SEAMOS AMIGOS

Editar mi perfil

Cardo lechero (Silybum marianum)

Cardo lechero (Silybum marianum)

Resumen:

El cardo amargo se ha utilizado medicinalmente durante más de 2,000 años, utilizado comúnmente para el tratamiento de trastornos del hígado y de la vesícula biliar. Un compuesto flavonoide llamado silimarina puede ser extraído de las semillas del cardo lechero, y se cree que es el componente biológico activo. Los términos "cardo lechero" y "silimarina" a veces se utilizan con el mismo significado.

Los productos del cardo lechero son populares en Europa y en los Estados Unidos para varios tipos de enfermedades del hígado. A pesar de que se han publicado numerosos estudios en humanos, la mayoría de los estudios no han sido bien diseñados ni reportados.

Usos:

Los siguientes usos están basados en la tradición, teorías científicas o investigación limitada. A menudo no se han probado completamente en humanos y no siempre se han demostrado su seguridad y eficacia. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado. Podría haber otros usos propuestos que no están señalados a continuación.

Lesiones agudas del hígado, reacciones tóxicas por amiodarona, antibacteriano, asma, mal aliento, sangrado, bronquitis, estreñimiento, dolor de nervios por diabetes, eczema, hígado graso, enfermedad de vesícula biliar, cálculos biliares, resaca, hemorroides, hipertiroidismo, inmunomodulador, inmunoestimulante, inflamación, lesiones isquémicas, protección de hígado, pérdida de apetito, malaria, problemas menstruales, nutrición (suplemento alimenticio), capacidad física para trabajar, plaga, soriasis, toxicidad por radiación, mordeduras de serpientes, trastornos del bazo, filtro solar, tumores, úlceras, venas varicosas.

Evidencia:

Se han sometido a prueba los siguientes usos en humanos o animales. La seguridad y eficacia de los mismos no siempre se han demostrado. Algunas de estas afecciones son potencialmente serias y las debe evaluar un proveedor médico calificado.

  • Cirrosis (B)

    Múltiples estudios de Europa sugieren que hay beneficios en el uso de cardo lechero para la cirrosis. En experimentos de hasta cinco años de duración, el cardo lechero ha mejorado la función del hígado y ha disminuido el número de muertes que ocurren en pacientes cirróticos. Aunque estos resultados son prometedores, la mayoría de los estudios han sido mal diseñados. Se necesita hacer mejor investigación antes de poder hacer una recomendación firme.

  • Enfermedades del hígado (crónicas) (B)

    Varios estudios del cardo lechero por vía oral para tratar hepatitis causada por virus o alcohol reportan mejoría en pruebas del hígado. Sin embargo, la mayoría de los estudios han sido pequeños y mal diseñados. Se necesita hacer mejor investigación antes de poder hacer una recomendación firme.

  • Hepatitis viral aguda (C)

    La investigación del cardo lechero para la hepatitis viral aguda no ha brindado resultados claros, y el cardo lechero no puede ser recomendado para esta afección que potencialmente podría ser muy grave.

  • Envenenamiento por hongos amanita phalloides (C)

    El cardo lechero se ha usado tradicionalmente para tratar el envenenamiento por hongos Amanita phalloides. Sin embargo, no hay suficientes estudios confiables en humanos para apoyar el uso del cardo lechoso.

  • Cáncer (C)

    Hay reportes preliminares de experimentos en laboratorios que indican que los compuestos químicos silimarina y silibinina en el cardo lechero reducen el crecimiento de células cancerosas en el cáncer de pecho, cervical y de próstata en humanos. También hay un reporte de un paciente con cáncer de hígado cuya condición mejoró después del tratamiento con cardo lechero. Sin embargo, esta investigación es demasiado prematura para sacar conclusiones concretas, y dichos efectos no se han mostrado en pruebas de alta calidad en humanos.

  • Diabetes (en pacientes con cirrosis) (C)

    Un número pequeño de estudios indica posibles mejorías en el control del azúcar en la sangre en pacientes cirróticos con diabetes. Sin embargo, no hay suficiente evidencia científica para recomendar cardo lechero para este uso.

  • Dispepsia (indigestión) (C)

    Una preparación herbal que contiene el cardo lechoso (o 'cardo mariano') es posiblemente efectiva en disminuir la dispepsia funcional. Sin embargo, el cardo lechoso por sí solo no ha sido ivestigado.

  • Colesterol alto (C)

    A pesar de que la investigación en animales y en laboratorio sugiere que los efectos de disminución del colesterol con el cardo lechero, los estudios en humanos han ofrecido resultados poco claros. Se necesitan más estudios antes de poder hacer una recomendación firme.

  • Daño en el hígado por drogas o toxinas (C)

    Varios estudios sugieren que hay beneficios posibles del cardo lechero para tratar o prevenir el daño al hígado causado por drogas o productos químicos tóxicos. Los resultados de esta investigación no son claros, y la mayoría de los estudios han sido mal diseñados. Por lo tanto, no hay suficiente evidencia científica para recomendar el cardo lechero para este uso.

  • Síndrome premenstrual (C)

    Una preparación herbal que contiene el cardo lechoso (o 'cardo mariano') es posiblemente efectiva en disminuir los síntomas menopausales. Sin embargo, el cardo lechoso por sí solo no ha sido ivestigado.

Seguridad:

Los profesionales de la salud que tienen instrucción formal practican muchas técnicas complementarias, de acuerdo con los estándares de organizaciones nacionales. No obstante, este no es el caso universal; es posible que se presenten efectos adversos. Debido a la limitada investigación existente, en algunos casos solamente hay poca información disponible sobre la seguridad del tratamiento.

Alergias

Las personas con alergias a plantas de la familia del aster (Compositae, Asteraceae) o a las margaritas, alcachofas, cardo común, kiwi o algún constituyente de la familia del cardo lechero (silibinina, siliquistina, silidianina, silimonina, siliandrina) pueden tener reacciones alérgicas al cardo lechero. Se ha reportado una reacción de choque anafiláctico (una reacción alérgica severa) al té o tabletas de cardo lechero en varios pacientes. En general, la silimarina tiene una historia de buena seguridad con reportes publicados de trastornos estomacales y erupciones de la piel poco usuales.

Efectos secundarios y advertencias

El cardo lechero parece ser bien tolerado en dosis recomendadas hasta seis años. Algunos pacientes en estudios han experimentado trastornos estomacales, dolor de cabeza y comezón. Hay reportes poco usuales de pérdida apetito, gas, acidez, diarrea, dolor en las articulaciones, e impotencia debido al uso del cardo lechero. Una persona experimentó sudor, nausea, dolor estomacal, diarrea, vómito, debilidad y un colapso después de tomar cardo lechero. Esta reacción puede haberse debido a una reacción alérgica, y se mejoró después de 24 horas. Altos niveles de enzima del hígado en una persona que tomó cardo lechero volvió a la normalidad al dejar de tomar la hierba.

En teoría, el cardo lechero puede bajar los niveles de azúcar en la sangre. Se recomienda precaución en pacientes con diabetes o hipoglucemia, y en aquellos que están tomando medicamentos, hierbas o suplementos que afectan los niveles de azúcar en la sangre. Los niveles séricos de glucosa pueden necesitar ser observados por un profesional de la salud, y puede ser necesario ajustar el medicamento.

En teoría, debido a que el extracto de la planta del cardo lechero puede tener efectos estrogénicos, las mujeres con afecciones de sensibilidad hormonal deben evitar el cardo lechero en lugares por encima de la tierra. Algunas de estas afecciones incluyen cáncer de pecho, uterino, u ovárico, endometriosis y fibroides uterinos. No se ha comprobado que el extracto de las semillas de cardo lechero que se utiliza más comúnmente tenga efectos estrogénicos.

Se ha relacionado la ingestión del cardo lechero con la exacerbación de la hemocromatosis.

Embarazo y lactancia

Históricamente, el cardo lechero se ha utilizado para mejorar el flujo de leche maternal, y dos estudios breves del cardo lechero en mujeres embarazadas no reportan efectos secundarios. Sin embargo, por ahora no hay suficiente evidencia para apoyar el uso seguro del cardo lechero durante el embarazo o lactancia.

Las posibles interacciones:

Interacciones con drogas

Algunos estudios en animales sugieren que el cardo lechero puede interferir con la manera en que el cuerpo procesa algunas drogas utilizando el sistema de enzima del hígado "citocromo P450." Como resultado, los niveles de estas drogas pueden incrementarse en la sangre, y pueden causar efectos más intensos o reacciones adversas. Muchos tipos de drogas pueden ser afectadas. Las personas deben hablar con un profesional de la salud para obtener una lista de dichas drogas y sus interacciones posibles. En teoría, el cardo lechero puede bajar los niveles de azúcar en la sangre. Se recomienda precaución cuando se utilizan medicamentos que también bajan el nivel de azúcar en la sangre. Los pacientes que toman medicamentos para la diabetes por vía oral o insulina, deben ser observados cuidadosamente por un profesional de la salud. Puede ser necesario hacer ajustes en el medicamento.

Se ha reportado una interacción posible con fenitona (Dilantin®) con el cardo lechero. Sin embargo, los resultados no son muy claros.

Se ha reportado que los ingredientes del cardo lechero previenen la toxicidad amiodarona en estudios con animales. En base a los estudios de laboratorio y con animales, el cardo lechero puede aumentar los efectos de drogas para la quimioterapia, como doxorubicina, cisplatina y carboplatina. El cardo lechero puede interactuar con agentes hormonales, alcohol, o drogas antirretrovirales.

Interacciones con hierbas y suplementos dietéticos

Algunos estudios en animales sugieren que el cardo lechero puede interferir con la manera en que el cuerpo procesa algunas hierbas o suplementos utilizando el sistema de enzima del hígado "citocromo P450." Como resultado, los niveles de estas hierbas o suplementos pueden ser demasiado altos en la sangre. También pueden alterar los efectos que otras hierbas o suplementos tienen el el sistema P450.

El cardo lechero puede bajar los niveles de azúcar en la sangre. Se recomienda precaución cuando se utilizan hierbas o suplementos que pueden también bajar el nivel de azúcar en la sangre. Los niveles de glucosa pueden requerir ser observados cuidadosamente, y se puede necesitar hacer ajustes en las dosis.

El cardo lechero también puede interactuar con hierbas y suplementos con efectos hormonales, antirretrovirales o antioxidantes. El cardo lechero puede afectar a la absorción del hierro y retardar el metabolismo de calcio.

Dosificación:

Adultos (18 años y mayores)

Se ha estudiado la silimarina (Legalon®) en 230 a 600 miligramos por día divididos en 2 ó 3 dosis.

También se ha estudiado Silipide® (IdB 1016) en 160 a 480 miligramos por día en equivalentes a silibina.

Niños (menores de 18 años)

No hay suficiente evidencia científica para recomendar el uso del cardo lechero en niños.

Referencias:

  • Ladas EJ, Kelly KM. Milk thistle: is there a role for its use as an adjunct therapy in patients with cancer? J Altern Complement Med 2003;9(3):411-416.
  • Lawrence V, Jacobs B, Dennehy C, et al. Report on milk thistle: effects on liver disease and cirrhosis and clinical adverse effects. Evidence Report/Technology Assessment No. 21 (Contract 290-97-0012 to the San Antonio Evidence-based Practice Center, based at the University of Texas Health Science Center at San Antonio, and The Veterans Evidence-based Research, Dissemination, and Implementation Center, a Veterans Affairs Services Research and Development Center of Excellence). AHRQ Publication No. 01-E025. Rockville, MD: Agency for Healthcare Research and Quality. October 2000.
  • Lucena MI, Andrade RJ, de la Cruz JP, et al. Effects of silymarin MZ-80 on oxidative stress in patients with alcoholic cirrhosis. Results of a randomized, double-blind, placebo-controlled clinical study. Int J Clin Pharmacol Ther 2002;40(1):2-8.
  • Madisch A, Melderis H, Mayr G, et al. [A plant extract and its modified preparation in functional dyspepsia. Results of a double-blind placebo controlled comparative study]. Z Gastroenterol 2001;39(7):511-517.
  • McCord A. Milk thistle may help improve liver health in people with HIV and hepatitis C. Proj Inf Perspect. 2008 Sep;(46):18.
  • Melhem A, Stern M, Shibolet O, et al. Treatment of chronic hepatitis C virus infection via antioxidants: results of a phase I clinical trial. J Clin Gastroenterol 2005 Sep;39(8):737-42.
  • Pares A, Planas R, Torres M, et al. Effects of silymarin in alcoholic patients with cirrhosis of the liver: results of a controlled, double-blind, randomized and multicenter trial. J Hepatol 1998;28(4):615-621.
  • Rambaldi A, Jacobs BP, Iaquinto G, et al. Milk thistle for alcoholic and/or hepatitis B or C liver diseases--a systematic cochrane hepato-biliary group review with meta-analyses of randomized clinical trials. Am J Gastroenterol 2005 Nov;100(11):2583-91.
  • Rambaldi A, Jacobs BP, Gluud C. Milk thistle for alcoholic and/or hepatitis B or C virus liver diseases. Cochrane Database Syst Rev. 2007 Oct 17;(4):CD003620. Update of Cochrane Database Syst Rev 2005;(2):CD003620.
  • Schroder FH, Roobol MJ, Boeve ER, et al. Randomized, double-blind, placebo-controlled crossover study in men with prostate cancer and rising PSA: effectiveness of a dietary supplement. Eur Urol 2005 Dec;48(6):922-30; discussion 930-1.
  • Tyagi AK, Singh RP, Agarwal C, et al. Silibinin strongly synergizes human prostate carcinoma DU145 cells to doxorubicin-induced growth Inhibition, G2-M arrest, and apoptosis. Clin Cancer Res 2002;8(11):3512-3519.
  • Velussi M, Cernigoi AM, Viezzoli L, et al. Silymarin reduces hyperinsulinemia, malondialdehyde levels, and daily insulin need in cirrhotic diabetic patients. Curr Ther Res 1993;53(5):533-545.
  • Velussi M, Cernigoi AM, De Monte A, et al. Long-term (12 months) treatment with an anti-oxidant drug (silymarin) is effective on hyperinsulinemia, exogenous insulin need and malondialdehyde levels in cirrhotic diabetic patients. J Hepatol 1997;26(4):871-879.
  • Whittington C. Exacerbation of hemochromatosis by ingestion of milk thistle. Can Fam Physician 2007 Oct;53(10):1671-3.
  • Zuber R, Modriansky M, Dvorak Z, et al. Effect of silybin and its congeners on human liver microsomal cytochrome P450 activities. Phytother Res 2002;16(7):632-638.

Natural Standard Bottom Line Monograph, Copyright © 2010 (www.naturalstandard.com). Se prohíbe su distribución comercial. Esta monografía tiene la intención de servir para fines informativos únicamente, por lo cual no se debe interpretar como un consejo médico específico. Usted deberá consultar con un proveedor médico calificado antes de tomar decisiones respecto a terapias y/o afecciones de salud.

No obstante se han estudiado de forma científica ciertas técnicas complementarias y alternas, para la mayoría de las terapias hay limitación o controversia sobre los datos de alta calidad respecto a la seguridad, eficacia y mecanismo de acción. Se recomienda, al máximo posible, que los practicantes cuenten con licencias expedidas por una organización profesional reconocida que se adhiera a normas claramente publicadas. Además, antes de iniciar una nueva técnica o contratar a un practicante, se recomienda que los pacientes consulten con su(s) proveedor(es) médico(s) principal(es). Se deben considerar atentamente los beneficios y riesgos potenciales (incluye los costos financieros) así como las alternativas. La siguiente monografía está diseñada para ofrecer una historia y un resumen de la investigación con orientación clínica, y la misma ni defiende ni se opone al uso de una terapia en particular.

 

INSCRÍBETE YA AL NEWSLETTER
Recibe alertas y noticias de Medicina Natural a tu correo

Enviamos un correo de bienvenida a {{email}}, pero al parecer ese destinatario no existe.

¿Es correcto este email?