Editar mi perfil

Eupatorio (Eupatorium perfoliatum)

Resumen:

El eupatorio (Eupatorium perfoliatum) es originario del este de América del Norte. Los aborígenes americanos la usaban para tratar fiebres, incluso fiebre por dengue y malaria. Hoy, el eupatorio se usa principalmente en medicina homeopática para fiebres, influenza (gripe), problemas digestivos y trastornos hepáticos. Sin embargo, el uso del eupatorio es limitado porque otras drogas son generalmente más efectivas.

El eupatorio puede ser efectivo cuando se ingiere por boca como agente inmuno-estimulante y anti-inflamatorio. Sin embargo, no existe suficiente información confiable disponible acerca de la efectividad del eupatorio para sus otros usos.

La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE.UU. ha incluido los productos que contienen eupatorio en la categoría de "Hierbas con seguridad indefinida".

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Picaduras de animales (reptiles), anti-inflamatorio, antipirético (reductor de fiebre), antiespasmódico, antiviral, artritis, astringente, tónico amargo, huesos fracturados, bronquitis (aguda), carminativo (ayuda digestiva), catarro (inflamación de la membrana mucosa), catártico (alivia el estreñimiento), colagogo (estimula el flujo biliar), estreñimiento, tos, dengue (fiebre), diaforético (promueve la transpiración), diurético, disentería (diarrea severa), dispepsia (estómago alterado), edema (hinchazón), emético (induce el vómito), emenagogo (estimula la menstruación), fiebres (crónicas), distensión gastrointestinal, dolores de cabeza, VIH/SIDA, inmuno-modulador, ictericia, laxante, enfermedades hepáticas, malaria, migraña, debilidad muscular, dolor músculo-esquelético, inflamación nasal, transpiración nocturna, parásitos y gusanos, neumonía, congestión respiratoria, reumatismo, afecciones cutáneas, estimulante, tónico, tifoidea, fiebre amarilla.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Resfriados/gripe (C)

    Tradicionalmente, el eupatorio se ha usado para tratar fiebres y enfermedades infecciosas, tales como resfriados e influenza. Un estudio preliminar indica que el eupatorio puede tratar los síntomas del resfriado. Se necesitan estudios adicionales para confirmar estos resultados.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse en individuos con alergia o hipersensibilidad conocidas al eupatorio (Eupatorium perfoliatum), a alguno de sus componentes o a miembros relacionados con la familia de las Asteráceas/Compuestas, tales como el diente de león, la vara de oro, la ambrosía, el girasol y las margaritas.

Efectos secundarios y advertencias

En la actualidad no existen estudios de alta calidad acerca de las aplicaciones medicinales del eupatorio, y la siguiente información se basa en usos tradicionales y opiniones de expertos. En grandes dosis, el eupatorio puede causar náuseas, vómito y diarrea, e incluso puede producir coma o muerte. El eupatorio también puede contener alcaloides de pirrolizidina insaturados hepatotóxicos (perjudiciales para el hígado). La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de EE.UU. ha incluido los productos que contienen eupatorio en la categoría "Hierbas con seguridad indefinida".

Debe usarse con cautela ya que se conoce que el eupatorio causa tanto vómito como diarrea, lo cual puede aumentar la posibilidad de deshidratación en niños pequeños, individuos de edad avanzada o individuos que sufren de afecciones crónicas.

Debe usarse con cautela en pacientes sensibles al eupatorio o a plantas Asteráceas/Compuestas, tales como el diente de león, la vara de oro, la ambrosía, el girasol y las margaritas, ya que el eupatorio puede causar dermatitis por contacto.

Debe usarse con precaución incluso en las cantidades que recomiendan los fabricantes ya que el eupatorio puede promover la transpiración, la producción de orina y catarsis. Todos estos efectos pueden causar pérdida excesiva de líquidos del cuerpo, con posibilidades de disminuir también los suministros de potasio del cuerpo. Los niveles bajos de potasio pueden resultar en debilidad muscular y cambios potencialmente peligrosos en el ritmo cardiaco.

Debe evitarse en pacientes con afecciones hepáticas o renales conocidas y en pacientes que ingieren cantidades entre moderadas y grandes de alcohol ya que el eupatorio puede contener alcaloides de pirrolizidina hepatotóxicos (perjudiciales para el hígado).

Embarazo y lactancia

Aunque no se ha estudiado bien en humanos, el eupatorio puede ser tóxico; las mujeres embarazadas o lactantes deben evitar su uso prolongado. El eupatorio contiene tremerol, un químico tóxico que puede causar náuseas, vómito, debilidad, temblores musculares y respiración aumentada. Dosis más altas pueden producir coma y muerte. Se cree que el eupatorio seco no contiene tremerol.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

Aunque no se ha estudiado bien en humanos, el eupatorio puede tener efectos antibacterianos y anti-inflamatorios leves. Se aconseja precaución a pacientes que ingieren agentes con efectos similares.

El eupatorio homeopático puede tener efectos antivirales. Se aconseja precaución a pacientes que ingieren otros agentes antivirales o inmuno-moduladores.

El eupatorio puede causar pérdida excesiva de fluidos del cuerpo, lo cual puede disminuir los suministros de potasio del cuerpo. Los niveles bajos de potasio pueden resultar en debilidad muscular y cambios potencialmente peligrosos en el ritmo cardiaco.

Los alcaloides de pirrolizidina insaturados son comunes en el género del eupatorio, y podría serlo en el eupatorio también. Se aconseja precaución cuando se ingieren agentes que son potencialmente perjudiciales para el hígado, ya que la combinación puede aumentar el riesgo de daño hepático.

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

Aunque no se ha estudiado bien en humanos, el eupatorio puede tener efectos antibacterianos y anti-inflamatorios leves. Se aconseja precaución a pacientes que ingieren hierbas o suplementos que tienen efectos similares.

El eupatorio homeopático puede tener efectos antivirales. Se aconseja precaución a pacientes que ingieren otros agentes antivirales o inmuno-moduladores.

El eupatorio puede causar pérdida excesiva de fluidos del cuerpo, lo que también puede disminuir los suministros de potasio del cuerpo. Los niveles bajos de potasio pueden resultar en debilidad muscular y cambios potencialmente peligrosos en el ritmo cardiaco. Se aconseja precaución a pacientes que ingieren potasio o cualquier hierba o suplemento con efectos diuréticos.

Los alcaloides de pirrolizidina insaturados son comunes en el género del eupatorio y podrían serlo en el eupatorio también. Se aconseja precaución cuando se ingieren hierbas o suplementos que son potencialmente perjudiciales para el hígado, ya que la combinación puede incrementar el riesgo de daño hepático.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores):

No existe una dosis comprobada como segura o efectiva para el uso del eupatorio. El eupatorio se usa en forma seca y en el comercio está disponible como flores y hojas secas, como tintura (una solución de alcohol), y en tabletas y cápsulas. Usualmente el eupatorio se ingiere como infusión (té) o tintura. Algunas fuentes afirman que el eupatorio no debe ingerirse por más de dos semanas cada vez. Otros dicen que el uso continuo del eupatorio debe limitarse a pocas semanas, como máximo. No se recomienda ninguna forma de eupatorio para uso crónico que perdure más de seis meses. Hay escasez de evidencia científica de alta calidad en esta área.

Niños (menores de 18 años):

No existe una dosis comprobada como segura o efectiva para el uso del eupatorio en niños.

Referencias:

  • Gassinger CA, Wunstel G, Netter P. [A controlled clinical trial for testing the efficacy of the homeopathic drug eupatorium perfoliatum D2 inthe treatment of common cold (author's transl)]. Arzneimittelforschung 1981;31(4):732-736.
  • Habtemariam S, Macpherson AM. Cytotoxicity and antibacterial activity of ethanol extract from leaves of a herbal drug, boneset (Eupatorium perfoliatum). Phytother Res 2000;14(7):575-577.
  • Herz W, Kalyanaraman PS, Ramakrishnan G. Sesquiterpene lactones of Eupatorium perfoliatum. J Org Chem 6-24-1977;42(13):2264-2271.
  • Wagner H, Jurcic, K. [Immunologic studies of plant combination preparations. In-vitro and in-vivo studies on the stimulation of phagocytosis]. Arzneimittelforschung 1991;41(10):1072-1076.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo