SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cata (Catha edulis)

Cata (Catha edulis)

Resumen:

Se cree que la cata se originó en Etiopía. Es una planta siempre-verde, floreciente, nativa del este de África tropical. La cata se ha cultivado por siglos para usarla como estimulante y precede al uso del café.

La cata es un agente que se ha utilizado en contextos sociales para inducir sensaciones de euforia y placer. Medicinalmente, se ha empleado para tratar depresión y para mejorar la capacidad laboral. También se ha utilizado como afrodisíaco, para tratar eyaculación precoz, y para aumentar el deseo sexual.

Actualmente, no hay ensayos clínicos bien diseñados que evalúen la cata para ninguna indicación. Dos ensayos pobremente documentados avaluaron la cata en la función cognitiva. Un estudio no reveló diferencia alguna en esta función en las personas mayores con el uso de la cata. En el otro estudio, su uso afectó negativamente el funcionamiento cognitivo.

Las hojas frescas de cata contienen catinona, una droga catalogada según el Anexo I de la Ley de Sustancias Controladas. Sin embargo, típicamente las hojas empiezan a deteriorarse después de 48 horas, lo cual causa que la composición química de la planta se desintegre. Una vez esto sucede, las hojas contienen catina, una droga catalogada según el Anexo IV. Actualmente, la cata es ilegal en Estados Unidos.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Supresor del apetito, depresión, úlceras gástricas, fatiga, infertilidad masculina, obesidad, capacidad laboral física, eyaculación precoz, mejoramiento de la actividad sexual, estimulante.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Función cognitiva (C)

    La cata se ha evaluado por sus efectos cognitivos; sin embargo, los resultados son mixtos ya que algunos estudios muestran beneficios y otros, efectos negativos. Se necesitan estudios adicionales en esta área para aclarar estos hallazgos.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Debe evitarse en individuos con alergia o hipersensibilidad conocidas a la Cathus edulis o a los miembros de la familia de las Celastráceas.

Efectos secundarios y advertencias

Las hojas frescas de cata contienen catinona, una droga catalogada según el Anexo I de la Ley de Sustancias Controladas; sin embargo, típicamente las hojas empiezan a deteriorarse después de 48 horas, lo cual hace que la composición química de la planta se desintegre. Una vez esto ocurre, las hojas contienen catina, una droga catalogada bajo el Anexo IV, y la cual es similar a la anfetamina en su estructura.

El efecto estimulante asociado con la cata se ha documentado con desvaríos, paranoia, hipomanía, cambios de humor, depresión, irritabilidad, insomnio y aumento en el estado de alerta. También ha habido reportes de alucinaciones hipnagógicas persistentes producidas por el uso de la cata.

La cata podría causar nerviosismo, pesadillas, agresividad, agitación, locuacidad, comportamiento maníaco e hiperactividad. Masticar cata implica una potencial dependencia, y podría llevar a adicción igualmente. Debe evitarse en pacientes con personalidades sicóticas. Úsese con precaución en pacientes con tics motores y síndrome de Tourette. En teoría, la cata podría exacerbar estas condiciones. Actualmente, la cata es ilícita en Estados Unidos.

Aunque no se ha estudiado bien en humanos, la cata podría incrementar las frecuencias respiratorias, aumentar la presión arterial sistólica y diastólica, además de la frecuencia cardiaca, o causar un infarto agudo del miocardio (ataque al corazón). Otros efectos secundarios reportados incluyen gastritis (inflamación del estómago), malnutrición, enfermedades hemorroidales, estreñimiento y carcinoma oral. Se debe evitar mantener cata en las mejillas por períodos extensos de tiempo para prevenir infecciones orales.

Úsese con precaución en pacientes con hipertensión (presión arterial alta), taquicardia (frecuencia cardiaca acelerada), o con enfermedades cardiovasculares, ya que la cata podría aumentar la presión arterial y la frecuencia cardiaca. También debe usarse con cautela en pacientes que toman antihipertensivos (agentes que reducen la presión arterial). Teóricamente, la cata pudiera antagonizar los efectos de estas drogas.

Se ha reportado infección hepática fasciola, una infección de parásitos luego de masticar hojas de cata. También se han notado pérdida de apetito y anorexia.

Se ha reportado que la metcatinona, un metilo derivado de la catinona, produce midriasis (dilatación de la pupila).

Úsese con precaución en pacientes que toman drogas o hierbas estimulantes. Se podrían presentar efectos estimulantes aumentados. Evítese conducir luego de usar cata; hay reportes de deterioro de las capacidades tanto para conducir como en la función sicológica. Evítese su uso en pacientes con glaucoma.

Embarazo y lactancia

No se recomienda el uso de cata a mujeres embarazadas o lactantes debido a posibles reducciones de peso al nacer, defectos de nacimiento e inhibición de la lactancia.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

Use la cata con precaución en pacientes que toman amoxicilina o ampicilina. La cata podría reducir la efectividad de estas drogas. Estos dos antibióticos, particularmente la ampicilina, deben tomarse dos horas luego de masticar cata.

Efectos simpaticomiméticos de la cata, tales como midriasis (dilatación de la pupila) e hipertensión (presión arterial alta), podrían antagonizar las drogas antiadrenérgicas, que incluyen clonidina, reserpina o terazosina.

En teoría, la cata podría antagonizar los efectos de medicamentos para el corazón o los agentes reductores de la presión arterial. Se ha reportado que la cata produce incrementos en la presión arterial sistólica y diastólica, y en la frecuencia cardiaca.

Debe usarse con cautela en pacientes que ingieren beta-bloqueadores o antidepresivos tricíclicos. Teóricamente, la cata podría incrementar el riesgo de efectos secundarios cardiovasculares con estas drogas.

La cata podría causar estimulación del sistema nervioso central y su uso con otros estimuladores de este sistema pudiera llevar a efectos acumulativos. Es posible que los efectos estimulantes y similares a los de la anfetamina se deban al alcaloide fenilalquilamina, la catinona.

En teoría, el uso concurrente de cata con inhibidores de la monoamina oxidasa podría causar una crisis hipertensiva (presión arterial alta).

Interacciones con hierbas y suplementos alimenticios

La cata podría antagonizar los efectos de hierbas y suplementos antihipertensivos (reductores de presión arterial). Se ha reportado que la cata produce un incremento en la presión arterial sistólica y diastólica, y en la frecuencia cardiaca. Se recomienda precaución.

Teóricamente, el uso concurrente de cata con hierbas que tengan actividad similar a los inhibidores de la monoamina oxidasa pudiera causar una crisis hipertensiva (presión arterial alta).

En teoría, la cata podría aumentar los efectos estimulantes si se toma con hierbas y suplementos estimulantes, tales como guaraná o efredra.

Dosificación:

Adultos (mayores de 18 años)

No se ha comprobado una dosis segura o efectiva para la cata. Sin embargo, se ha usado masticar entre 100 y 200 gramos de hojas frescas, una a la vez, por sus efectos estimulantes. El jugo puede tragarse mientras el residuo se retiene en las mejillas y se expulsa posteriormente. También se ha preparado un jugo combinando cata con agua y limón, mezcla que luego se cuela. Se puede hacer una tintura extrayendo los ingredientes activos a través de alcohol.

Niños (menores de 18 años)

No se ha comprobado una dosis segura o efectiva de cata para niños, y su uso no se recomienda.

Referencias:

  • Adeoya-Osiguwa SA, Fraser LR. Cathine and norephedrine, both phenylpropanolamines, accelerate capacitation and then inhibit spontaneous acrosome loss. Hum.Reprod. 2005;20(1):198-207.
  • Al Motarreb AL Broadley KJ. Coronary and aortic vasoconstriction by cathinone, the active constituent of khat. Auton.Autacoid.Pharmacol 2003;23(5-6):319-326.
  • Al Motarreb A, Briancon S, Al Jaber N, et al. Khat chewing is a risk factor for acute myocardial infarction: a case-control study. Br J Clin Pharmacol 2005;59(5):574-581.
  • Al Zubairi A, Al Habori M, Al Geiry A. Effect of Catha edulis (khat) chewing on plasma lipid peroxidation. J.Ethnopharmacol. 2003;87(1):3-9.
  • Belhadj-Tahar H, Sadeg N. Methcathinone: a new postindustrial drug. Forensic Sci Int 10-4-2005;153(1):99-101.
  • Dimba EA, Gjertsen BT, Bredholt T, et al. Khat (Catha edulis)-induced apoptosis is inhibited by antagonists of caspase-1 and -8 in human leukaemia cells. Br.J.Cancer 11-1-2004;91(9):1726-1734.
  • Hassan NA, Gunaid AA, El Khally FM, et al. Khat chewing and arterial blood pressure. A randomized controlled clinical trial of alpha-1 and selective beta-1 adrenoceptor blockade. Saudi.Med J 2005;26(4):537-541.
  • Hassan NA, Gunaid AA, El Khally FM, et al. The effect of chewing Khat leaves on human mood. Saudi.Med.J. 2002;23(7):850-853.
  • Kassim S, Croucher R. Khat chewing amongst UK resident male Yemeni adults: an exploratory study. Int Dent.J 2006;56(2):97-101.
  • Kuczkowski KM. Herbal ecstasy: cardiovascular complications of khat chewing in pregnancy. Acta Anaesthesiol.Belg. 2005;56(1):19-21.
  • Murugan N, Burkhill G, Williams SG, et al. The effect of khat chewing on gallbladder motility in a group of volunteers. J.Ethnopharmacol. 2003;86(2-3):225-227.
  • Nasher AA, Qirbi AA, Ghafoor MA, et al. Khat chewing and bladder neck dysfunction. A randomized controlled trial of alpha 1-adrenergic blockade. Br.J.Urol. 1995;75(5):597-598.
  • Patel NB. Mechanism of action of cathinone: the active ingredient of khat (Catha edulis). East Afr.Med.J. 2000;77(6):329-332.
  • Toennes SW, Kauert GF. Driving under the influence of khat--alkaloid concentrations and observations in forensic cases. Forensic Sci.Int. 2-10-2004;140(1):85-90.
  • Toennes SW, Harder S, Schramm M, et al. Pharmacokinetics of cathinone, cathine and norephedrine after the chewing of khat leaves. Br.J.Clin.Pharmacol. 2003;56(1):125-130.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?