Editar mi perfil

Cerrar

Cartílago de tiburón

Resumen:

El cartílago de tiburón es uno de los suplementos más populares en Estados Unidos, con alrededor de 40 marcas vendidas en 1995 solamente. Inicialmente utilizado para tratar cáncer, se popularizó en los años ochenta después de que una serie de estudios de dudosa calidad diera con curas "milagrosas."

Investigaciones de laboratorio y estudios realizados en animales a fin de determinar el efecto del cartílago de tiburón y de su producto derivado AE-941(Neovastat®), han demostrado sus propiedades benéficas contra el cáncer (antiangiogénesis) y antiinflamatorias. No obstante, actualmente no existe evidencia confiable suficiente sobre sus efectos en humanos como para pronunciarse en pro o en contra de su uso para tratar afecciones. Se están realizando numerosos estudios al respecto. Muchos ensayos cuentan con el patrocinio de la industria de la manufacturación de productos de cartílago de tiburón, lo cual cuestiona su imparcialidad.

La presentación comercial del cartílago de tiburón está generalmente compuesta de sulfato de condroitina (una variedad de glicosaminoglicano), que posteriormente el organismo descompone en glucosamina y otros productos finales. Aunque la condroitina y la glucosamina han sido extensamente estudiadas en relación con la artritis ósea, falta evidencia que apoye el uso de cartílago de tiburón no procesado para tratar dicha afección. El cartílago de tiburón contiene también calcio. Sus productores suelen promocionar su uso como fuente de calcio.

El costo de las dosis de suplemento de cartílago de tiburón comúnmente recomendadas se ubica entre los $700-1,000 dólares al mes.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Erupciones alérgicas de la piel, anti-inflamatoria, arteriosclerosis (arterias obstruidas), infecciones bacterianas, enfermedades degenerativas (crónicas), retinopatía diabética, diarrea, estimulante del sistema inmunológico, trastornos intestinales, infecciones por hongos, glaucoma, trastornos intestinales, sarcoma de Kaposi, enfermedades de los riñones, cálculos renales, trastornos del sistema nervioso, osteoporosis, síndrome de Reiter, sarcoidosis, cicatrización, síndrome de Sjogren, brote en la piel, lupus eritematoso sistémico, cicatrización de heridas, prevención de arrugas.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Artritis (C)

    El sulfato de condroitina, un componente del cartílago de tiburón, ha mostrado ser beneficiosa en pacientes con artritis ósea. Sin embargo, las concentraciones de condroitina en los productos de cartílago de tiburón pueden ser demasiado bajas como para ser beneficiosa. Se propone que la facultad del cartílago de tiburón para reducir inflamaciones e inhibir la formación de nuevos vasos sanguíneos resulta beneficiosa para la artritis reumatoide. Sin embargo, la investigación en esa área es escasa y son necesarios más estudios antes de poder hacer recomendaciones firmes en ese sentido.

  • Cáncer (C)

    La propuesta de usar el cartílago de tiburón en tratamientos contra el cáncer tiene ya varias décadas. Según estudios, se ha mostrado que el cartílago de tiburón y el producto AE 941 (Neovastat®) inhiben el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos, proceso conocido como "antiangiogénesis" y del cual se cree que tiene una función en el control del crecimiento de algunos tipos de tumor. También se ha informado de un considerable número de tratamientos exitosos en pacientes en etapa terminal de cáncer, cuyo éxito se atribuye al cartílago de tiburón. Sin embargo, dichos tratamientos no fueron bien diseñados o no incluyeron comparaciones con otros tratamientos convencionales. Muchos estudios han recibido financiamiento de empresas fabricantes de productos de cartílago de tiburón, lo que pudiera influenciar sus resultados. En Estados Unidos no se permite afirmar que los productos de cartílago de tiburón curan el cáncer; y la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. ha enviado advertencia a los fabricantes para que no le hagan publicidad para ese uso. Sin nueva evidencia de ensayos, bien diseñados, en humanos, no se logrará aclarar si el cartílago de tiburón es de algún beneficio en tratamientos de cáncer. Se recomienda a los pacientes consultar a su médico o farmaceuta antes de iniciar su consumo.

  • Degeneración macular (C)

    Se ha planteado que el uso de cartílago de tiburón y del producto AE-941 (Neovastat®) puede ser útil en pacientes con degeneración macular. Aunque una reducida cantidad de investigaciones sugiere posibles efectos benéficos, es necesario realizar más estudios antes de poder hacer recomendaciones al respecto.

  • Dolor (C)

    Según estudios de laboratorio el cartílago de tiburón puede reducir inflamaciones. Sin embargo, no está claro si su uso es seguro o de utilidad en el tratamiento del dolor en humanos.

  • Soriasis (C)

    El cartílago de tiburón ha sido probado en tratamientos orales y dermatológicos de la soriasis. Sin embargo no se han obtenido beneficios claros y es necesaria más investigación antes de poder llegar a una conclusión.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Se pueden presentar reacciones de alergias al cartílago de tiburón o a cualquiera de sus componentes, aunque existe escasa información sobre humanos al respecto. Debe usarse con precaución en pacientes alérgicos al azufre ya que los productos pueden ser sulfatados.

Efectos secundarios y advertencias

Es escaso el número de investigaciones publicadas que indiquen que el cartílago de tiburón es bien tolerado por la mayoría de las personas en las dosis recomendadas. Los efectos adversos más comunes son malestar estomacal de grado suave a moderado, así como náuseas. Varios estudios reportan que los pacientes suspendieron la ingesta de cartílago de tiburón debido a malestar gastrointestinal, cólicos e inflamación abdominal. También se ha reportado daño hepático y alteración del sentido del gusto.

Los efectos secundarios poco frecuentes en los estudios o tradicionalmente, incluyen confusión, debilidad muscular, sensaciones disminuidas, debilidad generalizada, mareos, fatiga, aumento o disminución de los niveles de azúcar en la sangre y baja presión arterial. Los productos de cartílago de tiburón pueden contener altos niveles de calcio, lo que puede resultar peligroso en aquellos pacientes con enfermedades renales, arritmias, tendencia a la formación de cálculos renales, así como en aquellos pacientes con tipos de cáncer que aumentan los niveles de calcio. En teoría, debido a que inhibe el crecimiento de vasos sanguíneos, el cartílago de tiburón puede resultar peligroso en personas con enfermedades cardiacas o con arteriopatías periféricas (enfermedades vasculares periféricas). En teoría, la cicatrización de heridas y recuperación posquirúrgica o trauma pueden verse reducidas.

En el informe de un caso se relaciona la inhalación de polvo de cartílago de tiburón para tratar un ataque de asma, con el resultado del fallecimiento de un hombre de 38 años.

Embarazo y lactancia

No se recomienda el uso de cartílago de tiburón durante el embarazo o lactancia. El cartílago de tiburón puede bloquear el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos, otras drogas con efectos similares, como la talidomida, pueden causar nacimientos defectuosos. Son escasos los estudios de cartílago de tiburón al respecto.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

El cartílago de tiburón puede contener altas dosis de calcio y puede elevar peligrosamente los niveles de calcio en la sangre si es combinado con drogas de las que se sabe aumentan el calcio en la sangre. Por ejemplo el uso prolongado de diuréticos tiazida como la clorotiazida (Diuril®) y antiácidos como Tums®. En teoría, el efecto del cartílago de tiburón puede sumarse a los efectos de drogas y de agentes experimentales que bloquean el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos. Según estudios realizados en animales, la droga anticáncer cisplatín y el cartílago de tiburón pueden usarse conjuntamente contra tumores, aunque falta evidencia confiable que apoye el uso en humanos.

Poca evidencia indica que el cartílago de tiburón puede disminuir el nivel de azúcar en la sangre. Se recomienda prudencia en el uso de medicamentos que puedan disminuir el azúcar en la sangre. Aquellos pacientes que toman drogas para la diabetes por vía oral o insulina, deben ser observados estrechamente por personal médico calificado y puede ser necesario hacer ajustes en la medicación.

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

Los productos de cartílago de tiburón pueden contener altas dosis de calcio y pueden aumentar peligrosamente los niveles de calcio en la sangre si se combinan con suplementos o antiácidos. El sulfato de condroitina y la glucosamina pueden tener efectos acumulativos cuando se toman junto con el cartílago de tiburón. Alguna evidencia indica que el cartílago de tiburón puede disminuir los niveles de azúcar en la sangre. Se recomienda prudencia cuando se use en combinación con hierbas o suplementos que a su vez pueden bajar el azúcar de la sangre. Es posible que sea necesario vigilar los niveles de glucosa en la sangre así como realizar ajustes en la medicación.

Pequeñas cantidades de elementos encontrados en el cartílago de tiburón en mayor cantidad que en otros peces o huesos de animales, incluyen hierro, cinc, selenio, manganeso, cobre, molibdeno, titanio y estroncio.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

Se ha estudiado la ingesta de 0.2 a 2 gramos por kilogramo de peso corporal al día, administradas por vía oral en dos o tres dosis divididas.

Se han ingerido de 80 a 100 gramos de extracto de cartílago de tiburón molido por vía oral al día, divididos en dosis de dos a cuatro tomas. Las dosis del AE-941 (Neovastat®), un derivado del cartílago de tiburón disponibles para estudios clínicos, varían desde 30 a 240 mililitros al día, ingeridas por vía oral o 20 miligramos por kilogramo, dos veces al día. También se han estudiado dosis rectales de 15 gramos al día o 0.5 a 1 gramo por kilogramo de peso corporal al día, divididos en dos a tres dosis (preparados en enemas).

Existen cremas para aplicar sobre la piel con concentraciones de 5% a 30% de cartílago de tiburón, las cuales son recomendadas por algunos doctores para el tratamiento de la soriasis, aplicadas solas o en conjunto con cartílago de tiburón ingerido vía oral, durante cuatro a seis semanas. También existen estudios que han utilizado preparados a 5% y 10%, aplicados a diario.

Niños (menores de 18 años)

No se recomienda el uso de cartílago de tiburón en niños debido a la falta de estudios científicos y al riesgo potencial de bloqueo en el desarrollo de vasos sanguíneos. Se tiene referencia del caso de un niño de nueve años que murió cuatro meses después de haber recibido cartílago de tiburón para tratar su tumor cerebral.

Referencias:

  • Batist G, Patenaude F, Champagne P, et al. Neovastat (AE-941) in refractory renal cell carcinoma patients: report of a phase II trial with two dose levels. Ann Oncol 2002;13(8):1259-1263.
  • Escudier B, Choueiri TK, Oudard S, et al. Prognostic factors of metastatic renal cell carcinoma after failure of immunotherapy: new paradigm from a large phase III trial with shark cartilage extract AE 941. J Urol 2007 Nov;178(5):1901-5.
  • Dupont E, Savard RE, Jourdain C, et al. Antiangiogenic properties of a novel shark cartilage extract: potential role in the treatment of psoriasis. J Cutan Med Surg 1998;2(3):146-152.
  • Gingras D, Boivin D, Deckers,C, et al. Neovastat-a novel antiangiogenic drug for cancer therapy. Anticancer Drugs 2003;14(2):91-96.
  • Hassan ZM, Feyzi R, Sheikhian A, et al. Low molecular weight fraction of shark cartilage can modulate immune responses and abolish angiogenesis. Int Immunopharmacol 2005;5(6):961-970.
  • Hyodo M, Mikami T, Faissner A, et al. Nationwide survey on complementary and alternative medicine in cancer patients in Japan. J Clin Oncol 4-20-2005;23(12):2645-2654.
  • Kralovec JA, Guan Y, Metera K, et al. Immunomodulating principles from shark cartilage. Part 1. Isolation and biological assessment in vitro. Int Immunopharmacol 2003;3(5):657-669.
  • Lagman R, Walsh D. Dangerous nutrition? Calcium, vitamin D, and shark cartilage nutritional supplements and cancer-related hypercalcemia. Support Care Cancer 2003;11(4):232-235.
  • Leitner SP, Rothkopf MM, Haverstick DD, et al. Two phase II studies of oral dry shark cartilage powder (SCP) in patients with either metastatic breast or prostate cancer refractory to standard treatment. Amer Soc Clin Oncol 1998;17:A240.
  • Miller DR, Anderson GT, Stark JJ, et al. Phase I/II trial of the safety and efficacy of shark cartilage in the treatment of advanced cancer. J Clin Oncol 1998;16(11):3649-3655.
  • Ortega HG, Kreiss K, Schill DP, et al. Fatal asthma from powdering shark cartilage and review of fatal occupational asthma literature. Am J Ind Med 2002;42(1):50-54.
  • Riviere M, Falardeau P, Latreille J, et al. Phase I/II lung cancer clinical trial results with AE-941 (Neovastat®) an inhibitor of angiogenesis. Clin Invest Med (supplement) 1998;S14.
  • Riviere M, Latreille J, Falardeau P. AE-941 (Neovastat), an inhibitor of angiogenesis: phase I/II cancer clinical trial results. Cancer Invest 1999;17(suppl 1):16-17.
  • Roudebush P, Davenport DJ, Novotny BJ. The use of nutraceuticals in cancer therapy. Vet Clin North Am Small Anim Pract 2004;34(1):249-69, viii.
  • Volpi N. Oral absorption and bioavailability of ichthyic origin chondroitin sulfate in healthy male volunteers. Osteoarthritis Cartilage 2003;11(6):433-441.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de HolaDoctor a tu correo