diseñados antes de poder alcanzar una conclusión.

  • Depresión (C)

    La investigación preliminar indica que la lavanda podría ser de utilidad como complemento a la receta de antidepresivos. Es necesaria mas investigación antes de poder alcanzar una conclusión firme.

  • Dolor de oídos (C)

    En un ensayo clínico de pequeña escala se utilizaron gotas para oídos NHED que contienen Allium sativum, Verbascum thapsus, flores de Caléndula, Hypericum perfoliatum, lavanda y vitamina E en aceite de oliva), con y sin antibióticos y anestesia tópica. Se encontró que el dolor de oído entró en remisión espontánea y que desaparecía al cabo de unos días con o sin antibióticos. Esta evidencia es preliminar y es necesaria investigación adicional antes que se pueda llegar a alguna conclusión sobre este tratamiento.

  • Eczema (C)

    En un ensayo clínico a pequeña escala se utilizaron aceites esenciales combinados con masajes para tratar el eczema atópico infantil. Se halló deterioro en el eczema del paciente, que pudo deberse a una posible dermatitis alérgica por contacto provocada por los mismos aceites esenciales. Se necesitan más estudios sobre el efecto del uso aislado de aceite de lavanda antes de poder alcanzar conclusiones firmes.

  • Hipnótico/inductor del sueño (aromaterapia de lavanda) (C)

    Frecuentemente la aromaterapia de lavanda se promociona como inductor del sueño. A pesar de que la evidencia preliminar señala posibles beneficios, es necesaria más investigación antes de poder alcanzar una firme conclusión.

  • Dolor lumbar (C)

    Investigaciones preliminares indican que la percepción de la intensidad y desagrado del dolor se pueden reducir luego de un tratamiento terapéutico con lavanda. Otra investigación mostró que la aromaterapia con lavanda puede ser efectiva cuando se usa con acupresión para el alivio de corto plazo del dolor lumbar. Se necesita más investigación antes de poder sacar conclusiones.

  • Dolor de cuello (C)

    Estudios preliminares en humanos indican un rol potencial de la aromaterapia de lavanda en combinación con masajes en el tratamiento de corto plazo del dolor de cuello. Se necesitan más estudios.

  • Bienestar general (lavanda en baños de inmersión) (C)

    Evidencia preliminar ha demostrado que el aceite de lavanda combinado con el aceite de semilla de uva en el baño puede ayudar a mejorar el bienestar generalizado así como a atenuar la rabia y la frustración. Se ha mostrado que la aromaterapia con aceite de lavanda mejora el humor. Es necesaria investigación adicional bien diseñada para confirmar estos resultados

  • Dolor (aromaterapia de lavanda) (C)

    Investigación preliminar sugiere que la percepción de la intensidad y desagrado del dolor podrían disminuir después de un tratamiento terapéutico con lavanda. Otras investigaciones han mostrado que la aromaterapia con lavanda puede ser efectiva para el alivio temporal del dolor lumbar cuando se combina con acupresión. Es necesaria más investigación antes de poder alcanzar una conclusión firme.

  • Molestia perineal posparto (lavanda en el baño) (C)

    Se ha evaluado la lavanda como aditivo en el agua del baño en el alivio de dolor posparto del perineo (área entre la vagina y el ano) en mujeres. Estudios preliminares deficientes no informan beneficios. Es necesaria mejor investigación antes de poder alcanzar una conclusión firme.

  • Calidad de vida (posparto) (C)

    Evidencia preliminar indica un rol potencial para la aromaterapia de lavanda especialmente en combinación con masajes o acupresión para el mejoramiento de las mediciones de calidad de vida entre las nuevas madres. Se requieren más estudios.

  • Dolor por artritis reumatoide (C)

    Estudios preliminares en humanos han encontrado resultados contradictorios acerca del uso de los masajes con la aromaterapia de lavanda para esta afección. No hay suficiente evidencia científica para recomendar la aromaterapia de lavanda para el dolor por artritis reumatoide.

  • Espasmolítico (oral) (C)

    Estudios preliminares en animales y de laboratorio indican un efecto espasmolítico potencial de la inhalación del aceite de lavanda. Sin embargo, no hay suficiente evidencia en humanos.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Las personas con alergia a la lavanda pueden experimentar irritación al contacto con la piel y deben evitar la lavanda en todas sus formas.

Efectos secundarios y advertencias

Pueden presentarse erupciones leves luego de la aplicación de aceite de lavanda. Se ha descrito una mayor sensibilidad al sol y cambios en la pigmentación de la piel posterior a la aplicación de productos que contienen aceite de lavanda. Se ha informado de náuseas, vómitos, pérdida de apetito, estreñimiento, dolor de cabeza, escalofríos, confusión y somnolencia posteriores a la inhalación de lavanda absorbiéndola a través de la piel, o después de altas dosis de lavanda o alcohol perílico (derivado de lavanda) por vía oral. El aceite esencial de lavanda puede ser venenoso si es ingerido por vía oral.

Puede presentarse somnolencia luego de la aromaterapia de lavanda. Puede ocurrir somnolencia más profunda o sedación cuando se usa lavanda junto con otros agentes sedantes. Tenga precaución al manejar vehículos o maquinaria pesada.

En teoría la lavanda por vía oral puede aumentar el riesgo de sangrado. Individuos con trastornos de coagulación o en tratamiento con drogas que puedan aumentar el sangrado deben tener precaución. Podría ser necesario ajustar las dosis.

Algunos pacientes de cáncer han experimentado bajo conteo de glóbulos blancos en la sangre (neutropenia) posterior al consumo por vía oral de altas dosis de alcohol perílico.

Embarazo y lactancia

No se recomienda el uso de lavanda durante el embarazo y la lactancia.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

Estudios realizados en animales indican que la lavanda usada como aromaterapia o ingerida por vía oral puede aumentar la somnolencia causada por otras drogas. Son ejemplos las benzodiazepinas como lorazepam (Ativan®) o diazepam (Valium®), los barbitúricos como fenobarbital, los narcóticos como la codeína, algunos antidepresivos y el alcohol. También puede aumentar la somnolencia que causan algunas drogas anticonvulsivas. Se recomienda precaución al manejar vehículos u operar maquinaria.

En teoría el efecto de la lavanda puede sumarse al efecto de drogas que disminuyen el colesterol.

La lavanda puede tener efectos aditivos cuando se usa con antidepresivos de prescripción médica como el antidepresivo tricíclico imipramina.

La lavanda puede incrementar el riesgo de sangrado cuando se toma junto con drogas que incrementen ese riesgo, tales como aspirina, anticoagulantes (adelgazantes de la sangre) como la warfarina (Coumadin®), o heparina, drogas antiplaquetarias como clopidogrel (Plavix®), así como los medicamentos antiinflamatorios sin esteroides como ibuprofeno (Motrín®, Advil®) o naproxeno (Naprosyn®, Aleve®).

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

La lavanda usada como aromaterapia o ingerida por vía oral puede profundizar la somnolencia causada por algunas hierbas o suplementos como la valeriana. Se recomienda precaución al manejar vehículos u operar maquinaria.

En teoría los efectos de la lavanda pueden sumarse a los de algunas hierbas o suplementos que disminuyen el colesterol, como el aceite de pescado, el ajo, el guggul y la niacina.

La lavanda puede interactuar con hierbas y suplementos ingeridos para la depresión. Debe usarse con precaución.

La lavanda puede incrementar el riesgo de sangrado cuando se toma con hierbas y suplementos que se consideran que incrementan este riesgo. Se han reportado múltiples casos con el uso de Ginkgo biloba y menos casos con ajo y palma enana americana. Otros numerosos agentes, en teoría, pueden incrementar el riesgo de sangrado, aunque esto no se ha comprobado en la mayoría de los casos.

Dosificación:

Adultos (18 años y más)

Se ha usado una dosis de 1 a 2 cucharaditas (de 5 a 10 grs.) de hojas de lavanda reposadas en una taza de agua hirviente (250 mililitros) por 15 minutos, ingerida oralmente como un té. Como tintura se ha utilizado una dosis de 60 gotas (1:5 en 50% de alcohol), al día.

Se ha utilizado aceite de lavanda en aromaterapia (inhalado) y en masaje-terapia (aplicado sobre la piel). Unas gotas naturales llamadas NHED, que contienen lavanda, se han usado en dosis de 5 gotas tres veces al día, con y sin un antibiótico y anestesia tópica.

Para reducir la molestia perineal de posparto, se han añadido 6 gotas de aceite de lavanda al agua del baño. En otra técnica que se utilizó, se añadió al agua caliente del baño de ¼ a ½ tasa de flores secas de lavanda.

Estudios sobre las primeras etapas de cáncer informan de dosis de 800 a 1200 miligramos por metro cuadrado de superficie corporal, por vía oral cuatro veces al día, en un preparado de proporciones iguales de alcohol perílico (un derivado de la lavanda), y aceite de soya (50:50).

Niños (menores de 18 años)

No existe suficiente evidencia científica para recomendar el uso de lavanda en niños, sin riesgos.

Referencias:

  • Akhondzadeh S, Kashani L, Fotouhi A, et al. Comparison of Lavandula angustifolia Mill. tincture and imipramine in the treatment of mild to moderate depression: a double-blind, randomized trial. Prog Neuropsychopharmacol Biol Psychiatry 2003;27(1):123-127.
  • Anderson C, Lis-Balchin M, Kirk-Smith M. Evaluation of massage with essential oils on childhood atopic eczema. Phytother Res 2000;14(6):452-456.
  • Basch E, Foppa I, Liebowitz R, et al. Lavender (Lavandula angustifolia Miller). J Herb Pharmacother 2004;4(2):63-78.
  • D'Auria FD, Tecca M, Strippoli V, et al. Antifungal activity of Lavandula angustifolia essential oil against Candida albicans yeast and mycelial form. Med Mycol 2005 Aug;43(5):391-6.
  • Dale A, Cornwell S. The role of lavender oil in relieving perineal discomfort following childbirth: a blind randomized clinical trial. J Adv Nurs 1994;19(1):89-96.
  • Graham PH, Browne L, Cox H, et al. Inhalation aromatherapy during radiotherapy: results of a placebo-controlled double-blind randomized trial. J Clin Oncol 6-15-2003;21(12):2372-2376.
  • Holmes C, Hopkins V, Hensford C, et al. Lavender oil as a treatment for agitated behaviour in severe dementia: a placebo controlled study. Int J Geriatr Psychiatry 2002;17(4):305-308.
  • Lewith GT, Godfrey AD, Prescott P. A single-blinded, randomized pilot study evaluating the aroma of Lavandula augustifolia as a treatment for mild insomnia. J Altern Complement Med 2005 Aug;11(4):631-7.
  • Moss M, Cook J, Wesnes K, et al. Aromas of rosemary and lavender essential oils differentially affect cognition and mood in healthy adults. Int J Neurosci 2003;113(1):15-38.
  • Prashar A, Locke IC, Evans CS. Cytotoxicity of lavender oil and its major components to human skin cells. Cell Prolif 2004;37(3):221-229.
  • Rho KH, Han SH, Kim KS, et al. Effects of aromatherapy massage on anxiety and self-esteem in korean elderly women: a pilot study Int J Neurosci 2006 Dec;116(12):1447-55.
  • Snow LA, Hovanec L, Brandt J. A controlled trial of aromatherapy for agitation in nursing home patients with dementia. J Altern.Complement Med 2004;10(3):431-437.
  • Soden K, Vincent K, Craske S, et al. A randomized controlled trial of aromatherapy massage in a hospice setting. Palliat Med 2004;18(2):87-92.
  • Yip YB, Tse SH. An experimental study on the effectiveness of acupressure with aromatic lavender essential oil for sub-acute, non-specific neck pain in Hong Kong. Complement Ther Clin Pract. 2006 Feb;12(1):18-26.
  • Yip YB, Tse SH. The effectiveness of relaxation acupoint stimulation and acupressure with aromatic lavender essential oil for non-specific low back pain in Hong Kong: a randomised controlled trial. Complement Ther Med 2004;12(1):28-37.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?