SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Corteza de pino contra el melanoma

Por -
Corteza de pino contra el melanoma

Un nuevo estudio del Penn State College of Medicine, de la Universidad Estatal de Pensilvania en Estados Unidos, ofrece una nueva esperanza de tratamiento para quienes sufren de melanoma, el cáncer de piel más letal. Una sustancia que proviene de la corteza del pino tendría potencial terapéutico para inhibir el desarrollo de las células cancerosas sin efectos secundarios.

Los hallazgos publicados en la revista Molecular Cancer Therapeutics indican que el compuesto denominado leelamine inhibe el desarrollo del melanoma atacando múltiples vías de señalización celular, lo que disminuye la vascularización (crecimiento) del tumor y aumentan las tasas de apoptosis (destrucción o muerte celular).

Los investigadores encontraron durante la experimentación en un modelo animal que la sustancia tiene el potencial de apagar simultáneamente múltiples vías de proteínas tales como PI3K, MAPK y STAT3, involucradas en el desarrollo de hasta el 70% de los melanomas y que ayudan a las células cancerosas a multiplicarse.

"La célula cancerosa son adictas a estas vías y cuando se cierran, las rutas de derivación no se pueden utilizar. El resultado es que las células de cáncer mueren", dijo Gavin Robertson, profesor de farmacología y uno de los principales investigadores en un comunicado difundido por la institución académica.

Explicó que el leelamine funciona cerrando el transporte de colesterol y su movimiento alrededor de la célula de cáncer dando como resultado la muerte de la célula cancerosa.

Gavin Robertson destacó que "más del 60% de los agentes anti cáncer se derivan de plantas, animales, fuentes marinas o de microorganismos, sin embargo, leelamine es único en su forma de actuar". El Penn State tiene una patente sobre sus hallazgos y se alista para la siguiente serie de experimentos que le permitan probar la sustancia en seres humanos.

Más sobre el cáncer de piel

El cáncer de piel es la forma de cáncer más común en los Estados Unidos. Los dos tipos más comunes son el cáncer de células basales y el cáncer de células escamosas. Otro tipo de cáncer de piel, el melanoma, es más peligroso, pero no tan frecuente.

Cualquiera puede tener cáncer de piel, pero es más común entre las personas que pasan mucho tiempo bajo el sol o sufrieron quemaduras por el sol, tienen piel, cabellos y ojos claros, tienen un familiar con cáncer de piel, o tienen más de 50 años de edad.

En cuanto al melanoma, el Instituto Nacional del Cáncer lo describe como una forma de cáncer que empieza en los melanocitos (las células que elaboran el pigmento melanina), que puede empezar como un lunar (melanoma cutáneo), pero también puede comenzar en otros tejidos pigmentados, como en el ojo o los intestinos.

Respecto de la incidencia, el organismo de salud señala que el número estimado de casos nuevos en el país en 2013 será de 76,690 y que provocará alrededor de muertes 9,480.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) refiere que el año 2000 se diagnosticaron en el mundo más de 200,000 casos de melanoma y se produjeron 65,000 muertes asociadas a este tipo de cáncer. Evitar la exposición excesiva y utilizar filtro solar y ropa de protección son medidas preventivas eficaces.

Más para leer:

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?