SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Hiedra terrestre (Glechoma hederacea)

Hiedra terrestre (Glechoma hederacea)

Resumen:

La hiedra terrestre pertenece a la familia de las Lamiáceas, dentro de las que se encuentran las mentas y hierbas tales como romero, poleo, hierbabuena, albahaca, hierba de los gatos y tomillo. La hiedra terrestre crece en embalses y lugares a la sombra especialmente en los matorrales, en regiones como Canadá, la mayoría de los Estados Unidos, el Reino Unido (a excepción de Escocia), Europa, el norte de Asia y Japón.

Tradicionalmente se ha utilizado la hiedra terrestre para el tratamiento de tinitos, catarro, diarrea, trastornos biliares, hemorroides y también como tónico. Antes de que el lúpulo se encontrara disponible alrededor del inicio del siglo XVI, los británicos utilizaban la hiedra terrestre para disolver la cerveza. Durante el período de los Tudor, se utilizaba para preservar la cerveza en los viajes de mar. Algunas de las antiguas recetas inglesas añadían sabor a las mermeladas utilizando hiedra terrestre y también agregaban sus hojas recién retoñadas en primavera a las avenas, sopas y vegetales. A principios del siglo XX, la hiedra terrestre se utilizaba en Gran Bretaña como remedio contra todo y especialmente se utilizaba en el tratamiento de la tuberculosis y como antídoto contra el envenenamiento por plomo. También se utilizaban los tallos de la planta para fabricar coronas fúnebres.

En la actualidad es común que se añada hiedra terrestre a las pilas de abono dado su alto contenido de hierro. Estudios de laboratorio y en animales indican que la hiedra terrestre puede ser útil por sus propiedades antibióticas o sus efectos anti-inflamatorios. No obstante, algunos gobiernos locales en Europa y Norte América la consideran como una mala hierba, molesta e invasora. No existen en el momento estudios disponibles de buena calidad con respecto a los usos medicinales de la hiedra terrestre.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Abscesos, alergias, antihelmíntico (para expulsar lombrices parasitarias), antibacteriano, antihistamínico, anti-inflamatorio, antioxidante, antiséptico, antiespasmódico, antiviral, estimulante del apetito, artritis, asma, astringente, irritación de la vejiga, bronquitis, moretones, cáncer, catarro (inflamación de las membranas mucosas), bronquitis crónica, congestión del pecho, resfriados, tos, crup, diarrea, molestias digestivas, diurético (incrementa el flujo de orina), infección del oído (oído con goma), expectorante, fiebre, gastritis (inflamación del estómago), dolor de cabeza, hemorroides, hipocondria, inmunoestimulante, afecciones inflamatorias, influenza, ictericia, enfermedades del riñón, cálculos renales o de la vejiga, laxante, toxicidad por plomo, enfermedad del pulmón, irregularidad de la menstruación, trastornos siquiátricos (monomanía), inflamación pulmonar (crónica), reumatismo, sedante, sinusitis (inflamación de lo senos nasales), infecciones de la boca, irritación de la garganta, estimulante, tinitos (zumbido en los oídos), ojos cansados, tónico, úlceras, infecciones del tracto respiratorio superior, infección del tracto urinario, inflamación del tracto urinario (crónica), cicatrización de heridas.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Los individuos con alergias reconocidas o hipersensibilidad a la hiedra terrestre (Glechoma hederacea) o a otros miembros de la familia de las Lamiáceas deben evitar su uso. Por ejemplo la menta, romero, albahaca, orégano, tomillo y lavanda.

Efectos secundarios y advertencias

Existen pocos reportes sobre la hiedra terrestre y sus efectos adversos. La pulegona, un constituyente de la hiedra terrestre, puede resultar tóxico para el hígado. Los pacientes con compromiso de la función hepática deben utilizar la hiedra terrestre con precaución. La hiedra terrestre también puede inducir convulsiones, producir tumefacción de la garganta y dificultad para respirar. Debe utilizarse con precaución en pacientes con problemas de funcionamiento renal ya que el aceite de la hiedra terrestre puede irritar los riñones.

Embarazo y lactancia

No se recomienda la utilización de hiedra terrestre en mujeres embarazadas o que estén lactando, debido a la insuficiencia de evidencia científica disponible.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

La hiedra terrestre puede contener altas cantidades de vitamina C (ácido ascórbico), el cual puede disminuir el efecto de la warfarina (Coumadin®) y de otros anticoagulantes similares ("adelgazantes de la sangre"). El alto contenido de vitamina C también puede incrementar la absorción de hierro del cuerpo, incrementar los niveles de aspirina en la sangre, disminuir los niveles de flufenazina en la sangre o incrementar la concentración y el efecto de las píldoras para control de natalidad. Antes de tomar hiedra terrestre, debe consultarse con un profesional de cuidados de la salud o un farmaceuta.

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

La hiedra terrestre puede contener altas cantidades de vitamina C (ácido ascórbico), el cual puede disminuir el efecto de algunos anticoagulantes ("adelgazantes de la sangre"). El alto contenido de vitamina C también puede incrementar la absorción de hierro del cuerpo. Las personas que toman suplementos de hierro o multivitaminas deben consultar con un profesional de cuidados de la salud o un farmaceuta, antes de tomar hiedra terrestre.

La hiedra terrestre también contiene pulegona, el cual es potencialmente tóxico para el hígado. Este compuesto químico también puede interactuar con el poleo, el cual a su vez contiene pulegona. Se recomienda precaución.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

Actualmente no existe una dosis de hiedra terrestre que haya sido comprobada como segura o efectiva. Tradicionalmente, se han utilizado 2 gramos de la planta seca o 2-4 mililitros de extracto líquido (1:1 en 25% alcohol), tres veces al día. También se ha utilizado una taza de té (2-4 gramos de planta seca, embebida en 150 mililitros de agua hirviendo durante 5-10 minutos), tres veces al día.

Se han utilizado las hojas pulverizadas de la hiedra terrestre aplicadas a la piel, aunque no se tiene información disponible sobre la dosis o duración del tratamiento.

Niños (menores de 18 años)

Actualmente no existe una dosis de hiedra terrestre que haya sido comprobada como segura o efectiva y no se recomienda su uso en niños.

Referencias:

  • An HJ, Jeong HJ, Um JY, et al. Glechoma hederacea inhibits inflammatory mediator release in IFN-gamma and LPS-stimulated mouse peritoneal macrophages. J Ethnopharmacol 7-19-2006;106(3):418-424.
  • Henry DY, Gueritte-Voegelein F, Insel PA, et al. Isolation and characterization of 9-hydroxy-10-trans,12-cis-octadecadienoic acid, a novel regulator of platelet adenylate cyclase from Glechoma hederacea L. Labiatae. Eur J Biochem 12-30-1987;170(1-2):389-394.
  • Komprda T, Stohandlova M, Foltyn J, et al. Content of p-coumaric and ferulic acid in forbs with potential grazing utilization. Arch Tierernahr. 1999;52(1):95-105.
  • Kuhn H, Wiesner R, Alder L, et al. Occurrence of free and esterified lipoxygenase products in leaves of Glechoma hederacea L. and other Labiatae. Eur J Biochem 12-8-1989;186(1-2):155-162.
  • Kumarasamy Y, Cox PJ, Jaspars M, et al. Biological activity of Glechoma hederacea. Fitoterapia 2002;73(7-8):721-723.
  • Singh T, Wu JH, Peumans WJ, et al. Carbohydrate specificity of an insecticidal lectin isolated from the leaves of Glechoma hederacea (ground ivy) towards mammalian glycoconjugates. Biochem J 1-1-2006;393(Pt 1):331-341.
  • Tokuda H, Ohigashi H, Koshimizu K, et al. Inhibitory effects of ursolic and oleanolic acid on skin tumor promotion by 12-O-tetradecanoylphorbol-13-acetate. Cancer Lett 1986;33(3):279-285.
  • Wang W, Hause B, Peumans WJ, et al. The Tn antigen-specific lectin from ground ivy is an insecticidal protein with an unusual physiology. Plant Physiol 2003;132(3):1322-1334.
  • Wang W, Peumans WJ, Rouge P, et al. Leaves of the Lamiaceae species Glechoma hederacea (ground ivy) contain a lectin that is structurally and evolutionary related to the legume lectins. Plant J. 2003;33(2):293-304.
  • Zieba J. Isolation and identification of flavonoids from Glechoma hederacea L. Pol.J Pharmacol Pharm 1973;25(6):593-597.
  • Zieba J. Isolation and identification of non-heteroside triterpenoids from Glechoma hederacea L. Pol.J Pharmacol Pharm 1973;25(6):587-592.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?