SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Guaraná (Paullinia cupana)

Guaraná (Paullinia cupana)

Resumen:

El guaraná es una especie nativa de Suramérica que tiene propiedades estimulantes cuando se ingiere por vía oral. El guaraná también se usa para incrementar el desempeño atlético y reducir la fatiga. En el pasado, se ha utilizado como afrodisíaco, diurético, astringente y también para prevenir la malaria, disentería, diarrea, fiebre, dolor de cabeza y reumatismo.

Anteriormente, se creía que el ingrediente activo del guaraná era la guaranina (tetrametilxantina), pero más tarde se descubrió que era la cafeína. El guaraná es una de las plantas con más alto contenido de cafeína (hasta 7%) y los fabricantes la utilizan debido a esta propiedad (por ejemplo, Dark Dog Lemon®, Guts® y Josta®).

Aunque no existe evidencia científica de que el guaraná considerado individualmente incrementa la agudeza mental, su relación con la cafeína probablemente hace que tenga los mismos efectos. Se ha propuesto que el efecto estimulante del guaraná es más gradual y sostenido que el de la cafeína debido al complejo cafeína-tanino. En términos generales, se considera que el guaraná es seguro cuando no se combina con otros agentes estimulantes tales como la efedra.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Afrodisíaco, supresor del apetito, asma, astringente, diarrea crónica, abandono de cocaína, dermatitis, diurético, disentería, mejoramiento del desempeño atlético, fatiga, fiebre, agente saborizante, dolor de cabeza, afecciones cardiacas, dolor lumbar, malaria, migrañas, inhibición de la agregación plaquetaria, reumatismo, afecciones cutáneas, estimulante, estrés (calor), tónico (nervios).Se han realizado estudios con la cafeína (ingrediente primordial del guaraná) para el tratamiento de la rinitis alérgica, apnea en prematuros (pausa en la respiración), asma, dermatitis atópica, bronquiectasia (enfermedad crónica del pulmón), cáncer, trastornos cardiacos, terapia electroconvulsiva (un procedimiento en el cual se aplica corriente eléctrica de manera breve para provocar una convulsión), ejercicio, constricción bronquial inducida por ejercicio, extubación (retiramiento de tubo para respirar), fecundidad (oportunidad mensual de embarazo), fertilidad, fibromialgia (trastorno crónico músculo-esquelético), dolor de cabeza, hiperactividad, pediatría hipercinética, hipoglucemia (azúcar bajo en la sangre), kwashiorkor (desnutrición severa), migrañas, disfunción cerebral mínima, enterocolitis necrotizante (enfermedad inflamatoria que afecta el tracto intestinal), catalepsia neuroléptica inducida (rigidez de las extremidades y sensibilidad menguada al dolor), dolor, enfermedad de Parkinson, hipotensión postprandial (presión arterial baja), dolor posquirúrgico, convulsiones, irritación de la garganta, apoplejía, estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS).

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Incremento de la función cognitiva (C)

    Estudios preliminares reportan que el guaraná no ha demostrado alteración o exaltación de la función cognitiva. La cafeína presente en el guaraná puede mejorar el tiempo de reacción simple aunque no la memoria inmediata. Se requiere investigación adicional en esta área.

  • Mejoramiento del estado de ánimo (C)

    La cafeína puede tener efectos positivos en el estado de ánimo y puede incrementar la agudeza mental y las sensaciones de bienestar. Las investigaciones disponibles sobre el efecto del guaraná en esta área son limitadas, por lo cual se requiere investigación adicional.

  • Pérdida de peso (C)

    La cafeína ha sido utilizada como agente para la pérdida de peso debido a sus efectos termogénicos (proceso de gasto calórico o quema de grasa causado por efecto de la producción de calor). Los estudios disponibles han evaluado el guaraná junto con otras hierbas, lo cual hace difícil llegar a una conclusión con relación a los efectos del guaraná considerada de manera independiente. Se requiere investigación adicional en esta área.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse el consumo por parte de individuos con alergias reconocidas o con hipersensibilidad al guaraná (Paullinia cupana), la cafeína, los taninos o especies relacionadas con la familia de las Sapindáceas. La cafeína, un ingrediente primordial del guaraná, puede tener un efecto inhibitorio en las reacciones alérgicas tipo I.

Efectos secundarios y advertencias

Generalmente, el guaraná se tolera bien. La mayoría de la información con relación a los efectos adversos del guaraná se basa en la teoría del perfil de efecto adverso de la cafeína. Los efectos de la cafeína tienden a incrementarse en los extremos de la escalas de edad, es decir, los niños y ancianos. El uso crónico de la cafeína, especialmente en cantidades grandes, puede producir tolerancia, habituación y dependencia sicológica. Descontinuar el uso de cafeína de manera abrupta puede ocasionar síntomas físicos de abandono de una adicción, tales como dolores de cabeza, irritación, nerviosismo, ansiedad y mareos.

El cafeinismo y el abandono de la cafeína pueden confundirse con la neurosis ansiosa (síntomas físicos de ansiedad) y la intoxicación por cafeína puede causar psicosis (trastornos mentales). En varios casos, los trastornos de ansiedad y disfunciones sicosomáticas pueden asociarse con la ingesta de cafeína. No obstante, un estudio en pacientes esquizofrénicos internos no encontró correlación entre los niveles de ansiedad, depresión y otros comportamientos y el consumo de cafeína. Se ha reportado que la cafeína incrementa la agudeza mental, energía física, mejoramiento del ánimo y del desempeño y resistencia física. Debe evitarse su uso en pacientes con trastornos sicológicos o siquiátricos, ya que el guaraná puede exacerbar los síntomas.

Se ha reportado que la sobredosis de cafeína causa ataques de epilepsia, espasmos musculares y convulsiones. Se ha encontrado que las mujeres que consumen café cafeinado en cantidades equivalentes a dos tazas al día, sin ingesta de leche (o ingesta de calcio por debajo de la dosis recomendada (RDA)) tienen una densidad ósea significativamente menor y que las mujeres mayores tienen pérdida ósea. Debe utilizarse con precaución en personas con riesgo de osteoporosis ya que la cafeína puede incrementar la excreción de calcio en la orina. Se han relacionado casos de rabdomiolisis y mioglobinuria con los efectos tóxicos de la cafeína. También existen estudios exhaustivos sobre el insomnio inducido por cafeína.

El consumo de grandes cantidades de cafeína al día puede incrementar el riesgo de enfermedades de los senos, taquicardia (pulso cardiaco incrementado) o presión arterial alta, aunque existe controversia en esta área. No obstante, debe utilizarse con precaución en pacientes con preexistencia de prolapso de la válvula mitral, ya que se ha reportado un caso de fibrilación ventricular intratable asociado con una alta dosis de consumo de cafeína.

En varios estudios no se ha encontrado relación entre la enfermedad cardiaca coronaria y la ingesta habitual de café. El estudio de Framingham no encontró relación entre la ingesta de café y la enfermedad cardiovascular aterosclerótica (endurecimiento de los vasos sanguíneos) en la población general. En otro extenso estudio, no se encontró una relación significativa entre el consumo de café y la angina (dolor en el pecho).

Puede ocurrir un incremento de la glucosa en la sangre después de una baja ingesta de cafeína. Se recomienda precaución en pacientes con diabetes o hipoglucemia y en aquellos que toman drogas, hierbas o suplementos que afecten el azúcar en la sangre. Puede ser necesario que un profesional en cuidados de la salud o un farmaceuta vigilen los niveles de glucosa sérica y que ajusten las dosis de medicamentos.

En teoría, la cafeína presente en el guaraná puede incrementar la biodisponibilidad y absorción de taninos y por lo tanto, disminuir la absorción de nutrientes. Se considera que un producto combinado que contiene guaraná, yerba mate y damiana ocasiona pérdida de peso, disminución del tiempo de vaciado gástrico y percepción de llenura gástrica. También se ha reportado que la ingesta de cafeína causa "ardor en el estómago," empeoramiento de los síntomas de úlcera y urticaria.

El guaraná puede incrementar el riesgo de sangrado. Se recomienda precaución en pacientes con trastornos de sangrado o que tomen drogas que puedan incrementar el riesgo de sangrado. Puede ser necesario ajustar las dosis de los medicamentos.

Se han reportado efectos adversos secundarios a la ingesta de una combinación de ma huang y guaraná, tales como insomnio, ansiedad, dolor de cabeza, irritabilidad, falta de concentración, visión borrosa y mareos. Otros síntomas descritos fueron hiperexcitación, temblores, nerviosismo, infarto cerebral (apoplejía), cambios en la calidad de la voz y palpitaciones (con y sin dolor del pecho). Debe evitarse su uso en combinación con otros agentes estimulantes, especialmente la efedra, debido a que existen reportes de muertes y de discapacidad permanente relacionados con dicha combinación.

La ingesta de cafeína ha causado incremento de la presión intraocular en dos pacientes con glaucoma. Debe utilizarse con precaución en pacientes con glaucoma.

El guaraná puede producir un efecto diurético. Una reducción en la ingesta de cafeína puede disminuir la frecuencia diaria de episodios de pérdida de orina en pacientes con síntomas de frecuencia urinaria y con urgencia de incontinencia. La cafeína puede causar disuria (dificultad o dolor al orinar). Se ha demostrado que una ingesta alta de cafeína empeora el trastorno de inestabilidad detrusora (vejiga inestable) en mujeres de edad. Debe utilizarse con precaución en pacientes con funcionamiento renal limitado.

Las personas con deficiencia de hierro deben utilizarla con precaución debido a una posible relación con el desarrollo de la anemia.

Los pacientes con problemas de funcionamiento hepático deben evitar la cafeína dado que su eliminación puede verse limitada.

Embarazo y lactancia

Estudios realizados con la cafeína, ingrediente activo del guaraná, indican que su consumo puede incrementar ciertos riesgos en las mujeres embarazadas, aunque existe controversia en esta área. De acuerdo con ello, altos niveles en el consumo de cafeína pueden ocasionar retrasos en la concepción entre las mujeres no fumadoras. Varios estudios reportan una relación entre la cafeína y el bajo peso al nacimiento. La ingesta alta de cafeína durante el embarazo puede incrementar el riesgo del síndrome de muerte súbita del infante (SIDS). Se han relacionado tres casos de defectos al nacer con la ingesta excesiva de cafeína. Estudios realizados en mujeres embarazadas que tomaban una cantidad moderada de cafeína han mostrado resultados contradictorios; estudios más recientes no reportaron efectos adversos en los fetos.

El consumo de cafeína puede incrementar el riesgo de aborto espontáneo temprano entre mujeres no fumadoras. Las consumidoras de altas cantidades de cafeína que reportaron náuseas tuvieron doble riesgo de aborto espontáneo. Se ha relacionado un bajo consumo de cafeína con riesgo de aborto espontáneo entre mujeres que habían tenido abortos en su embarazo previo.

La cafeína se transmite fácilmente a la leche materna. La ingesta de cafeína en infantes puede causar trastornos del sueño. Se desconoce el efecto de las otras sustancias que componen el guaraná. La lactancia puede inhibir el metabolismo de la cafeína en los infantes debido a los componentes de la leche humana. Los bebés de madres que consumían grandes cantidades diarias de cafeína han experimentado temblores y algunos mostraron trastornos en el ritmo cardiaco.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

Aunque existe limitada información sobre las interacciones del guaraná, existen numerosas interacciones teóricas con base en el contenido de la cafeína que se encuentra presente en el guaraná.

Se ha reportado que la cafeína en combinación con analgésicos (alivio del dolor) incrementa el efecto analgésico. Por ejemplo, se encontró que para el tratamiento de la migraña una combinación de N-acetil-p-aminofenol acetaminofén (APAP), aspirina y cafeína fue altamente efectiva. La cafeína también puede ser beneficiosas cuando se toma con ibuprofeno o propifenazona. La cafeína incrementa la concentración pico en el plasma, la tasa de absorción y la biodisponibilidad de la aspirina. La adición de cafeína a la aspirina tiene efectos significativos en el estado de ánimo y el desempeño. Se considera que la combinación de aspirina, butalbital, cafeína y codeína es superior a la combinación de acetaminofén y codeína en el alivio del dolor quirúrgico por vía oral.

La cafeína es un antagonista de la adenosina e inhibe los receptores A1. Por tanto, las acciones de la cafeína son contrarrestadas directamente por la adenosina y la adenosina contrarresta de manera directa los efectos de la cafeína.

El consumo de alcohol puede incrementar las concentraciones séricas de la cafeína y el riesgo de los efectos adversos de la misma.

Existe reporte de un caso de apoplejía isquémica posterior a la ingesta nasal de anfetaminas y cafeína. Se recomienda precaución con dicha combinación.

Se ha reportado que la cafeína tiene actividad antiplaquetaria y por lo tanto puede incrementar el riesgo de sangrado cuando se toma con otras drogas que incrementan tal riesgo. Algunos ejemplos son aspirina, anticoagulantes ("adelgazantes de la sangre") tales como warfarina (Coumadin®) o heparina, drogas anti-plaquetarias tales como clopidogrel (Plavix®) y drogas no esteroides anti-inflamatorias (NSAIDS) tales como ibuprofeno (Motrin®, Advil®) o naproxeno (Naprosyn®, Aleve®). También se ha demostrado que la cafeína atenúa la respuesta hemodinámica al dipiridamol, un agente reológico que inhibe la agregación plaquetaria.

La cafeína también puede alterar los niveles de azúcar en la sangre. Se recomienda precaución cuando se utilizan medicamentos que también tienen este efecto. Igualmente, los pacientes que toman drogas para la diabetes por vía oral o consumen insulina deben estar vigilados de cerca por parte de un profesional en cuidados de la salud o un farmaceuta. Puede ser necesario ajustar las dosis de los medicamentos.

La cafeína puede interactuar con las benzodiacepinas. Cuando en pruebas de desempeño mental se administraron y compararon los efectos del lorazepam y la cafeína se encontró que el efecto de la cafeína contrarrestaba tanto el efecto de reducción de la ansiedad como el de la reducción en el desempeño mental causado por el lorazepam considerado de manera independiente. La combinación de cafeína con diazepam (Valium®) puede producir resultados similares al contrarrestar los efectos de somnolencia y lentitud mental del diazepam. La cafeína presente en el guaraná también puede contrarrestar el efecto hipnótico del pentobarbital. Puede ser necesario vigilar las dosis de sedación.

El uso concomitante del guaraná puede incrementar los efectos inotrópicos de los antagonistas beta-adrenérgicos.

La cafeína puede alterar los efectos de la carbamazepina (Tegretol®) y reducir la biodisponibilidad. Es importante consultar con un profesional de cuidados de la salud o farmaceuta dado que puede requerirse ajustar las dosis de los medicamentos.

El antihistamínico cimetidina (Tagamet®) puede disminuir la eliminación de la cafeína al inhibir el metabolismo microsomal de la misma cafeína. Se recomienda precaución en pacientes que toman cimetidina junto con cafeína o guaraná.

El antibiótico ciprofloxacina (Cipro®) inhibe la eliminación de la cafeína de manera significativa. Se recomienda precaución en pacientes que toman ciertos antibióticos y cafeína.

La ingesta combinada de cafeína y el antisicótico clozapina (Clozaril®, Leponex®) puede incrementar el riesgo de efectos secundarios indeseados, tales como disquinesia tardía, alucinaciones y acatisia. Se recomienda precaución.

El uso concomitante de estimulantes del sistema nervioso central y la cafeína puede incrementar el riesgo de efectos estimulantes adversos.

La cafeína puede interferir con la manera como el cuerpo procesa ciertas drogas utilizando el sistema enzimático citocromo P450 del hígado. Como resultado de ello, los niveles de estas drogas pueden aumentar o disminuir en la sangre y alterar los efectos deseados. Los pacientes que toman cualquier clase de medicamento deben revisar el folleto inserto en el paquete y consultar con un profesional de la salud o farmaceuta acerca de las posibles interacciones. Ejemplos de los agentes que pueden interactuar son el riluzol y la fluvoxamina.

Numerosos agentes alteran la eliminación, metabolismo y farmacocinética de la cafeína cuando se toman de manera concurrente. Por ello, cuando se toma cafeína con el agente esteroide dexametasona (Decadron®), puede incrementarse la eliminación de cafeína. Los agentes antibacterianos tales como la enoxacina pueden inhibir de manera significativa la eliminación de la cafeína. Puede ocurrir un metabolismo limitado del hierro y anemia microcítica en infantes de mujeres lactantes que consumen cafeína. Se ha demostrado que el metoxsalen y la mexiletina disminuyen la eliminación de la cafeína. El uso concomitante de las píldoras anticonceptivas y la cafeína puede incrementar las concentraciones séricas de cafeína, así como el riesgo de efectos adversos dado que las píldoras anticonceptivas disminuyen la tasa de eliminación de cafeína. El disulfiram disminuyó la eliminación de cafeína en voluntarios normales. La administración de cafeína en pacientes previamente tratados con quinolones (norfloxacina o ácido pipimídico) puede causar disminución de la eliminación de la cafeína. La fenitoína (Dilantin®), una droga anticonvulsiva, puede limitar la degradación de la cafeína.

La cafeína puede incrementar la diuresis, el sodio urinario y la excreción de potasio y osmol. Se recomienda precaución en pacientes que toman otros agentes diuréticos dados los efectos acumulativos.

La combinación de efedrina y guaraná puede incrementar la presión arterial y por lo tanto, el riesgo de apoplejías y otros eventos cardiovasculares. El sinergismo termogénico entre la efedrina y la cafeína puede incrementar la actividad de la efedrina. Teóricamente, la seudoefedrina (Sudafed®) podría tener el mismo efecto en la presión arterial cuando se usa en combinación con el guaraná.

La cafeína puede incrementar la efectividad del tartrato de ergotamina (Cafergot®) en el tratamiento de la migraña. La cafeína puede incrementar el efecto de la hidrocortisona aplicada tópicamente (en la piel) en el tratamiento de la dermatitis atópica.

Se ha encontrado que la cafeína en infantes pretérmino tiene efecto equivalente al de la teofilina al alterar la producción de eritropoyetina, una hormona que se produce en los riñones. La teofilina también se usa como agente broncodilatador que se administra a los asmáticos. La cafeína puede disminuir la eliminación total del cuerpo, así como la tasa de eliminación de teofilina. Se recomienda precaución.

Un caso reporta que el esmolol fue efectivo en el tratamiento de la toxicidad por cafeína resultante de un intento de suicidio por ingesta de cantidades excesivas de cafeína.

La cafeína puede incrementar la eliminación renal (riñones) de litio y puede también reducir los niveles de plasma en pacientes estables. La interrupción abrupta de una ingesta habitual de cafeína puede causar un incremento en los temblores por litio y en los niveles séricos de litio. Puede ser necesario vigilar las dosis.

Aunque aún no se ha investigado exhaustivamente en humanos, se considera que la cafeína y los inhibidores de la monoamina oxidasa (MAOI) pueden causar encefalopatía (enfermedad degenerativa del cerebro), irritabilidad neuromuscular, hipotensión (baja presión arterial), taquicardia sinusal (latido cardiaco incrementado), rabdomiolisis (enfermedad potencialmente fatal que consiste en la destrucción o degeneración del músculo esquelético) e hipertermia (temperatura corporal anormalmente alta). Debe consultarse con un profesional en servicios de salud o un farmaceuta para verificar cualquier clase de posible interacción.

La cafeína puede tener efectos acumulativos en los parámetros cardiovasculares cuando se ingiere junto con nicotina. El consumo concomitante de cafeína y cigarrillos durante el embarazo puede incrementar el riesgo de disminución del crecimiento del feto en desarrollo.

La combinación de la fenilpropanolamina y la cafeína causó un episodio de sicosis maniaca en una mujer que no tenía historial previo de trastornos mentales. Se sabe que la fenilpropanolamina puede cuadriplicar el riesgo de alcanzar los niveles picos de cafeína. La utilización combinada de fenilpropanolamina y cafeína ha causado incrementos acumulados de la presión arterial. Se recomienda precaución.

La terbinafina (Lamisil®) es un agente antifúngico que puede incrementar las concentraciones séricas de cafeína y el riesgo de efectos adversos. Se recomienda precaución cuando se toma terbinafina en conjunto con cafeína.

El verapamil es un agente que bloquea el canal del calcio. Cuando se toma en conjunto con cafeína puede incrementar el riesgo de efectos secundarios.

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

Las interacciones entre las hierbas, los suplementos dietéticos y el guaraná son mayormente de tipo teórico y generalmente se basan en el perfil de efectos adversos de la cafeína.

La cafeína puede incrementar el riesgo de sangrado cuando se toma con hierbas y suplementos que se consideran que incrementan dicho riesgo. Se han reportado múltiples casos con el uso de Ginkgo biloba y algunos casos con ajo y palma enana americana. Otros numerosos agentes pueden también en teoría, incrementar el riesgo de sangrado, aunque esto no se ha demostrado en la mayoría de los casos.

La cafeína puede incrementar o disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Se recomienda precaución cuando se usa con hierbas y suplementos que también puedan disminuir el azúcar en la sangre. Puede requerirse vigilancia de los niveles de glucosa en la sangre y ajustar las dosis de los medicamentos.

La naranja agria puede incrementar los posibles efectos hipertensivos (incremento de la presión arterial) de la cafeína. Se recomienda precaución en pacientes con presión arterial alta o aquellos que toman otras hierbas que puedan alterar la presión arterial.

El uso combinado de guaraná y otros productos que contengan cafeína (té negro, cacao, café, nuez de cola, té verde, yerba mate, etc.) puede causar efectos acumulativos.

La cafeína puede interferir con la manera como el cuerpo procesa ciertas hierbas o suplementos utilizando el sistema enzimático citocromo P450 del hígado. Como consecuencia, los niveles de otras hierbas y suplementos en la sangre pueden llegar a ser muy bajos. La cafeína también puede alterar los efectos potenciales de otras hierbas y suplementos en el sistema P450.

La cafeína puede incrementar el flujo de orina (diuresis) y tener efectos acumulativos con otras hierbas y suplementos de efectos diuréticos.

Debe evitarse el uso combinado de productos de ma huang (efedra) y guaraná debido a reportes de muertes y discapacidades permanentes relacionadas con esta combinación (tal como Metabolife-356®).

La cafeína puede interactuar con hierbas que tengan efectos estrogénicos; el metabolismo de la cafeína se inhibió en mujeres posmenopáusicas que utilizan reemplazo hormonal de estrógenos.

Pueden ocurrir limitaciones en el metabolismo del hierro y anemia microcítica en infantes lactantes de mujeres que consumen cafeína. Se recomienda precaución.

La cafeína y los inhibidores de la monoamina oxidasa (MAOI) pueden causar encefalopatía (enfermedad degenerativa del cerebro), irritabilidad neuromuscular, hipotensión (presión arterial baja), taquicardia sinusal (incremento del latido cardiaco), rabdomiolisis (enfermedad potencialmente fatal que consiste en la destrucción o degeneración del músculo esquelético) e hipertermia (temperatura corporal anormalmente alta).

Pueden ocurrir efectos acumulativos en los parámetros cardiovasculares con nicotina o tabaco. El consumo concomitante de cafeína y cigarrillos durante el embarazo puede incrementar el riesgo de disminución del crecimiento del feto en desarrollo.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

No existe una dosis comprobada para el guaraná. En el comercio se encuentra disponible en tés, cápsulas y bebidas energizantes. Para el mejoramiento cognitivo, se ha utilizado una dosis única de 150 miligramos de extracto seco de guaraná, estandarizado a una concentración alcaloide de 11-13%. Para aliviar la diarrea o disentería, se ha utilizado una toma de un gramo de guaraná hasta cuatro veces al día. Como diurético, se han utilizado 486 miligramos de guaraná al día. Se ha reportado el uso de una a dos tabletas o cápsulas (200-800 miligramos de extracto de guaraná) antes del desayuno o el almuerzo, sin exceder 3 gramos al día, para incrementar la energía.

Niños (menores de 18 años)

No existe una dosis comprobada que permita la utilización segura de guaraná en niños.

Referencias:

  • Berube-Parent S, Pelletier C, Dore J, et al. Effects of encapsulated green tea and Guarana extracts containing a mixture of epigallocatechin-3-gallate and caffeine on 24 h energy expenditure and fat oxidation in men. Br J Nutr 2005;94(3):432-436.
  • Boutroy MJ, Vert P, Monin P, et al. Methylation of theophylline to caffeine in premature infants. Lancet 4-14-1979;1(8120):830.
  • Cheraskin E, Ringsdorf WM, Jr. Blood-glucose levels after caffeine. Lancet 9-21-1968;2(7569):689.
  • Cole P. Coffee-drinking and cancer of the lower urinary tract. Lancet 6-26-1971;1(7713):1335-1337.
  • Debrah K, Sherwin RS, Murphy J, et al. Effect of caffeine on recognition of and physiological responses to hypoglycaemia in insulin-dependent diabetes. Lancet 1-6-1996;347(8993):19-24.
  • Fraumeni JF Jr, Scotto J, Dunham LJ. Coffee-drinking and bladder cancer. Lancet 11-27-1971;2(7735):1204.
  • Fukumasu H, Silva TC, Avanzo JL, et al. Chemopreventive effects of Paullinia cupana Mart var. sorbilis, the guarana, on mouse hepatocarcinogenesis. Cancer Lett. 5-7-2005;
  • Haller CA. Jacob P, Benowitz NL. Short-term metabolic and hemodynamic effects of ephedra and guarana combinations. Clin Pharmacol.Ther. 2005;77(6):560-571.
  • Hess AM, Sullivan DL. Potential for toxicity with use of bitter orange extract and guarana for weight loss. Ann.Pharmacother. 2005;39(3):574-575.
  • Jacobson MF, Goldman AS, Syme RH. Coffee and birth defects. Lancet 6-27-1981;1(8235):1415-1416.
  • James JE. Is habitual caffeine use a preventable cardiovascular risk factor? Lancet 1-25-1997;349(9047):279-281.
  • Joesoef MR, Beral V, Rolfs RT, et al. Are caffeinated beverages risk factors for delayed conception? Lancet 1-20-1990;335(8682):136-137.
  • Nyska A, Murphy E, Foley JF, et al. Acute hemorrhagic myocardial necrosis and sudden death of rats exposed to a combination of ephedrine and caffeine. Toxicol.Sci. 2005;83(2):388-396.
  • Roberts AT, Jonge-Levitan L, Parker CC, et al. The effect of an herbal supplement containing black tea and caffeine on metabolic parameters in humans. Altern Med Rev 2005;10(4):321-325.
  • Shapiro P. Caffeine for allergic rhinitis. Lancet 4-3-1982;1(8275):793.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?