SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Corteza de sauce (Salix spp.)

Corteza de sauce (Salix spp.)

Resumen:

En Estados Unidos, los profesionales en hierbas utilizan la corteza de sauce como un antipirético (reductor de la fiebre), un analgésico suave (reductor del dolor) y anti-inflamatorio. Actualmente, la evidencia científica apoya fuertemente la efectividad de la corteza de sauce para el tratamiento de la osteoartritis y el dolor lumbar. Estudios preliminares indican que es posible que los extractos de la corteza de sauce no sean efectivos para el tratamiento de la artritis reumatoide, aunque se requiere investigación adicional para confirmar tales recomendaciones. La ingesta de la corteza de sauce puede incrementar el riesgo de sangrado aunque este riesgo puede ser menor que cuando se toma aspirina.

Varios países europeos han aprobado el uso de la corteza de sauce para trastornos inflamatorios y dolor. La Comisión E de Alemania ha aprobado el uso de la corteza de sauce contra la fiebre, dolores reumáticos y dolores de cabeza. El Compendio de Hierbas Británico indica que la corteza de sauce puede utilizarse para el tratamiento de las enfermedades reumáticas y artríticas y para la fiebre relacionada con los resfriados y la influenza. En Francia, la corteza de sauce se ha aprobado como analgésico para el tratamiento del dolor de cabeza y dolor dental, así como el dolor de las articulaciones (coyunturas), tendonitis y esguinces. La ESCOP (Cooperativa Científica Europea para la Fitoterapia) ha aprobado el extracto de corteza de sauce para el tratamiento de la fiebre, dolor y afecciones reumáticas leves.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Analgésico (alivio del dolor), espondilitis anquilosante (artritis de la columna vertebral), anti-inflamatorio, antioxidante, antiplaquetario, antipirético (reductor de la fiebre), antiséptico, antiviral, cáncer, resfriados, cáncer colorrectal, trastornos de tejido conectivo, prevención de enfermedad arterial coronaria, diabetes, fiebre, gota (inflamación del pie), dolor de cabeza, inflamación, inflamación de las articulaciones, dolores de parto, leucemia, malaria, calambres menstruales, infarto al miocardio (ataque cardiaco), dolor de garganta, esguinces, tendonitis, dolor dental, verrugas.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Osteoartritis (A)

    La corteza de sauce es una terapia analgésica tradicional (alivio del dolor) para la osteoartritis. Varios estudios confirman estos hallazgos. Se requieren estudios adicionales que evalúen la efectividad y seguridad de la corteza de sauce comparada con los agentes medicinales convencionales.

  • Dolor lumbar (B)

    La corteza de sauce se ha comparado con un placebo y con los inhibidores de la ciclo-oxigenasa 2 y muchos de los estudios encontraron que la corteza de sauce es tan efectiva o superior a otros métodos. También se han realizado estudios sobre la efectividad de costo entre la corteza de sauce y el tratamiento convencional y se encontró que la corteza de sauce fue más efectiva en costo. Se requieren estudios adicionales para ofrecer recomendaciones definitivas.

  • Dolor de cabeza (C)

    La corteza de sauce se ha utilizado tradicionalmente para el tratamiento de una variedad de enfermedades inflamatorias tales como el dolor de cabeza. Un estudio investigó la crema tópica salicina para el tratamiento y prevención de la migraña y dolor de cabeza por tensión. Aunque la evidencia preliminar es promisoria, se requieren estudios adicionales para ofrecer recomendaciones definitivas.

  • Artritis reumatoide (D)

    La evidencia existente indica que la corteza de sauce puede ser efectiva en el tratamiento del dolor crónico por osteoartritis. Sin embargo, el extracto de corteza de sauce no demostró eficacia en el tratamiento de la artritis reumatoide. Se requieren estudios adicionales para ofrecer recomendaciones firmes.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse en individuos con alergias conocidas o hipersensibilidad a la aspirina, corteza de sauce (especie Salix) o a cualquiera de sus ingredientes, dentro de los que se cuentan los salicilatos. Dentro de los síntomas de alergia están los ojos hinchados, prurito (picor), eczema, anafilaxis, tos, ronquera y disfonía (voz anormal).

Efectos secundarios y advertencias

Se ha reportado que el extracto de corteza de sauce causa diferentes problemas gastrointestinales, dolores de cabeza y reacciones alérgicas. Los vegetales que contienen salicilatos tienen un sabor muy amargo, por lo que el té de corteza de sauce puede ser un poco desagradable para la mayoría de los pacientes, especialmente para los niños.

Los efectos secundarios de la corteza de sauce pueden incluir inestabilidad de la presión arterial, edema (hinchazón), brote, hipertrigliceridemia (exceso de triglicéridos en la sangre), diarrea, acidez estomacal, vómito y dispepsia (molestia estomacal). La corteza de sauce también puede conllevar a hiperuricemia (niveles altos de ácido úrico en la sangre), lo cual puede precipitar un ataque de gota en pacientes susceptibles a ello. La corteza de sauce puede causar disfunción hepática, mareos, fatiga, hinchazón en los ojos, broncoespasmos, necrosis papilar o dolores de cabeza.

Aunque no se ha estudiado de manera adecuada en humanos, los productos combinados que contienen sauce pueden causar debilidad aguda, hematemesis (vómito con sangre), melena (heces negras), dolor abdominal, palidez en las membranas mucosas e hipoproteinemia generalizada (niveles bajos de proteína en la sangre), indicación de sangrado gastrointestinal severo.

Los salicilatos presentes en la corteza de sauce pueden también afectar el funcionamiento plaquetario ocasionando incremento en el tiempo de sangrado. Sin embargo se considera que el consumo diario del extracto de la Salicis cortex afecta la agregación plaquetaria en menor grado que los acetilsalicilatos. Se recomienda precaución en pacientes con trastornos de sangrado o que toman drogas que pueden incrementar el riesgo de sangrado. Puede ser necesario hacer ajustes a las dosis.

Embarazo y lactancia

La corteza de sauce no se recomienda en mujeres embarazadas o lactantes debido a la falta de evidencia científica disponible. Los salicilatos aparecen clasificados como categoría D para el embarazo; existe evidencia positiva de que su uso causa riesgo fetal en humanos. Los salicilatos en la leche materna pueden causar brote en los bebés lactantes.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

El uso de la acetazolamida y los salicilatos puede causar letargo, incontinencia y confusión. Se recomienda precaución en pacientes que toman acetazolamida, un inhibidor de la anhidrasa carbónica, la cual se utiliza a menudo para el tratamiento del glaucoma o del mal de altura agudo. La ingesta de los inhibidores de la anhidrasa carbónica junto con la corteza de sauce puede incrementar los efectos terapéuticos y tóxicos tanto del inhibidor de la anhidrasa carbónica como de los salicilatos.

La combinación de salicina (ingrediente de la corteza de sauce) y alcohol puede incrementar el riesgo de sangrado gastrointestinal y de gastritis.

El extracto de Salicis cortex puede incrementar el riesgo de sangrado cuando se toma con drogas que también incrementan este riesgo. Dentro de los ejemplos están la aspirina, anticoagulantes ("adelgazantes de la sangre") tales como warfarina (Coumadin®) o heparina, drogas antiplaquetarias tales como clopidogrel (Plavix®) y drogas anti-inflamatorias no esteroides (NSAIDS) tales como ibuprofeno (Motrin®, Advil®) o naproxeno (Naprosyn®, Aleve®). La corteza de sauce también puede tener efectos anti-inflamatorios. En teoría, la combinación de la corteza de sauce y la sulfinpirazona puede ocasionar efectos antiplaquetarios acumulativos tales como incremento en el tiempo de sangrado.

El extracto de corteza de sauce puede inducir la hipertrigliceridemia (exceso de triglicéridos en la sangre) o causar inestabilidad en la presión arterial. Los pacientes que toman medicamentos para la presión arterial deben consultar un profesional de la salud o farmaceuta; puede ser necesario someterse a vigilancia médica. En teoría, el uso concomitante de los betabloqueadores con la corteza de sauce puede afectar la efectividad de los betabloqueadores, debido a las acciones farmacológicas propuestas de la corteza de sauce similares a las de la aspirina.

En teoría, el uso concomitante de diuréticos y la corteza de sauce puede reducir la efectividad de los diuréticos e incrementar el riesgo de toxicidad por ácido salicílico. El sauce blanco también puede disminuir la excreción renal (riñón) del metotrexato, ocasionando niveles tóxicos debido a su contenido de salicina.

En teoría, el uso concomitante de la fenitoína (Dilantin®) con los salicilatos de la corteza de sauce puede incrementar los niveles de Dilantin® en la sangre, ocasionando toxicidad.

En teoría, el uso concomitante de probenecida con la corteza de sauce puede impedir la efectividad del probenecida.

Debido al componente aglutinante de proteína del salicilato de la corteza de sauce en el plasma, algunas otras drogas aglutinantes de proteína pueden ser desplazadas, lo cual puede ocasionar alteraciones en los niveles de las drogas. Debe consultarse con un proveedor de cuidados de la salud o farmaceuta para obtener una lista completa de tales agentes.

La corteza de sauce utilizada junto con la espironolactona puede ocasionar efectos antagónicos o acumulativos.

En teoría, el uso concomitante de las sulfonilúreas con la corteza de sauce puede incrementar el efecto de las sulfonilúreas, posiblemente incrementando los efectos secundarios y la toxicidad.

En teoría, la corteza de sauce blanco puede impedir la efectividad del ácido valproico.

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

El extracto de corteza de sauce puede inducir la hipertrigliceridemia (exceso de triglicéridos en la sangre) o causar inestabilidad de la presión arterial. Los pacientes que toman hierbas y suplementos que afectan la presión arterial o el colesterol deben usar la corteza de sauce con precaución.

La corteza de sauce puede estar contaminada con altos niveles de cadmio lo cual puede incrementar las concentraciones de cadmio en el cuerpo. Los consumidores deben seleccionar marcas reconocidas para evitar los productos contaminados.

En teoría, el uso concomitante de hierbas o suplementos diuréticos (que incrementan el flujo de orina) con la corteza de sauce puede reducir la efectividad de los diuréticos e incrementar el riesgo de toxicidad del ácido salicílico. Debe consultarse con un profesional de la salud o farmaceuta antes de combinar terapias.

La corteza de sauce puede incrementar el riesgo de sangrado cuando se toma con hierbas y suplementos que se considera que incrementan el riesgo de sangrado. Se han reportado múltiples casos con el uso de Ginkgo biloba y pocos casos con ajo y palma enana americana. Otros numerosos agentes pueden en teoría incrementar el riesgo de sangrado, aunque esto no se ha comprobado en la mayoría de los casos.

La corteza de sauce puede tener efectos anti-inflamatorios y puede interactuar de manera positiva con la resina del guayacán, cohosh negro, sarsaparilla y corteza de álamo para reducir los síntomas dolorosos de la artritis crónica.

La administración concomitante de las hierbas y suplementos que contienen taninos puede ocasionar una mala absorción del ácido salicílico.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

La monografía de la Comisión E de Alemania (BGA, Comisión E) recomienda dosis de extracto de corteza de sauce de 60-120 miligramos de salicina total al día. Los estudios clínicos han utilizado 120-240 miligramos del extracto de corteza de sauce (Assalix®) durante cuatro semanas para el tratamiento del dolor lumbar. Para el dolor por osteoartritis, 1,360-2,160 miligramos de corteza de sauce se han utilizado, la cual contiene 240 miligramos de salicina al día, durante dos semanas, con resultados efectivos.

Niños (18 años y menores)

No existe una dosis comprobada como efectiva o segura para el uso de la corteza de sauce en niños. Debido a la posibilidad de desarrollar el síndrome de Reye por los salicilatos, los niños con influenza, varicela o con sospecha de cualquier infección viral, deben evitar el uso de la corteza de sauce.

Referencias:

  • Baker S, Thomas PS. Herbal medicine precipitating massive haemolysis. Lancet 5-2-1987;1(8540):1039-1040.
  • Biegert C, Wagner I, Ludtke R, et al. Efficacy and safety of willow bark extract in the treatment of osteoarthritis and rheumatoid arthritis: results of 2 randomized double-blind controlled trials. J.Rheumatol. 2004;31(11):2121-2130.
  • Chrubasik S, Künzel O, Model A, et al. Assalix® vs. Vioxx® for low back pain - a randomised open controlled study. 8th Annual Symposium on Complementary Health Care, 6th - 8th December 2001 2001.
  • Chrubasik S, Eisenberg E, Balan E, et al. Treatment of low back pain exacerbations with willow bark extract: a randomized double-blind study. Am J Med 2000;109(1):9-14.
  • Chrubasik S, Kunzel O, Black A, et al. Potential economic impact of using a proprietary willow bark extract in outpatient treatment of low back pain: an open non-randomized study. Phytomedicine 2001;8(4):241-251.
  • Chrubasik S, Kunzel O, Model A, et al. Treatment of low back pain with a herbal or synthetic anti-rheumatic: a randomized controlled study. Willow bark extract for low back pain. Rheumatology (Oxford) 2001;40(12):1388-1393.
  • Edwards JE, Oldman A, Smith L, et al. Single dose oral aspirin for acute pain. Cochrane Library 2002;1.
  • Eisenberg E, Chrubasik S, Balan E, et al. Willow bark extract for low back pain: a randomised double-blind study. Focus on Alternative and Complementary Therapies 2002;7(1):91-92.
  • Ernst E, Chrubasik S. Phyto-anti-inflammatories. A systematic review of randomized, placebo- controlled, double-blind trials. Rheum Dis Clin North Am 2000;26(1):13-27, vii.
  • Gagnier JJ, van Tulder M, Berman B, Bombardier C. Herbal medicine for low back pain. Cochrane Database.Syst.Rev 2006;(2):CD004504.
  • Hyson MI. Anticephalgic photoprotective premedicated mask. A report of a successful double-blind placebo-controlled study of a new treatment for headaches with associated frontalis pain and photophobia. Headache 1998;38:475-477.
  • Little CV, Parsons T, Logan S. Herbal therapy for treating osteoarthritis. The Cochrane Library 2002;1.
  • Marson P, Pasero G. [The Italian contributions to the history of salicylates]. Reumatismo. 2006;58(1):66-75.
  • Schmid B, Ludtke R, Selbmann HK, et al. Efficacy and tolerability of a standardized willow bark extract in patients with osteoarthritis: randomized placebo-controlled, double blind clinical trial. Phytother Res 2001;15(4):344-350.
  • Schmid B, Ludtke R, Selbmann HK, et al. [Effectiveness and tolerance of standardized willow bark extract in arthrosis patients. Randomized, placebo controlled double-blind study]. Z Rheumatol 2000;59(5):314-320.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?