SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Ciruelo africano (Prunus africanum, Pygeum africanum)

Ciruelo africano (Prunus africanum, Pygeum africanum)

Resumen:

El árbol Pygeum africanum (ciruelo africano) es un árbol alto de hoja perenne de la familia de las Rosáceas que se encuentra en las regiones de África Central y Meridional. Su corteza tiene uso medicinal desde hace miles de años. Los curanderos africanos tradicionales han usado la corteza para el tratamiento de trastornos de la vejiga y la micción (orina), síntomas asociados en particular con la hipertrofia prostática benigna (agrandamiento de la próstata). Históricamente, la corteza se muele y el polvo resultante se usa para hacer un té que se administra por vía oral, para el tratamiento de estas afecciones.

El árbol de ciruelo africano está en peligro de extinción por la demanda de su corteza para fabricar el extracto de P. africanum.

La mayoría de los ensayos de laboratorio realizados desde los años 1970 reportan mejoras en los síntomas de la hipertrofia prostática benigna al administrar el extracto de la corteza de Pygeum africanum, dentro de los que se incluyen frecuencia en la necesidad de orinar durante la noche, cantidad de flujo de orina y volumen residual de orina. Esta investigación ha dado alguna credibilidad y buena aceptación de este agente para el tratamiento de la hipertrofia prostática benigna en Europa. En Estados Unidos, el uso del ciruelo africano no es tan común; se utilizan comúnmente las drogas de venta bajo prescripción o la hierba palma enana americana para el tratamiento de esta afección.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Afrodisíaco, trastornos de los esfínteres de la vejiga, cáncer, fiebre, impotencia, inflamación, enfermedad renal, malaria, calvicie masculina, trastornos mentales, obstrucción parcial de la salida de orina, cáncer de próstata, adenoma prostático, prostatitis, psicosis, desempeño sexual, molestia estomacal, trastornos del tracto urinario, salud del tracto urinario.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Síntomas de la hipertrofia prostática benigna (A)

    Se ha observado que el ciruelo africano (extracto de corteza de P. africanum) ocasiona una mejoría adecuada de los síntomas urinarios asociados con el agrandamiento de la glándula prostática o su inflamación. Numerosos ensayos en seres humanos reportan que el ciruelo africano redujo significativamente la vacilación urinaria, la frecuencia urinaria, el número de veces que los pacientes necesitan levantarse durante la noche a orinar y micción dolorosa en hombres que sentían síntomas de intensidad leve o moderada. Sin embargo, el ciruelo africano no parece ser efectivo en la reducción del tamaño de la próstata o en la reversión del proceso de la hipertrofia prostática benigna. No existe claridad acerca de la efectividad o seguridad del ciruelo africano en comparación con otras terapias medicinales, tales como las drogas de venta bajo prescripción (dentro de las que se incluyen los bloqueadores alfa adrenérgicos o los inhibidores de la 5-alfa reductasa), intervenciones quirúrgicas u otros suplementos /hierbas tales como la palma enana americana. Actualmente, se está realizando un estudio en esta área. Los pacientes con síntomas urinarios o hipertrofia prostática benigna deben consultar con un profesional de la salud acerca de los diferentes tratamientos que se encuentran disponibles.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Las personas que tengan alergias conocidas al ciruelo africano deben evitar su uso.

Efectos secundarios y advertencias

La mayoría de los estudios indican una buena tolerancia al ciruelo africano, con efectos adversos similares a los del placebo (píldora de azúcar). Algunas personas pueden sentir molestias estomacales tales como diarrea, estreñimiento, dolor de estómago o náusea. Estas molestias usualmente son leves y habitualmente no causan que las personas suspendan el uso del ciruelo africano.

El uso seguro del ciruelo africano por períodos mayores a 12 meses no se ha establecido adecuadamente.

Embarazo y lactancia

No se recomienda el uso del ciruelo africano durante el embarazo o la lactancia dada la carencia de evidencia científica en esta área, así como de los posibles efectos hormonales.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

La utilización del ciruelo africano en conjunto con otras drogas utilizadas comúnmente en el tratamiento de síntomas del alargamiento de la próstata, conocidas como inhibidores de la 5-alfa-reductasa, tales como terazosina (Hytrin®) o finasterida (Propecia®, Proscar®), puede incrementar los efectos benéficos, aunque esto no ha sido estudiado adecuadamente.

En teoría, el ciruelo africano puede interactuar con el estrógeno u otras drogas con actividad hormonal (píldoras anticonceptivas). Aunque no hay bastante evidencia de ensayos clínicos, Pygeum puede tener unos efectos anti inflamatorios y efectos anti-cáncer.

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

La combinación del ciruelo africano con la palma enana americana (Serenoa repens) o la ortiga mayor (Urtica dioica) puede incrementar el efecto benéfico sobre la próstata. Existen productos combinados que contienen tanto ortiga mayor como ciruelo africano.

El ciruelo africano puede interactuar con hierbas/ suplementos que contengan químicos con efectos similares a aquellos de los estrógenos ("fitoestrógenos"). Aunque no hay bastante evidencia de ensayos clínicos, Pygeum puede tener unos efectos anti inflamatorios y efectos anti-cáncer.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

Para el tratamiento de la hipertrofia prostática benigna, se ha estudiado una dosis diaria de 75 a 200 miligramos de cápsulas de extracto de ciruelo africano estandarizado por vía oral, en una toma única o dividida en dos dosis iguales. Un estudio clínico en seres humanos indicó la efectividad en el tratamiento de la hipertrofia prostática benigna y de sus síntomas con el uso del ciruelo africano en conjunto con ortiga mayor (Urtica dioica).

Niños (menores de 18 años)

No existe suficiente evidencia científica para recomendar el uso del ciruelo africano en niños; existen posibles efectos secundarios.

Referencias:

  • Berges RR, Windeler J, Trampisch HJ, et al. Randomised, placebo-controlled, double-blind clinical trial of beta- sitosterol in patients with benign prostatic hyperplasia. Beta- sitosterol Study Group. Lancet 6-17-1995;345(8964):1529-1532.
  • Brackman F, Autet W. Once and twice daily dosage regimens of Pygeum africanum extract (PA): a double-blind study in patients with benign prostatic hyperplasia (BPH) [abstract]. J Urology 1999;161(4S):361.
  • Breza J, Dzurny O, Borowka A, et al. Efficacy and acceptability of tadenan (Pygeum africanum extract) in the treatment of benign prostatic hyperplasia (BPH): a multicentre trial in central Europe. Curr Med Res Opin 1998;14(3):127-139.
  • Chatelain C, Autet W, Brackman F. Comparison of once and twice daily dosage forms of Pygeum africanum extract in patients with benign prostatic hyperplasia: a randomized, double-blind study, with long-term open label extension. Urology 1999;54(3):473-478.
  • Dedhia RC, McVary KT. Phytotherapy for lower urinary tract symptoms secondary to benign prostatic hyperplasia. J Urol 2008 Jun;179(6):2119-25.
  • Donkervoort T, Sterling A, van Ness,J, et al. A clinical and urodynamic study of tadenan in the treatment of benign prostatic hypertrophy. Eur Urol 1977;3(4):218-225.
  • Edwards JL. Diagnosis and management of benign prostatic hyperplasia. Am Fam Physician 2008 May 15;77(10):1403-10.
  • Hutchison A, Farmer R, Verhamme K, et al. The efficacy of drugs for the treatment of LUTS/BPH, a study in 6 European countries. Eur Urol 2007;51(1):207-15; discussion 215-6.
  • Ishani A, MacDonald R, Nelson D, et al. Pygeum africanum for the treatment of patients with benign prostatic hyperplasia: a systematic review and quantitative meta-analysis. Am J Med 12-1-2000;109(8):654-664.
  • Krzeski T, Kazon M, Borkowski A, et al. Combined extracts of Urtica dioica and Pygeum africanum in the treatment of benign prostatic hyperplasia: double-blind comparison of two doses. Clin Ther 1993;15(6):1011-1020.
  • Melo EA, Bertero EB, Rios LA, et al. Evaluating the efficiency of a combination of Pygeum africanum and stinging nettle (Urtica dioica) extracts in treating benign prostatic hyperplasia (BPH): double-blind, randomized, placebo controlled trial. Int Braz J Urol 2002;28(5):418-425.
  • Natural Standard Research Collaboration, Chief Editors: Ulbricht C, Basch E, Natural Standard Herb and Supplement Reference - Evidence-Based Clinical Reviews, USA: Elsevier/Mosby, 2005.
  • Shenouda NS, Sakla MS, Newton LG, et al. Phytosterol Pygeum africanum regulates prostate cancer in vitro and in vivo. Endocrine 2007;31(1):72-81.
  • Strong KM. African plum and benign prostatic hypertrophy. J Herb Pharmacother 2004;4(1):41-46.
  • Wilt T, Ishani A, Mac Donald R, et al. Pygeum africanum for benign prostatic hyperplasia (Cochrane Review). Cochrane Database Syst Rev 2002;(1):CD001044.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?