SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cebolla albarrana (Urginea maritima, Scilla maritima)

Cebolla albarrana (Urginea maritima, Scilla maritima)

Resumen:

Se han descrito aproximadamente veinticinco especies de cebolla albarrana. Los expertos en hierbas distinguen las diferentes variedades de cebolla albarrana roja y blanca, aunque médicamente no existen distinciones esenciales en las propiedades medicinales de ambas. El bulbo se utiliza principalmente como estimulante, expectorante y diurético. El bulbo fresco tiene una actividad medicinal un poco mayor que la del bulbo seco, pero también contiene un jugo pegajoso y acre que puede causar inflamaciones cutáneas.

La cebolla albarrana parece tener efectos cardiacos similares a la digoxina, aunque en un menor grado, debido a que no se absorbe muy bien. Por lo tanto, se recomienda mucha precaución antes de utilizarla.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Abortifaciente (inductor de aborto), arritmia (ritmo cardiaco anormal), artritis, asma (con bronquitis), cáncer, tónico cardiaco, catarro (inflamación de la membrana mucosa), bronquitis crónica, crup (laringitis en infantes), caspa, diurético, hidropesía (hinchazón), hidropesía (cardiaca), edema (hinchazón), emético (inductor de vómito), expectorante, tónico capilar, afecciones del corazón, enfermedad del riñón, envenenamiento (ratas), lesión renal, seborrea, trastornos venosos, tos ferina.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Enfermedad de las arterias coronarias (C)

    Actualmente, no existe evidencia científica suficiente para hacer recomendaciones a favor o en contra del uso de la cebolla albarrana para la enfermedad de las arterias coronarias. Se requiere investigación adicional.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse en personas con alergia conocida o hipersensibilidad a la cebolla albarrana (Urginea maritime).

Efectos secundarios y advertencias

Debido a sus ingredientes glucósidos cardiacos, la cebolla albarrana tiene efectos adversos similares a la digitalis (una droga que regula la velocidad y fuerza del latido cardiaco), como por ejemplo arritmias (velocidad anormal del latido cardiaco) y bloqueo atrioventricular. Otros efectos adversos son dolores abdominales, vómito, sangre en el vómito, náuseas y convulsiones. Existen reportes de muertes. Cuando se frota sobre la piel, puede ocurrir irritación y erupción cutánea.

Después de la ingesta de Venocuran®, se reportaron fiebres recurrentes, artralgia (dolor en las articulaciones), mialgia (dolor muscular), leucocitosis (conteo alto de glóbulos blancos) y linfopenia (pérdida de linfocitos, una clase de glóbulos blancos). El Venocuran® fue retirado del mercado en 1975; no existe claridad si la Urginea maritima u otro de los ingredientes fueron causantes de los efectos adversos.

La cebolla albarrana no debe usarse en pacientes con problemas del corazón, del estómago o del intestino, tales como bloqueo atrioventricular de segundo o tercer grado, cardiomiopatía hipertrófica (corazón agrandado), síndrome del seno carotídeo, taquicardia ventricular, aneurisma aórtico torácico o síndrome de Wolff Parkinson White. Debe también evitarse en pacientes con niveles de potasio bajos o niveles de calcio altos.

Embarazo y lactancia

No se recomienda el uso de la cebolla albarrana en mujeres embarazadas o lactantes debido a la falta de evidencia científica disponible. La cebolla albarrana puede tener efectos abortifacientes (inducción de abortos).

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

La cebolla albarrana (Urginea maritime) ha demostrado tener efectos tóxicos similares a los producidos por los glucósidos cardiacos. En teoría, la cebolla albarrana puede tener efectos tóxicos aditivos cuando se usa junto con los glucósidos cardiacos tales como digoxina o digitoxina.

El uso concomitante de la cebolla albarrana con corticosteroides (esteroides) puede aumentar los efectos esperados así como los efectos adversos del uso de los coritocosteroides durante largo plazo. Se recomienda precaución.

Cuando se combina con quinidina (Quinidex®, Quinora®) o calcio, la cebolla albarrana puede incrementar el riesgo de toxicidad cardiaca y de efectos adversos. Los laxantes y diuréticos pueden agotar el potasio e incrementar el riesgo de toxicidad cardiaca cuando se toman con la cebolla albarrana. Debe consultarse con un profesional de cuidados de la salud o farmaceuta antes de combinar terapias.

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

La cebolla albarrana (Urginea maritime) ha demostrado efectos tóxicos similares a la toxicidad de los glucósidos cardiacos. En teoría, la cebolla albarrana puede tener efectos tóxicos aditivos cuando se usa con los glucósidos cardiacos, tales como la dedalera.

Cuando se combina con el calcio, la cebolla albarrana puede aumentar el riesgo de toxicidad cardiaca y de efectos adversos. Los laxantes, diuréticos y el regaliz pueden agotar el potasio e incrementar el riesgo de toxicidad cardiaca cuando se toman en conjunto con la cebolla albarrana.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores):

No existe una dosis comprobada como segura o efectiva para la cebolla albarrana. Tradicionalmente, los extractos, jarabes, tinturas y preparados de vinagre se ingieren por vía oral. También se han estudiado los efectos cardiovasculares de la cebolla albarrana utilizando una dosis intravenosa (inyectada) de 1 miligramo de metilproscillaridín (un glucósido cardiaco de la cebolla albarrana). Las inyecciones deben administrarse únicamente bajo la supervisión de un profesional de cuidados de la salud.

Niños (menores de 18 años):

No existe una dosis comprobada como segura o efectiva para el uso de la cebolla albarrana en niños, por lo que no se recomienda su uso.

Referencias:

  • Court WE. Squill - energetic diuretic. Pharm J 1985;235:194-197.
  • Dallari A, Barbaresi F. [Clinical experimentation with a cardiokinetic extracted from squill: 3-beta-ramnoside-14-beta-hydroxy-delta-4,20,22-bufatrienolide (proscillaridine A)]. Clin Ter 1965;35(2):126-141.
  • Stauch M, Grewe N, Belz GG. [Effect of proscillaridin-4'-methylether on pressure rise velocity in the left ventricle of patients with coronary heart disease (author's transl)]. Klin Wochenschr 1977;55(14):705-706.
  • Tuncok Y, Kozan O, Cavdar C, et al. Urginea maritima (squill) toxicity. J Toxicol Clin Toxicol 1995;33(1):83-86.
  • Walli F, Grob PJ, Muller-Schoop J. [Pseudo-(venocuran-)lupus--a minor episode in the history of medicine]. Schweiz Med Wochenschr 1981;111(38):1398-1405.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?