SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cola de caballo (Equisetum arvense L.)

Cola de caballo (Equisetum arvense L.)

Resumen:

La cola de caballo (Equisetum arvense) se ha usado tradicionalmente en Europa como un diurético para el tratamiento de edemas (hinchazón/retención de fluidos). El panel de la Comisión Alemana E de Expertos ha aprobado la cola de caballo para esta indicación. También se usa a menudo en el tratamiento de la osteoporosis, nefroliatiasis (cálculos en los riñones), infección del tracto urinario y cicatrización de heridas (ungüento tópico). También se utiliza en cosméticos y champúes. Sin embargo, estos usos tienen una base más anecdótica y clínica que científica.

Existe evidencia preliminar en humanos que apoya el uso de la cola de caballo como diurético. Un ensayo en humanos con diseño deficiente encontró que la cola de caballo efectivamente aumenta la densidad del hueso de la misma manera que los suplementos de calcio.

En teoría (basados en mecanismos de acción) el consumo de la cola de caballo en grandes cantidades puede causar deficiencia de tiamina, hipocalemia (potasio bajo) o toxicidad por nicotina. Se han reportado efectos secundarios, incluida la dermatitis.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Antioxidante, antibacteriano, astringente, orinarse en la cama, hiperplasia benigna de próstata (agrandamiento de la próstata), alteración de la vejiga hemorragia, debilitamiento de las uñas, cáncer, usos cosméticos, úlceras quísticas, diabetes, hidropesía, dispepsia, edema, fiebre, líquido en los pulmones, congelación superficial, gonorrea, gota, pérdida del cabello, hematuria (sangre en la orina), hepatitis, picor, picor (crónico), enfermedad hepática, cálculos en el riñón, inflamación de las piernas, protección al hígado, malaria, menorragia (sangrado menstrual abundante), dolor menstrual, hemorragia nasal, inflamación de la próstata, estíptico (detiene el sangrado de cortadas en la piel), síndrome de Reiter, reumatismo, sedante, malestar estomacal, trastornos de la tiroides, tuberculosis, incontinencia urinaria, infección del tracto urinario, urolitiasis (cálculos en las vías urinarias), descargas vaginales, inflamación del tracto urinario, cicatrización de heridas.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Diuresis (incremento en la orina) (B)

    El uso de la cola de caballo se remonta a la medicina antigua en Roma y Grecia. El nombre Equisetum se deriva de equus, "caballo" y seta, "pelo". Las investigaciones preliminares en humanos y de laboratorio indican que la cola de caballo puede incrementar la cantidad de orina producida por el cuerpo. Se necesitan estudios adicionales para determinar si la cola de caballo es segura o útil para afecciones médicas específicas.

  • Osteoporosis (debilitamiento de los huesos) (C)

    El silicio puede ser beneficioso para el fortalecimiento de los huesos. Debido a que la cola de caballo contiene silicio, se ha indicado como un posible tratamiento natural para la osteoporosis. Los estudios preliminares en humanos reportan beneficios pero se necesita una investigación más exhaustiva antes de hacer una recomendación firme. Las personas con osteoporosis deben hablar con un proveedor médico calificado acerca del posible tratamiento con terapias de probada eficacia.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Las personas con alergias a las sustancias que se relacionan con la Equisetum arvense, o la nicotina deben evitar la cola de caballo. Se han reportado brotes en un paciente que tomó cola de caballo quien tenía conocimiento de tener sensibilidad a la nicotina.

Efectos secundarios y advertencias

Existen pocos estudios científicos o reportes de efectos secundarios con cola de caballo. Se usa más comúnmente en Alemania y Canadá, donde tradicionalmente se considera segura cuando se toma en dosis apropiadas. El Equisetum palustre (cola de caballo del pantano) contiene un ingrediente venenoso y se debe evitar. Existen reportes de algunos lotes de Equisetum arvense (cola de caballo) contaminados con el Equisetum palustre.

Grandes cantidades de cola de caballo pueden producir los síntomas de sobredosis de la nicotina, entre los que se incluyen fiebre, manos y pies fríos, ritmo cardiaco anormal, dificultad para caminar, debilidad muscular y pérdida de peso. Las personas que fuman o quienes usan los parches de nicotina o goma de mascar de nicotina deben evitar la cola de caballo. Los reportes de estudios en animales y un reporte de una persona alérgica a la nicotina describieron un brote después del uso de cola de caballo blanco. Otros reportes en animales describen náuseas, incremento en evacuaciones del intestino, incremento en la evacuación de orina, pérdida de las reservas de potasio del cuerpo y debilidad muscular. Las personas con trastornos hepáticos deben evitar la cola de caballo.

Los estudios en ratones indican que la cola de caballo puede cambiar la actividad de los riñones, con un control anormal de la cantidad de agua y potasio que se elimina. Teóricamente la cola de caballo puede causar un nivel bajo de potasio y esto puede tener efectos negativos en el corazón. Los individuos que tengan trastornos del ritmo cardiaco o que tomen digoxina deben tener precaución. Los estudios indican que la cola de caballo no cambia la presión arterial.

La cola de caballo contiene un ingrediente que destruye la tiamina (vitamina B1), la cual puede conducir a la deficiencia de la misma con un uso prolongado. Esto puede causar daño cerebral y al sistema nervioso en forma permanente, con consecuencias que incluyen confusión, dificultad para caminar, dificultades con la visión y el movimiento ocular y pérdida de memoria. Las personas que tienen deficiencia de tiamina (vitamina B1) o una escasa nutrición deben evitar la cola de caballo, ya que puede afectar aún más los niveles de tiamina. Los alcohólicos y las personas desnutridas, a menudo sufren de deficiencia de tiamina y la cola de caballo la puede empeorar.

Se debe evitar el uso en niños debido a los reportes de historias de envenenamiento con el uso de los tallos de cola de caballo como silbatos.

Debe evitarse en pacientes que tomen agentes antidiabéticos ya que se han reportado niveles bajos de azúcar en la sangre en pacientes con diabetes tipo 2 con especies diferentes de cola de caballo (Equisetum myriochaetum). Sin embargo, los efectos del Equisetum arvense no son claros.

Debe evitarse en pacientes con gota o que tomen agentes para prevenir la gota, ya que la cola de caballo ha mostrado aumentar la formación de cristales de ácido úrico en la orina.

Embarazo y lactancia

La cola de caballo no se recomienda durante el embarazo o la lactancia ya que no hay suficiente información disponible acerca de su seguridad. Es de particular interés el potencial para disminuirla tiamina (vitamina B1), potasio bajo y efectos semejantes a los producidos por la nicotina. Muchas tinturas tienen un alto contenido de alcohol y se deben evitar durante el embarazo.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

Algunas drogas diuréticas (píldoras de agua) pueden producir pérdida de agua y potasio en el cuerpo, por ejemplo los diuréticos del asa como la furosemida (Lasix®). El uso de la cola de caballo con ciertos diuréticos puede causar deshidratación o mayores deficiencias de potasio. Algunos laxantes y esteroides también pueden causar reducción en los niveles de potasio y no se deben combinar con la cola de caballo. Los individuos con trastornos del ritmo cardiaco quienes reciben tratamiento con digoxina (Lanoxin®) o digitoxina pueden ser especialmente sensibles a los niveles bajos de potasio y se deben controlar en dichos individuos.

La cola de caballo puede contener nicotina, un estimulante. Debido a que la cola de caballo puede estimular el cerebro y el sistema nervioso, se debe tener precaución cuando se combina con drogas estimulantes y con nicotina.

La cola de caballo puede interactuar con agentes para prevenir la gota, ya que ha mostrado incrementar la formación de cristales de ácido úrico en la orina.

Otras especies de cola de caballo han producido bajos niveles de azúcar en la sangre y por consiguiente la cola de caballo puede incrementar los efectos de los medicamentos para la diabetes. Sin embargo, los efectos clínicos en las terapias de diabetes no son claros.

La cola de caballo puede tener efectos aditivos cuando se toma con agentes para el tratamiento de la osteoporosis, ya que puede aumentar la densidad ósea. Sin embargo, los efectos anti-osteoporosis de la cola de caballo no se han establecido claramente.

Muchas tinturas contienen altos niveles de alcohol y pueden causar náuseas o vómito cuando se toman con metranidazol (Flagyl®) o disulfiram (Antabuse®).

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

El incremento en la producción de orina, deshidratación o desequilibrio de los electrolitos pueden ocurrir teóricamente cuando se usa la cola de caballo con hierbas que incrementan la evacuación de orina. En teoría, también se pueden presentar deshidratación o bajos niveles de potasio si la cola de caballo se usa con laxantes. La cola de caballo también puede interactuar con hierbas o suplementos que se toman para la gota o la osteoporosis, aunque falta evidencia que sustente esta afirmación.

En teoría, los niveles bajos de potasio debido al consumo de la cola de caballo pueden ser peligrosos en personas que usan hierbas que tienen actividad glicósida cardiaca, tales como la dedalera y la adelfa. Otras hierbas que disminuyen el potasio, como el regaliz, también deben evitarse cuando se consume cola de caballo.

La cola de caballo puede interactuar con estimulantes y hierbas y suplementos con propiedades similares, como la efedra y el regaliz.

Otras especies de cola de caballo han causado bajos niveles de azúcar en la sangre y por consiguiente la cola de caballo puede aumentar los efectos de los medicamentos para la diabetes. Sin embargo, los efectos clínicos en las terapias para la diabetes no son claros.

La cola de caballo puede descomponer la tiamina y puede causar deficiencia de la misma, y también puede tener efectos aditivos en pacientes que toman antioxidantes.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

Las dosis de cola de caballo que más se han reportado se basan en el uso histórico o en las opiniones de expertos. No existen estudios disponibles ni confiables en humanos que muestren la efectividad o la seguridad de la cola de caballo en una dosis específica. Se han usado dosis diferentes de cola de caballo, comenzando con cápsulas de 300 miligramos tomadas tres veces al día hasta 6 gramos por día. Se ha usado una dosis de un máximo de 6 tazas de té, con un contenido de 1.5 gramos de tallo seco en una taza de agua caliente. Una dosis común para tintura (1:1 en 25% alcohol) consiste en usar de 1 a 4 mililitros tres veces al día. Para el tratamiento de la osteoporosis se ha tomado un suplemento que contiene 270 miligramos de Osteosil®-calcio (una combinación de cola de caballo y calcio) dos veces al día por un año. Se ha aplicado a la piel un baño preparado con la mezcla de 10 cucharaditas de cola de caballo en agua fría puesta en remojo de 10 a 12 horas.

Niños (menores de 18 años)

No existe suficiente evidencia científica para recomendar el uso de la cola de caballo en niños. Se han reportado envenenamientos en niños que usan los tallos de la cola de caballo como un silbato.

Referencias:

  • Corletto F. [Female climacteric osteoporosis therapy with titrated horsetail (Equisetum arvense) extract plus calcium (osteosil calcium): randomized double blind study]. Miner Ortoped Traumatol 1999;50:201-206.
  • Dos Santos JG Jr, Blanco MM, Do Monte FH, et al. Sedative and anticonvulsant effects of hydroalcoholic extract of Equisetum arvense. Fitoterapia 2005 Sep;76(6):508-13.
  • Fabre B, Geay B, Beaufils P. Thiaminase activity in Equisetum arvense and its extracts. Plant Med Phytother 1993;26:190-197.
  • Gibelli C. The hemostatic action of Equisetum. Arch Intern Pharmacodynam 1931;41:419-429.
  • Graefe EU, Veit M. Urinary metabolites of flavonoids and hydroxycinnamic acids in humans after application of a crude extract from Equisetum arvense. Phytomedicine 1999;6(4):239-246.
  • Henderson JA, Evans EV, McIntosh RA. The antithiamine action of Equisetum. J Amer Vet Med Assoc 1952;120:375-378.
  • Joksic G, Stankovic M, Novak A. Antibacterial medicinal plants Equiseti herba and Ononidis radix modulate micronucleus formation in human lymphocytes in vitro. J Environ Pathol Toxicol Oncol 2003;22(1):41-48.
  • Katikova OI, Kostin I, Tishkin VS. [Hepatoprotective effect of plant preparations]. Eksp Klin Farmakol 2002;65(1):41-43.
  • Maeda H, Miyamoto K, Sano T. Occurrence of dermatitis in rats fed a cholesterol diet containing field horsetail (Equisetum arvense L.). J Nutr Sci Vitaminol (Tokyo) 1997;43(5):553-563.
  • Nitta A, Yoshida S, Tagaeto T. A comparative study of crude drugs in Southeast Asia. X. Crude drugs derived from Equisetum species. Chem Pharm Bull (Tokyo) 1977;25(5):1135-1139.
  • Oh H, Kim DH, Cho JH, et al. Hepatoprotective and free radical scavenging activities of phenolic petrosins and flavonoids isolated from Equisetum arvense. J Ethnopharmacol 2004;95(2-3):421-424.
  • Perez Gutierrez RM, Laguna GY, Walkowski A. Diuretic activity of Mexican equisetum. J Ethnopharmacol 1985;14(2-3):269-272.
  • Revilla MC, Andrade-Cetto A, Islas S, et al. Hypoglycemic effect of Equisetum myriochaetum aerial parts on type 2 diabetic patients. J Ethnopharmacol 2002;81(1):117-120.
  • Sudan BJ. Seborrhoeic dermatitis induced by nicotine of horsetails (Equisetum arvense L.). Contact Dermatitis 1985;13(3):201-202.
  • Tiktinskii OL, Bablumian IA. [Therapeutic action of Java tea and field horsetail in uric acid diathesis]. Urol Nefrol (Mosk) 1983;3(1):47-50.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?